Hallan fosa clandestina a las faldas de un cerro en Rincón de Tamayo, Guanajuato

El lugar donde fue hallada la fosa en Rincón de Tamayo, Celaya. Foto: especial

GUANAJUATO, Gto., (apro).- Una zona de inhumación clandestina con varios cuerpos enterrados fue ubicada en la comunidad de Rincón de Tamayo, en las faldas de un cerro.

Vecinos de la localidad señalaron a las autoridades que desde hace tiempo se rumoraba la existencia de cadáveres sepultados en esa área.

Se informó que policías municipales acudieron al mediodía del miércoles al lugar, luego de que se recibiera una llamada al 911 avisando sobre la fosa.

En una zona despoblada en las faldas del Cerro Pelón, los preventivos corroboraron los hallazgos de los restos humanos.

Se notificó a la Fiscalía general del estado, misma que envió a peritos y personal de la Agencia de Investigación Criminal a resguardar el perímetro, para comenzar a inspeccionar el sitio, de unos 200 metros cuadrados.

De manera extraoficial se menciona que son al menos ocho los cuerpos que han sido localizados en el sitio, pero no se ha proporcionado todavía información por parte de la Fiscalía general del estado o el gobierno estatal.

El lugar está cerca de una cañada, rodeado de huizaches.

En esta misma región, pero del lado entre Villagrán y Celaya, se encontró otro punto con cuerpos enterrados a principios de mayo del año pasado.

Inicialmente, versiones extraoficiales de la Fiscalía señalaron que se habían encontrado unos 27 cadáveres. Pero después, la versión oficial redujo el número a cinco o seis.

En ese lugar, ubicado entre las comunidades de Los Ángeles y Torrecillas en Villagrán (en el área aledaña a Santa Rosa de Lima) se encontró el cuerpo del policía municipal Martín Eduardo Bata, de 27 años, quien estaba desaparecido desde fines de marzo de ese mismo año.

En el mismo sitio se encontraron los cuerpos de los salmantinos Juan Carlos Mendoza, de 31 años, quien fue reportado como desaparecido el 19 de abril de 2018 y Martín Valdez de 22 años; Sara Gallegos Granados, celayense de 65 años, quien estaba desaparecida desde el 6 de abril, y José Guadalupe Santana Salas de 36 años, vecino de Villagrán.

 

Comentarios

Load More