Por primera vez estrenan fuera de México una ópera prima de la ENAC

Grabada en el Estado de Nuevo León, la cinta de 103 minutos, relata la historia de Carlos, a quien apodan El Lobo. Foto: Cortesía UNAM Grabada en el Estado de Nuevo León, la cinta de 103 minutos, relata la historia de Carlos, a quien apodan El Lobo. Foto: Cortesía UNAM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La película La Paloma y el Lobo, del joven cineasta Carlos Lenin Treviño Rodríguez, se convirtió en la primera ópera prima de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en ser estrenada en el extranjero como parte de la selección del Festival de Locarno, Suiza.

La película, producida dentro del Programa de Óperas Primas para Egresados de la ENAC y el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), participó en la selección oficial del festival en el rubro “Cineastas del presente”.

Y fue recibida con ovaciones y vítores, según un comunicado de la UNAM en el cual se recogen las palabras del realizador, quien ofreció una videoconferencia desde Locarno, y dijo que fue una bella experiencia mirar la película que “entre todos fabricamos”:

“Verla, escucharla y sentir las reacciones del público… siempre estaré agradecido con mis compañeros, con la escuela, la UNAM, por tener esta posibilidad para que todos podamos estudiar cine.”

Grabada en el Estado de Nuevo León, la cinta de 103 minutos, relata la historia de Carlos, a quien apodan El Lobo (Armando Hernández), y Paloma (Paloma Petra), quienes luchan por su amor pese a vivir en un barrio popular rodeado por industrias abandonadas.

Al presentarla ante el público del festival suizo, su programador, el crítico de cine francés de la revista Cahiers du cinema Antoine Thirion, destacó esa parte:

“Es, ante todo, una película sobre el amor: Agitada, oscura y amarga, glacial en tono y ritmo, ardiendo con un fuego interno y envuelta en una dulzura que la oscuridad, la violencia y el miedo amenazan y miran al mismo tiempo con envidia.”

Además de la dirección de Treviño Rodríguez, el largometraje cuenta con la fotografía de Diego Tenorio y la producción de Miguel Ángel Sánchez, egresado de la ENAC, quien declaró también desde Europa:

“Fue válido y emotivo ver el escudo de mi universidad ahí… Fue muy bello darme cuenta de que los esfuerzos de años, de compañeras y compañeros, lograron concretarse en un producto valioso, de mucha verdad y compromiso. En este momento inicia una nueva etapa de la película, que es la búsqueda de su público, de más ojos.”

Tras su estreno en Suiza, la película se proyecto en los Estudios Churubusco. Manuel López Monroy, director de la ENAC, informó que hasta la semana próxima se sabrá contará con una distinción especial en el festival, pero la recepción “ya es trascendente”. Y añadió:

“Es la primera vez que se estrena en otro país una ópera prima universitaria, y en este caso es además una película lograda desde un punto de vista formal y conceptual. Tuvo la suerte y el reconocimiento de haber sido aceptada en el Festival de Locarno, muy importante desde el punto de vista cultural. Digamos que a nivel mundial es uno de los principales festivales de cine de autor, y haber sido seleccionada es un reconocimiento importante.”

Para María Novaro, directora de Imcine, La Paloma y el Lobo, es una película que llega al alma, pues presenta “un México que uno ve y ve y no quiere ver; los protagonistas hacen unos personajes entrañables, completos”.

En la realización intervienen asimismo Alicia Segovia, en la edición; Elva Yanuaria Algravez, directora de arte; Verónica López, posproducción; Alejandro Ramírez, diseño sonoro; y David Muñoz, sonido directo. Todo ellos egresados de la UNAM.

Comentarios

Load More