Premio Carlos Montemayor a la historia del asalto en Madera

Memorial realizado en 2015 por el 50 aniversario asalto al cuartel Madera. Foto: Patricia Mayorga Memorial realizado en 2015 por el 50 aniversario asalto al cuartel Madera. Foto: Patricia Mayorga

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En el marco del 54 aniversario del asalto al cuartel de Ciudad Madera, Chihuahua, y con el propósito de recuperar la memoria histórica de los movimientos guerrilleros del país, el Premio Nacional “Carlos Montemayor” 2019 ha sido otorgado a los sobrevivientes de aquel combate, Raúl Florencio Lugo Hernández y Francisco Ornelas Gómez.

Asimismo, se entregará al cantautor, músico y escritor Francisco Madrigal (Guadalajara, Jalisco, 1945), autor de temas como “Jacinto Cenobio”, “Los niños que nada tienen”, “Roberto el albañil”, “La niña huichol”, “Julia de los caminos” y “Del Cono Sur”, que han sido interpretadas por cantantes como Alfredo Zitarrosa, Carlos Díaz Caíto, Luis Enrique Mejía Godoy, Óscar Chávez, Gabino Palomares y Amparo Ochoa, entre otros.

Para dar a conocer los resultados de la convocatoria del premio, instituido como contribución a preservar las lenguas originarias y rescatar la historia de los movimientos sociales, el Comité Organizador realizó un video, producido por David Cilia Olmos, en el cual expone que uno de los derechos humanos violado constantemente en México es el de conocer nuestra historia:

“Desde el movimiento ferrocarrilero de los cincuenta hasta Ayotzinapa, el Estado mexicano ha impuesto una pesada lápida de silencio.”

Y destaca particularmente el periodo de la guerrilla en México, al cual –cabe decir– se le conoce como la Guerra Sucia. Pero no obstante la “política de olvido” y la represión a la que fueron sometidas esas luchas, la información ha llegado hasta nuestros días, primero circulando en la clandestinidad y luego a través de investigaciones académicas y testimonios:

“Para contribuir al rescate de la memoria colectiva –sigue el video–, este año se otorga el Premio Nacional Carlos Montemayor a los sobrevivientes del asalto al cuartel de Ciudad Madera, en la Sierra de Chihuahua, evento que marca el inicio de la etapa histórica de la lucha guerrillera en México. Aunque es un hecho desconocido por el grueso de la población, el movimiento armado iniciado en 1965 cundió por todo el país, involucró a miles de personas e impactó profundamente en la realidad logrando imponer un viraje en el rumbo de la historia.”

La madrugada del 23 de septiembre de 1965, un grupo de guerrilleros intentó tomar por asalto un rústico cuartel del ejército en la población de Madera:

“Fue el epílogo de una larga lucha, iniciada en movilizaciones campesinas en demanda de tierra y agotada en una efímera campaña guerrillera, la primera de inspiración socialista en el país”, consignó la revista Proceso en septiembre de 1978.

Participaron en la refriega los hermanos Arturo y Emilio Gámiz, Pablo Gómez, Antonio Scobell, Miguel Quiñones, Óscar Sandoval, Rafael Martínez Valdivia, Salomón Gaytán, quienes resultaron muertos. Todos, salvo el doctor Pablo Gómez, que contaba con 40 años, eran jóvenes de entre 20 y 25 años. Además, intervinieron Guadalupe Scobell, Ramón Mendoza y tres más conocidos como Matías, Hugo y Luis.

En su novela Las armas del alba, el escritor nacido en Parral, Chihuahua, Carlos Montemayor (1947-2010) aborda el tema del asalto. En 2003 contó a Proceso que asumió como un compromiso contar la verdad del acontecimiento un día cuando al bajar por las escaleras en la Facultad de Derecho de la UNAM, encontró un periódico mural donde se daba cuenta del ataque al cuartel, y distinguió entre las fotos de los muertos a uno de sus amigos de la preparatoria en su estado natal. El semanario abundó en que de la sorpresa pasó a la indignación:

“Me estremeció que la prensa los tildara de delincuentes, criminales, robavacas, gavilleros, gatilleros. Yo conocía su honestidad. Me constaba su limpieza, su integridad, su inteligencia, su generosidad y su lucidez. Y me sorprendió que la versión oficial de los hechos pudiera desvirtuar tan rápida y brutalmente la realidad humana y aplastar la dignidad de unos hombres.”

El premio ha sido recibido, entre otros, por Gabino Palomares, León Chávez Texeiro, el obispo Raúl Vera, Nestora Salgado, José Manuel Mireles y Rubén Sarabia Sánchez Simitrio, aunque a los dos últimos las autoridades de sus estados les impidieron asistir a la ceremonia, denunció en su momento el Comité Organizador.

En anteriores ocasiones se ha entregado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, pero sin duda este año será un acontecimiento pues la ceremonia se realizará en la Casa Miguel Alemán, en la exresidencia oficial de Los Pinos (ahí donde en medio del lujo y el despilfarro, vivieron los expresidentes de regímenes anteriores y jamás tuvo ni la mínima expresión o presencia el movimiento guerrillero, por el contrario, como se ha dicho, fue ocultado y confinado a la clandestinidad). Será el domingo 22 de septiembre, a las 11:00 horas.

Como parte de la ceremonia, se proyectará la película Las armas, basada en el libro de Montemayor antes citado, y realizado por el director y guionista José Luis Urquieta. Posteriormente, el día 23, para recordar a los caídos en Ciudad Madera, se proyectará en distintas sedes del país.

Comentarios

Load More