Sujetos armados atacan tortillería en Celaya; mueren tres mujeres

CELAYA, Gto., (apro).- A sólo dos horas de haberse realizado una protesta convocada por industriales de la tortilla, con el objetivo de exigir al gobierno municipal que tome medidas para frenar las extorsiones y amenazas de delincuentes, un grupo armado atacó una tortillería en la colonia Lagos de esta ciudad, con saldo de tres mujeres muertas.

De manera casi simultánea fue atacado un negocio de venta de cemento ubicado en la salida a Salamanca. Un hombre que se encontraba afuera del local perdió la vida y otro quedó herido.

El pasado fin de semana, la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla de Celaya difundió un comunicado dirigido a la alcaldesa Elvira Paniagua, al gobernador Diego Sinhue Rodríguez, al fiscal Carlos Zamarripa Aguirre y al presidente Andrés Manuel López Obrador, para exigir protección y soluciones a los recientes casos de extorsión.

“Debido a la intimidación y a la posibilidad de represalias, no todos los casos han sido denunciados, y muchos compañeros han optado por cerrar, ya que los ingresos generados en nuestros negocios no son suficientes para cubrir un gasto de esta magnitud, que claramente no debería ser exigido. Es por eso que hemos tomado la iniciativa de detener nuestras labores como protesta y muestra del hartazgo a dichas extorsiones”, expusieron los integrantes de la asociación.

De igual manera, anunciaron una protesta para este lunes 5, que inició desde el mediodía, con la participación de más de un centenar de personas y un buen número de automovilistas –incluidos taxistas– que desfilaron frente a la presidencia municipal tocando las bocinas de sus autos.

Un grupo de comerciantes que participaron en la protesta entró al edificio de gobierno, pero no fueron recibidos por la alcaldesa Elvira Paniagua, sino por otras autoridades estatales y federales, con las cuales hablaron por más de dos horas.

Al salir del encuentro, algunos de los comerciantes manifestaron su confianza de una pronta respuesta. Pero no habían pasado ni dos horas cuando, a las 16:39, la Policía Municipal recibió llamadas que reportaban disparos contra la tortillería “La Indita”, ubicada entre las calles Lago de Zirahuén y Lago de Sayula, donde tres mujeres fueron acribilladas.

El hijo de una de las víctimas fue quien llamó a los uniformados tras escuchar los disparos. Luego de la agresión, dos sujetos corrieron con rumbo desconocido.

Alrededor de ocho casquillos de bala calibre 45 milímetros quedaron en el piso, junto con los cuerpos de las tres empleadas de la tortillería, identificadas como Virginia, Linda y Cecilia.

De manera extraoficial se conoció que los propietarios del local, con servicio desde 1962, participaron en la protesta efectuada horas antes.

Y minutos después de ese ataque se informó de otro similar en la carretera Panamericana contra el negocio con razón social “Cementos Fortaleza”, el mismo que hace dos semanas fue rafagueado y donde los agresores dejaron un mensaje amenazante.

Afuera se encontraban dos personas que fueron alcanzadas por las balas. Una falleció y otra resultó lesionada.

Homicidios “con fines propagandísticos”

En un mensaje en Twitter, después de que se conocieron ambos hechos, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres, escribió: “En acuerdo con la alcaldesa Elvira Paniagua Rodríguez de Celaya, hoy incrementaremos con 150 elementos más la presencia de Fuerzas de Seguridad Pública del Estado en su municipio. Nuestro compromiso es con la ciudadanía y responder por la paz social”.

El fin de semana, dos cuerpos humanos fueron colgados en puentes peatonales en el acceso de Salamanca a Valle de Santiago y en la carretera Salamanca-Celaya, a la altura de Villagrán, con mensajes presuntamente firmados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La vocera de seguridad del gobierno estatal, Sophía Huett López, dijo tener conocimiento de varias denuncias formales por casos de extorsión que “van muy avanzadas”, y reconoció que “hay un sector que no se ha querido acercar por desconfianza, motivado por el propio desprestigio que le conviene a las organizaciones delictivas generar en cuanto a las instituciones (sic)”.

Incluso mencionó que por el hecho de que organizaciones delictivas en la entidad “han sido nombradas de manera constante en medios de comunicación, hay estados del país que marcan a Guanajuato utilizando el nombre de estas organizaciones”, utilizando llamadas telefónicas, “y hacen del miedo su principal instrumento”.

Huett López sostuvo que “Guanajuato no se va a resignar a ser escenario de grupos delictivos”, y sobre los numerosos asesinatos cometidos el fin de semana en el estado, como las cinco víctimas en la Comandancia de Valle de Santiago, los calificó de “homicidios con fines propagandísticos”.

“Hemos tenido fines de semana más complicados que el pasado, pero éste tuvo un toque distinto: es una confrontación entre dos organizaciones delictivas en la que una busca la supremacía sobre la otra, infundir miedo, quién es más fuerte. Pero en Guanajuato no estamos dispuestos a ser uno de estos escenarios”, soltó.

La vocera recordó que cada nivel de autoridad tiene obligaciones legales en materia de seguridad, “y también es un llamado a la ciudadanía, que tengamos los ciudadanos la responsabilidad de ver por quién votamos… Cuando una conducta (criminal) evoluciona es que hubo un municipio que no la supo controlar, es el primer filtro”, por ello, aseveró, “es el momento de que la ciudadanía exija a quien es su autoridad más cercana, que es el municipio, que cumpla con lo que le corresponde”.

Comentarios

Load More