Diputados aprueban dictamen para que la ASE revise obras del morenovallismo en Puebla

Sesión de la Comisión Permanente en Puebla. Foto: Facebook TonantzinFernandezMx Sesión de la Comisión Permanente en Puebla. Foto: Facebook TonantzinFernandezMx

PUEBLA, Pue. (apro).- La Comisión Permanente del Congreso local aprobó un punto de acuerdo para solicitar a la Auditoría Superior del Estado (ASE) que revise la totalidad de las obras públicas realizadas en los gobiernos panistas de Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad, de 2011 a 2018.

El dictamen, avalado con el voto en contra del Partido Acción Nacional (PAN) y la abstención de los diputados del Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Compromiso por Puebla, fue presentado por la Comisión Inspectora, que expuso la necesidad de someter a una revisión las obras realizadas durante el morenovallismo, ante la posibilidad de que la anterior ASE hubiera dejado pasar prácticas de corrupción y anomalías.

La presidenta de la Comisión, Olga Lucía Romero Garci Crespo, aseguró que el extitular de la ASE, David Villanueva Lomelí, aprobó las cuentas públicas de Moreno Valle y Gali Fayad, sin auditar buena parte de las obras.

Esta duda sobre posibles hechos de corrupción o anomalías registradas en la ejecución de obras de los pasados sexenios panistas se refuerza con las observaciones que ha hecho la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre algunas de ellas, como el Museo Barroco, el tren turístico, el auditorio metropolitano y el estadio Cuauhtémoc, abundó.

En la sesión de la Comisión Permanente, el diputado panista Oswaldo Jiménez López reprobó el acuerdo porque, subrayó, se trata de una “cacería de brujas”, y acusó que la actual Legislatura –con mayoría de diputados de Morena– incurre en las mismas prácticas que criticaron en el pasado, es decir, el uso de la fiscalización como “garrote político”.

Jiménez, sobrino del exgobernador Gali Fayad, expresó que las obras fueron auditadas en el momento en que se sometieron a revisión las cuentas públicas de ambos mandatarios, por lo que una nueva revisión es “reprobable” y carece de sentido.

“Esto, más que una intención de aclarar cuentas, parecería más una cacería de brujas, por eso me parece reprobable este acuerdo que habla de solicitar a la Auditoría un expediente de todas las obras públicas”, recalcó.

Entre las irregularidades que ha expuesto la ASF sobre las obras del morenovallismo se encuentra el Museo Barroco, cuyo costo de mantenimiento se planteó en un principio en 87 millones de pesos anuales, pero ya supera los 269 millones de pesos.

Otra de las mega obras consideradas un “fracaso” es el tren turístico de Puebla a Cholula. Su costo fue de mil 113 millones de pesos (pagados en 2017), pero a la fecha se analiza su viabilidad porque, según la Secretaría de Finanzas del estado, no genera ingresos y más bien se considera una carga por su alto costo de operación.

De acuerdo con información del propio gobierno, entre semana este medio de transporte apenas es usado en promedio por 23 personas en cada viaje, cuando su capacidad es para 284 pasajeros.

Comentarios

Load More