Workers Uniting celebra exhorto de AMLO a resolver conflictos laborales de Grupo México

Carta enviada a AMLO por Workers Uniting, que aglutina a más de dos millones de trabajadores en Canadá, Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos y México. Carta enviada a AMLO por Workers Uniting, que aglutina a más de dos millones de trabajadores en Canadá, Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos y México.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El sindicato Workers Uniting, que aglutina a más de dos millones de trabajadores en Canadá, Irlanda, Reino Unido, Estados Unidos y México, manifestó su beneplácito por el anuncio hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador para convocar a sindicatos y los dueños de Grupo México a resolver sus conflictos obrero patronales y ambientales.

“Los informes de continuos abusos graves de estos derechos, por parte de Grupo México, más recientemente el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, el 9 de julio, exacerban estas preocupaciones.

“La Secretaría de Medio Ambiente de México (Semarnat) publicó el 16 de julio una lista de 22 accidentes mayores en las instalaciones de Grupo México que han afectado negativamente al medio ambiente”, añadió.


Puso como ejemplo que, en Perú, miles de ciudadanos del Valle de Tambo se han movilizado para protestar por la decisión del gobierno de otorgar una licencia al proyecto minero Tía María, lo que obligó a la reevaluación de tal determinación.

Uno más, en Estados Unidos: desde el 2000, ASARCO, subsidiaria de Grupo México, ha sido acusada de más de 120 violaciones federales al medio ambiente, salud y seguridad en sus instalaciones en Arizona y Texas, indicó.

Agregó que, en 2015, el Departamento de Justicia y la Agencia de Protección Ambiental anunciaron un acuerdo con ASARCO para que la compañía gaste 150 millones de dólares para instalar nuevos equipos y tecnología de control de contaminación para reducir las emisiones de metales pesados tóxicos.

“El hecho de que la empresa no haya instalado los equipos de seguridad disponibles se considera como causa de la muerte de trabajadores”, agregó.

Destacó que Grupo México es conocido, a nivel internacional, como una compañía violadora de los derechos de los trabajadores. En Estados Unidos, ASARCO no ha aumentado los salarios de sus trabajadores en nueve años y se ha negado a pagar las bonificaciones contractualmente requeridas, a pesar de las decisiones de los tribunales federales de Distrito y de Apelaciones.

Al mismo tiempo, ASARCO ha estancado las negociaciones contractuales, ofreciendo ningún aumento al salario a la mayoría de la fuerza laboral, exigiendo recortes en el seguro de salud y buscando eliminar las cláusulas que garantizan la protección de los trabajadores si se vende la empresa, apuntó.

“En México, el maltrato y la represión de sus trabajadores, por parte de Grupo México, son bien conocidos. Los cuerpos de 63 mineros permanecen sepultados en la mina Pasta de Conchos desde el 19 de febrero de 2006”, recordó.

Se quejó de que los gobiernos anteriores al actual ayudaron a Grupo México a instalar sindicatos de protección en muchas de sus minas, desde julio de 2007. En Cananea, los trabajadores mantuvieron el control hasta el 6 de junio de 2010, cuando fueron desalojados con el uso de la fuerza militar tras declararse ilegal a su movimiento de huelga.

Recordó que, el 6 de agosto pasado, se cumplieron cinco años del derrame de desechos tóxicos en la cuenca del Río Sonora, el cual fue considerado por Workers Uniting como “el peor desastre ambiental en la historia de México”, y evidenció que miles de personas residentes cuya salud y sustento económico se vieron afectados por el derrame, no han recibido servicios ni compensaciones adecuados.

Más aún, añadió que la comunidad no ha sido consultada sobre la propuesta de Grupo México de construir una nueva presa de jales.

Recordó que las preocupaciones sobre los derechos laborales y el medio ambiente son temas clave en la discusión sobre la ratificación del T-MEC en el Congreso de Estados Unidos.

Lo anterior quedó manifiesto en una carta de dos cuartillas, firmada por sus miembros: el presidente Internacional de United Steelworkers (Canadá y Estados Unidos), Thomas M. Conway; el secretario general de Unite the Union (Irlanda y Reino Unido), Len Mcluskey, y el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), Napoleón Gómez Urrutia.

Comentarios

Load More