AI Portraits, rival de FaceApp, convierte las selfies en autorretratos clásicos

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- La reciente polémica sobre la viralización de FaceApp, el programa ruso que convierte las fotos de jóvenes en ancianos, dejó mal parada a la inteligencia artificial, cuestionada por estar al servicio de programas que aprovechan el asombro de la gente para capturar sus rasgos faciales y apoderarse de sus datos personales.

Para reinvindicarla, la desarrolladora Informe Laboratories lanzó para iOS y Android en Estados Unidos la aplicación <a href=”https://aiportraits.org” target=”_blank” rel=”noopener”>AI Portraits</a>, que también emplea sofisticados algoritmos para alterar retratos personales, pero esta vez para convertirlos en imitaciones de pinturas con el estilo de los grandes clásicos como Van Gogh, Rembrant o Munch.

“¿Alguna vez has querido ser una de esas personas retratadas en las pinturas más famosas? Si pudieras viajar en el tiempo, ¿qué artista elegirías para conocer y pedir un retrato?”, dice la ficha del programa en la App Store.

“Esta es tu oportunidad única de convertir tu foto en una verdadera obra de arte, como si la hubiera pintado Leonardo da Vinci o Johannes Vermeer. Elige una foto y prueba tantos estilos de arte como desees: pop art, surrealismo, arte contemporáneo, impresionismo, modernismo”, ofrece AI Portraits, la cual promete convertir selfies en óleo, textura, acuarela o dibujos en colores pastel, sin límites.

El lunes pasado, el portal The Verge publicó una nota que buscaba trascender el ruido provocado por FaceApp la semana anterior, en la que refirió la existencia de una página web, airportraits.com, la cual lograba las transformaciones artísticas antes descritas con cualquier retrato tomado con un teléfono celular.

El sitio operaba un widget creado por investigadores del Laboratorio de Inteligencia Artificial MIT-IBM Watson, liderados por Mauro Martino, el cual empleaba un algoritmo capaz de procesar la información de 45 mil retratos clásicos que permitieran crear el efecto de asemejar una pintura clásica.

De acuerdo con el tipo de rostro, el algoritmo busca un estilo específico que encuadre con el retrato. Por ejemplo, si la selfie destaca una nariz aguileña, tenderá a buscar un estilo renacentista.

Para diferenciarse de FaceApp, los desarrolladores de AI Portraits aclaran que la selfie es enviada a sus servidores para elaborar el retrato e inmediatamente después es eliminada.

De hecho, su propósito es más bien sensibilizar a la población respecto de los alcances que puede tener la inteligencia artificial y sus potencialidades, de la misma forma que enseña los mecanismos mediante los cuales funcionan los algoritmos, privilegiando algunas características de las personas y cruzando esa información con su base de datos precargada.

Sin embargo, quedó inhablitado (al tratar de ingresar a esta página ya aparece “error 404”) y ahora el servicio fue transferido a la página airportraits.org, la cual redirige a las tiendas para descargar la aplicación telefónica. Tiene una modalidad gratuita que incluye publicidad y un modelo Pro, con un costo de 5 dólares.

A diferencia de la página web, la app de AI Portraits otorga al usuario la facilidad de elegir el estilo pictórico con el cual desee ser ya no un viejito, sino más bien pieza de museo.

Comentarios

Load More