Cepal estima que Inversión Extranjera Directa en México caerá 2.5% en 2019

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal. Foto: Twitter @cepal_onu Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal. Foto: Twitter @cepal_onu

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La Comisión para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que, en el presente año, el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) a México se desacelerará a 2.5%, luego de que en el 2018 se elevó 15.2 por ciento.

Al presentar el informe La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2019, la encargada del organismo regional, Alicia Bárcena, señaló que siempre va a haber un interés y hay una expectativa positiva en torno al sector energético, sin embargo, aclaró que el gobierno actual pretende darle un mayor protagonismo de las empresas del estado como Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad.

De acuerdo con el reporte, México fue el segundo país receptor de IED en la región, después de Brasil.

En 2018, los flujos de IED ascendieron a 36 mil 871 millones de dólares, lo que significa un aumento del 15.2% respecto al 2017. Además, representaron el 20% del total de Inversión Extranjera Directa dirigida a toda América Latina y el Caribe.

Dicho aumento no se debió a los aportes de capital, ya que estos fueron inferiores a los del año anterior, con una caída del 2%, sino a mayores flujos de préstamos entre compañías (42%) y de reinversión de utilidades (11%), componentes que en conjunto representaron el 69% de los ingresos (un 36% y un 33%, respectivamente).

 

Inversión concentrada en manufactura

Según el documento, continuando con la tendencia observada desde mediados de los años 90, la industria manufacturera fue el polo de atracción para la IED en México y recibió un monto de inversiones que superó en un 9% el de 2017 y representó la mitad de estas entradas en 2018.

Por su parte, los sectores de servicios atrajeron una parte sustantiva del capital (46%), pero con entradas menores que las de 2017 (-10%), al mismo tiempo que se recibieron mayores flujos en el área de recursos naturales (10%), producto de un aumento en los sectores de hidrocarburos y minería metálica, pero en magnitudes que aún son bajas frente a las demás actividades productivas.

Asimismo, la Cepal señaló que el importante crecimiento de la IED en el sector de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica (cuyas entradas fueron un 140% superiores a las de 2017) posicionó a este sector como el segundo que recibió mayores capitales, pero esto no fue suficiente para compensar los flujos menores dirigidos a otros servicios.

Mientras que la construcción de obras de ingeniería civil y transporte de gas natural por ductos tuvo ingresos récord en 2017, que no lograron sostenerse en 2018.

“El mayor interés de las transnacionales por activos energéticos se observó también en las operaciones de fusión y adquisición en este sector, que representaron el 22% del número total de operaciones concretadas” explicó el estudio.

El organismo aclaró que las operaciones de mayor magnitud se acordaron entre firmas extranjeras, de modo que no se reflejan necesariamente en ingresos en la balanza de pagos, pero sí muestran el dinamismo del sector.

Destacó que la británica Actis adquirió la cartera mexicana de InterGen (de propiedad de capitales de China y de Chequia) por mil 256 millones de dólares. Esta cartera incluye seis proyectos de turbinas de gas de ciclo combinado, con dos mil 200 megavatios en operación, y un proyecto eólico de 155 megavatios.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More