El remix mató a la estrella de radio

El rapero Lil Nas X visitó las instalaciones de Twitter en Nueva York. Foto: @jack El rapero Lil Nas X visitó las instalaciones de Twitter en Nueva York. Foto: @jack

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- “¿Podrían los remixes de Old Town Road sobrevivir a la raza humana?” es el título de un recopilado de tuits a los que les dio visibilidad hace un par de semanas el mismísimo fundador de Twitter, Jack Dorsey.

Se trata, por decirlo de forma coloquial, de un cotorreo-burla-parodia-remedo de la singular estrategia mediante la cual el rapero Lil Nas X ha logrado mantener viva la hegemonía de su canción Old Town Road (Camino al Viejo Pueblo), al grado de que está a punto de romper el récord del mayor número de semanas al frente de la famosa lista Hot 100 de la revista Billboard, el termómetro de la popularidad musical en Estados Unidos.

Los participantes en ese “hilo” juegan a reseñar lo que ocurrirá en algún año de alguna década futura, desde que se logrará la paz mundial hasta que se resolverá el calentamiento global. Y en medio de todo esto, Lil Nas X –quien hoy tiene 19 años de edad– continuará imbatible como el número uno del hit parade, sumando miles de semanas en la cima y publicando el enésimo remix de su choteadísima rola.

No parece haber razón científica que justifique tal furor. Old Town Road no suena como los típicos himnos del verano, concebidos como piezas bailables de playa para seducir oídos adolescentes. De hecho, es una mezcla de hip-hop y música country de corta duración (apenas dos minutos y medio), más bien lenta aunque medianamente pegajosa, lo que no explica que haya logrado imponerse a pesos pesados del pop como Ed Sheeran, Justin Bieber, Taylor Swift, Camila Cabello y Shawn Mendes, o a la nuevo valor emergente, Billie Eilish.


Tampoco justifica su arrastre el hecho de que esté inspirada en –o, dicho en lenguaje de DJ, “samplea” – la canción Ghosts I-IV de Nine Inch Nails, grupo de rock con una respetable base de fans pero no tan grande como para llevarlo las listas de sencillos más vendidos. Y lo más seguro es que en el fondo ellos odien Old Town Road.


La explicación más sencilla a la mano es que Old Town Road pertenece al impredecible género de la canción viral de internet, en el que una pieza musical está ligada a alguna moda altamente contagiable, como suelen ser los retos en redes sociales.

De ese mundo provienen el Harlem Shake, que movió a miles de personas a practicar contoneos frenéticos, o su contrario, el Mannequin Challenge, que desafió a otros tantos a permanecer quietos con la canción Black Beatlesde fondo. O, más recientemente, el Kiki Challenge, en el que peligrosamente debía bailarse una canción del rapero Drake mientras se iba siguiendo a un auto en movimiento con la puerta abierta.


Pero todos estos han sido fenómenos pasajeros. Lil Nas X acaba de sentar un precedente que rompe con la estrategia tradicional del mercado discográfico. Él mismo es un producto nativo de la cultura remix, en la que prácticamente cualquier aspirante a músico recrea una pieza propia o ajena cuantas veces quiera, inaugurando una fórmula de éxito longevo hasta ahora nunca vista.

Como miles de aprendices de DJ, Lil Nas X creó fácilmente su rola con un beat que compró por sólo 30 dólares a la plataforma en línea BeatStars. Una vez armada, la publicó de forma independiente el 3 de diciembre de 2008 con un video en YouTube que contenía imágenes del popular videojuego Red Dead Redemption y la pretensión de incrustarse en un meme de Twitter, la Yeehaw Agenda, en el que personas de diversas razas adoptan la estética cowboy de sombreros, botas y chaparreras.

Pero no fue el canal de videos de Google el que le dio fama a Lil Nas X, sino TikTok, el nuevo escaparate a donde emigrarán instagramers, youtubers y tantos otros depredadores de likes.


Esta dinámica fue atizada por una controversia racial cuando la propia revista Billboard eliminó en marzo la canción de su lista country al no considerar que encuadrara suficientemente en ese género (decisión que más de uno vio motivada por el color de piel del cantante).

Sin embargo, el verdadero despegue de Old Town Road ocurrió en abril, cuando lanzó su primer remix cantado a dúo con Billy Ray Cyrus, más conocido hoy por ser el papá de la estrella pop Miley Cyrus, pero que en los noventas se convirtió en one hit wonder al lanzar un cover de la canción Achy Breaky Heart, de The Marcy Brothers (inmortalizada en las fiestas mexicanas por su versión en español “No rompas más mi pobre corazón”).

Old Town Road se convirtió entonces en superéxito radial y de ventas a la antigüita, hasta ser el sencillo más escuchado de Estados Unidos desde el 13 de abril e incluso se le filmó un videoclip con técnica cinematográfica que parodia películas como Volver al Futuro III y ¿Quieres ser John Malkovich?


Y la razón de su extensa permanencia en la cúspide es que, desde entonces, Lil Nas X no ha dejado de publicar nuevos remixes del mismo dúo con Ray Cyus o con otros artistas famosos. En el más reciente, el número 80 según sus cuentas, participa RM, líder de la popular banda de K-Pop BTS, convirtiéndose la madrugada del pasado jueves de nueva cuenta en trending topic.

Y al día siguiente de su renovada celebridad tuiitera, Lil Nas X visitó los cuarteles de Twitter para ser el “CEO remix” por un día, cargo desde donde amenazó con suspender cuentas al que no tararee su tonada.

Lil Nas X, Jack Dorsey, CEO de Twitter y Ryan Brown, jefe de Contenido de esa red social. Foto:@brownday
Lil Nas X, Jack Dorsey, CEO de Twitter y Ryan Brown, jefe de Contenido de esa red social. Foto:@brownday

Old Town Road acaba de cumplir 16 semanas como la canción número uno en Estados Unidos, empatando el récord que establecieron Mariah Carey y el grupo Boyz II Men en 1995 con la pieza One Sweet Day, y que apenas hace dos años fue empatado por los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee con Despacito.

Si en la semana que viene impone una nueva marca, Lil Nas X pasará a la historia como el artífice de una nueva mercadotecnia en la que, parafraseando la épica canción de The Buggles, el remix habrá matado a la estrella de radio… y de la tele y del video y de todo.

Load More