Cambio climático incide en sistema lagunar que se secó en la selva lacandona: CONANP

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) precisó que los bajos niveles de agua en el sistema lagunario de Metzabok en el corazón de la Selva Lacandona se deben a las escasas lluvias, como un fenómeno derivado del cambio climático que podría causar los mismos efectos en otra laguna cercana.

El bajo nivel de agua en uno de los 21 lagos del sistema lagunario de Metzabok, no ha sufrido ninguna filtración hacia el subsuelo por alguna ruptura en el suelo cárstico como se ha pretendido creer, afirmaron en conferencia el biólogo Adrián Méndez Barrera, director regional Frontera Sur Istmo y Pacifico Sur, la bióloga Paola Vera Méndez, encargada de la Unidad técnica Regional y el ingeniero José Velázquez Martínez, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos.

Explicaron que la laguna bajó un 85% su nivel de capacidad de agua y carece de una vertiente natural de la cual alimentarse de forma permanente, por lo que únicamente se nutre de filtraciones y escurrimientos superficiales. Esto quiere decir, que su nivel de agua varia o depende de la cantidad de lluvia que caiga año con año en la región.

Méndez Barrera expuso que Metzabok es la laguna más alta de todo el conjunto de 21 lagos en un territorio de 296 hectáreas, y que por eso ha sido la primera en presentar este bajo nivel en su capacidad, que ahora únicamente alcanza el 15 de su capacidad.

Agregó que podría haber un segundo lago, llamado El Ocotalito, cercano al poblado lacandón Nahá que podría presentar el mismo descenso, pues depende también de las precipitaciones pluviales.

Señaló que el descenso de las lluvias no es un fenómeno exclusivo de la región, y de Chiapas, sino de todo el país y en el planeta, y que a la par que bajan las lluvias, sube la temperatura.

El investigador agregó que de acuerdo con testimonios de los lugareños, no es la primera vez que esta laguna se seca, pues en la década de los cincuenta se observó el mismo fenómeno y tardó alrededor de siete años en recuperarse, derivado de las precipitaciones pluviales.

Lo mismo se espera actualmente, que sean las lluvias próximas o de los próximos años, las que vayan recuperando su nivel de agua.

Al menos seis cocodrilos y miles de peces que han sido rescatados de los lodazales en la laguna seca, han sido llevados a otras lagunas vecinas, con ayuda de todos los pobladores, que una de sus principales medios de subsistencia es la pesca.

En Metzabok, el complejo lagunar está conformado por tres lagos principales: T´zi Ba Na, Hoton Kák y Metzabok, todos ellos interrelacionados entre sí. El río alimentador, llega a Tzibajna, del cual se transfiere el agua a tres lagos restantes mediante canales temporales.

En dicho territorio se encuentra alrededor del 30 % de la biodiversidad de especies de flora y fauna representativas del país.

Comentarios

Load More