Un juez federal congela orden de aprehensión contra la madre de Emilio Lozoya

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin. Foto: Octavio Gómez El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – Un juez federal frenó indefinidamente la orden de aprehensión contra Gilda Austin y Solís, madre del exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin, quien actualmente se encuentra detenida en Alemania, en espera de que se resuelva su situación jurídica derivada de las pesquisas del caso Odebrecht.

Con esta resolución queda congelada, momentáneamente, la orden de captura contra la mujer de 71 años una vez que pise suelo mexicano, siempre y cuando, su defensa, encabezada por el abogado Javier Coello Trejo, realice el pago de una fianza de 4 mil 500 pesos y la obligación de Gilda Margarita de presentarse ante el juez de control que libró la orden.

“Se concede a Gilda Margarita Austin y Solís, la suspensión definitiva del acto reclamado, para el efecto de no sea detenida con motivo de la ejecución de la orden de aprehensión reclamada, hasta en tanto se resuelva en definitiva el juicio de amparo del que deriva la incidencia”, señala una resolución emitida por el Poder Judicial de la Federación.

Dicha suspensión fue otorgada por el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, encabezado por Leopoldo Vargas Alarcón según el número de expediente 614 2019, con la cual se buscan prevenir daños o perjuicios de difícil reparación pues sus delitos no ameritan prisión preventiva oficiosa.

Por otra parte, señala la resolución, y como parte de las medidas precautorias, el juez Vargas Alarcón fijó una fecha de cinco días para que Austin y Solís se presente ante el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo. Plazo que no podrá cumplir pues se encuentra arrestada en Alemania.

Austin y Solís está acusada de los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero, luego de que presuntamente recibiera 185 mil dólares de una cuenta en donde su hijo Emilio Lozoya recibió dinero de presuntos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

La acusación contra Austin y Solís fue sustentada por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte, según una investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) quien la vincula al expediente por el cual su hijo ayer también recibió protección.

En tanto su abogado, Javier Coello Trejo, aseguró que el “único delito” por el cual se emitió la colaboración de la Interpol, fue que envió los 185 mil dólares para pagar los gastos del juicio que él encabeza. “Su único delito es que su hijo le depositó para que pagara los abogados y los impuestos”, dijo.

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) sostiene que ese dinero fue triangulado desde una cuenta Suiza que la Fiscalía General de la República presume que fue utilizada para la triangulación de sobornos de Odebrecht y de Altos Hornos de México (AHMSA).

Los depósitos habrían servido para pagar los honorarios de Coello y los servicios de mantenimiento de su residencia en Ixtapa, la cual ya ha sido asegurada luego de que la FGR encontró indicios de haber sido comprada con dinero producto de sobornos.

Comentarios

Load More