Abre Estela Leñero el ciclo “Teatro por la Dignidad”

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La migración y las diversas aristas de esa palabra, desde las problemáticas generales a las relaciones interpersonales, forman parte del Ciclo Teatro por la Dignidad, mismo que abrirá con la obra de Estela Leñero No volveré este 1 de agosto en el Centro Cultural Universitario (CCU), una de cuatro piezas que conforman la programación hasta el 22 de septiembre.

Escrita exprofeso para ese ciclo a partir de la fundación del movimiento de ese nombre conformado en 2017, es dirigida por Ángeles Cruz y Alberto Lomnitz, con actuaciones de Julieta Ortiz Elizondo, Arturo Reyes, Fernanda Rivera y Bernardo Velasco. En ella, una familia fracturada por la migración tiene a madre e hija trabajando de lo que pueden en un pueblo de Michoacán, mientras el hijo-hermano padece la corrupción de las autoridades norteamericanas.

Al respecto, Leñero, también crítica teatral de este semanario, explicó que la obra surgió a raíz de una investigación y trabajo de campo en el Centro Dramático de Michoacán (Cedram), y de un testimonio del libro Me decían mexicano frijolero (2015), de Ana Luisa Calvillo.

“Quise abordar el tema a partir del conflicto que surge al interior de las familias, la migración potencializa la lucha y esfuerzos por la búsqueda de una vida mejor… no sólo es mostrar la situación del que busca el american way of life (la forma de vida estadunidense), en este caso el que migra (en la obra el joven), sino hacer énfasis en estas dos mujeres que sobreviven y salen adelante.

“Por un lado la madre que busca formas económicas para subsistir y a su vez ayudar a otros, por el otro la hija con un proceso de conciencia y definición que se está formando, ambas se complementan y así toman decisiones sobre sus vidas. Es una obra que reafirma la lucha y la búsqueda de una vida mejor pero dirigida a encontrar caminos a través de la conciencia.”

Para la dramaturga el ciclo se complementa a partir de las distintas perspectivas de los autores. Tras No volveré, con funciones del 1 al 11 de agosto a las 20 horas, le tocará el turno a La vieja rabiosa del norte, de Ray Garduño, dirigida por Antonio Zúñiga, con fechas del 15 al 25 de agosto; Esperamos al gordo, de Jaime Chabaud, dirigida por Belén Aguilar, del 29 al 8 de septiembre; y Cremación, de Juan Villoro, codirigida por José María de Tavira y Luis de Tavira, programada del 12 al 22 de septiembre (excepto el 15 de septiembre).

Todas a presentarse en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz del CCU.

Además, paralelamente a este ciclo se llevarán a cabo diversas actividades en torno a la temática de la migración y los problemas que esto conlleva. Se llevarán a cabo dos mesas de reflexión, el 7 de agosto y el 3 de septiembre, respectivamente.

Movimiento Teatro por la Dignidad surgió de la comunidad teatral en 2017, integrado por directores, dramaturgos y escritores, como una necesidad para manifestarse en contra de la política exterior que se planteó desde la campaña de Donald Trump, una política en contra de los migrantes.

Este texto se publicó el 28 de julio de 2019 en la edición 2230 de la revista Proceso

Comentarios

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Load More