“Huachicolero”, ficción fílmica de Nito Arrache

Hace cuatro años, el guionista y realizador de cortometrajes Édgar Nito Arrache, oriundo de Irapuato, escuchó sobre el robo de combustible a ductos de Pemex en su terruño y sintió que le había llegado el tema para su ópera prima. Así, en marzo de 2017 emprendió el rodaje del drama-thriller Huachicolero –protagonizado por el joven Eduardo Banda–, premiado en el Festival de Tribeca, Nueva York, hace un par de meses. Aún sin empresa distribuidora, llevó su cinta a concurso en la edición 22 del Internacional de Cine de Guanajuato.

GUANAJUATO (Proceso).- El largometraje Huachicolero, ópera prima de Édgar Nito Arrache, se ideó y filmó antes de que el robo y la venta ilegal de gasolina cobrara importancia en los medios informativos y lo atendiera el actual gobierno.

El director de este drama-thriller (de 93 minutos) comenta que hace cuatro años escuchó a la gente de su natal Irapuato, Guanajuato, hablar del huachicoleo, aunque era un asunto muy local:

“Radico en la Ciudad de México pero voy seguido a Irapuato. Ahí cerca se encuentra la refinería de Salamanca. En 2015 me enteré del robo de combustible; me sorprendió que existiera ese fenómeno y pensé que debía crear una película de ficción de esa situación en Guanajuato, hurto que entonces casi nadie conocía. Decidimos abordar el tema con lo poco que sabíamos, lo que escuchábamos de boca en boca y la poca información disponible en los medios locales.”

Quiso centrar la historia en un adolescente “porque es una etapa de la vida en la que no necesariamente medimos los riesgos al tomar una acción y es una edad en la cual es muy fácil cometer errores. En México sabemos que hay muchos jóvenes que ingresan a ese tipo de mundos ilegales para obtener dinero fácil”.

Huachicolero ganó el premio al Mejor Nuevo Director Narrativo en el Festival de Cine de Tribeca (efectuado del 25 de abril al 5 de mayo de este año en Nueva York) y el Premio del Público en el Festival Hola México (organizado del 31 de mayo al 8 de junio pasados en Los Ángeles, California). Ahora compite en la sección de Largometraje Mexicano en la 22 edición del Festival Internacional de Cine Guanajuato (Giff, sus siglas en inglés), cuya primera parte se inició en San Miguel de Allende, Guanajuato, del viernes 19 y concluirá el martes 23, para trasladarse a la capital del estado del 25 al 28, donde el filme inaugurará el encuentro.

La historia alude a Lalo, un granjero de 14 años de edad. Quiere conquistar a una compañera de clase, Ana, con un regalo, pero no le alcanza el dinero. Decide juntarse con los gangsters que extraen la gasolina de las tuberías del gobierno y la venden en el mercado negro. Pero uno de los del grupo criminal también siente algo por Ana y todo se complica.

Lalo es interpretado por Eduardo Banda, quien nunca había actuado y es hijo de un albañil de Irapuato. Nito Arrache –realizador de los cortos Y volveré… (2010), Masacre en San José (2015), La dama de rojo (2016) y El colgado (2016)– narra cómo lo descubrió:

“Queríamos impregnar la historia de ese regionalismo de la zona, donde sucede el huachicol. Igual, la intención era adquirir un casting local, aunque no fue posible por los tiempos para rodar la cinta. Decidimos organizar dos procesos de casting, uno de actores y no actores locales, y otro de actores profesionales en la Ciudad de México. Fue a la par.

“Encontramos a Eduardo en una escuela de teatro que nos prestaron para efectuar el casting. Ahí estaba trabajando con su papá: pintaba. Lo invitamos a participar en el casting y descubrimos que poseía las aptitudes necesarias de lo que estábamos buscando. Luego decidimos que iba a ser el principal. Trabajamos con él un curso de sensibilización actoral de cuatro semanas con la excelente maestra de actuación Tania Olhovich.”

Interesante mezcla actoral

Como Eduardo Banda era “un no actor”, laboraron con él de manera distinta:

“En lugar de estudiar líneas, platicábamos con Eduardo las circunstancias y lo que se iba a vivir en el rodaje. Además, a los actores profesionales les propusimos la misma estrategia para que pudieran reaccio­nar a lo que nuestro protagonista efectuaba. Disfrutamos mucho del trabajo con esta mezcla de actores naturales y profesionales. Al final fue una buena experiencia.”

Completan el reparto: Leonardo Alonso (detective), Fernando Becerril (don Gil), Pedro Joaquín (Rulo), Pascacio López (Mariano) y Regina Reynoso (Ana), entre otros. El director de fotografía es Juan Pablo Ramírez. El guion lo escribió Nito Arrache con Alfredo Mendoza. Es una producción de México, Reino Unido, Estados Unidos y España, con las compañías Varios Lobos, Pirotecnia Films, Alliance Media Partners, Screen Division, Harriet y Mario’s Place.

–Huachicolero parece un llamado a los jóvenes de que si participan en esta actividad ilegal, exponen su vida.

–Sí. En las sociedades capitalistas de ahora las diferencias sociales y económicas son muy grandes. Impresiona la pobreza en el mundo, uno de los principales detonantes para que prolifere el crimen organizado. Entre mis influencias se encuentra los corridos, donde he escuchado muchas canciones con frases como: Prefiero vivir tres o cinco años como rey, que toda una vida pobre o de rodillas…

“Ese pensamiento contribuye a que muchos adolescentes y niños entren al huachicol, por unos tenis nuevos o cosas así, y terminen involucrados en algo de lo cual ya no pueden salir. En México muchos adolescentes ingresan al crimen organizado y rápidamente pierden su vida. No quiere decir que los adultos no, pero en este caso nosotros decidimos hablar de este sector juvenil.”

El director desea que Hauchicolero llegue a la mayoría del público mexicano y pueda servir “como un ejemplo” para que cambien de idea las personas “quienes quieran ir por el camino fácil o ingresar a un mundo similar a éste”.

Las locaciones donde se filmó en marzo de 2017 fueron Aldama, Irapuato y Abasolo, Guanajuato. En el largometraje se ven tomas clandestinas de gasolina. Al respecto, Nito Arrache narra:

“Nos asesoramos con ingenieros sobre cómo podríamos simular las tomas clandestinas y nuestro equipo creativo las erigió. Donde filmamos, en Irapuato, nos encontrábamos cerca de donde hay algunos ductos reales de Pemex, y por consecuencia algunas tomas clandestinas. En ese momento no existía un ambiente de violencia tan grande como hoy día en el estado de Guanajuato.”

No hubo nadie “en mala onda” que se les acercara durante el rodaje.

“Mucha gente sabía que realizábamos una película y de qué trataba, pero en ese tiempo no era peligroso que ahí estuviéramos filmando. Aparte, teníamos el apoyo de las autoridades del estado de Guanajuato y de la ciudad de Irapuato. Nos auxiliaron con seguridad.”

Pero si ahora se acude a esos mismos sitios, no es la misma situación “ya que Irapuato es uno de los lugares donde más gente asesinan. Hoy creo que sí sería una cosa distinta rodar este tipo de cinta”.

–Cuando fue la explosión del ducto de Hidalgo, el pasado 19 de enero, ¿qué reacción tuvieron su equipo y usted?

–Fue muy triste… Bueno, para todos los mexicanos. Pensé: ¿cuál es la situación que impulsa a la gente a que haga a un lado lo peligroso que es asistir a esas tomas clandestinas? Ya aquella explosión fue la gota que derramó el vaso.

El filme aún no posee distribuidor en México, por lo cual no tiene fecha de estreno en salas comerciales:

“En nuestras redes sociales, mucha gente nos ha preguntado dónde puede ver la película. Hay mucho interés del público; sin embargo ha sido difícil conseguir distribuidor, aunque está siendo un camino interesante encontrar quién quiera distribuirla. Esperemos que exista el valiente que quiera aventarse con nosotros para que este filme sea visto. Es un tema pertinente y actual.”

El productor Víctor Léycegui también opina:

“Se puede mal interpretar que se quiere tomar oportunidad de la tragedia, pero nosotros tenemos un gran trabajo previo y un gran guión. No sé si a los distribuidores les pueda incomodar la película, espero que no. Es un filme que coincidió con la coyuntura y que puede ser interesante para mostrarse.”

Nito Arrache –director y guionista del segmento Jaral de Berrios en el largometraje de terror México bárbaro (2014)– finaliza:

“Huachicolero ha funcionado con la audiencia internacional. También inauguró el mes pasado la 23 edición del BUCHEON International Fantastic Film Festival (BiFan) en Corea del Sur. Ahora estamos ansiosos de ver cuál será la reacción de los mexicanos.”

Este texto se publicó el 21 de julio de 2019 en la edición 2229 de la revista Proceso

Comentarios

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha. Foto: Carlos Enciso.

Load More