“Blackbird”: Las muchas caras del abuso sexual infantil

Blackbird, de David Harrrower. Foto: www.helenico.gob.mx/blackbird/ Blackbird, de David Harrrower. Foto: www.helenico.gob.mx/blackbird/

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las relaciones amorosas siempre son complicadas y tienen más de una versión. Así las barreras de la edad sean enormes y los sentimientos evolucionen con el tiempo.

“Blackbird” es una obra escrita por el dramaturgo escocés David Harrower, quien explora, muchos años después, la relación entre una niña de 12 años y un hombre de 40.

La pieza es una conversación entre dos personajes que llevan 15 años sin verse, después de haber vivido una breve y apasionada aventura con final abrupto. Él se cambió el nombre y de vida; ella siguió viviendo en el mismo sitio, señalada por vecinos y amigos. Ahora, siendo una adulta, decide ir a su trabajo a enfrentarlo, a contarle lo que siguió después del episodio, a tratar de cerrar ese capítulo inconcluso.

Comienza la conversación en incertidumbre, pasa después al drama absoluto, y en adelante se convierte en un vaivén entre la tristeza, el odio, la nostalgia de lo que fue, lo que no pudo ser y lo que desearon que fuera.

La dirige con maestría Katina Medina Mora, conocida también por su trabajo en cine, en especial con la película “Sabrás qué hacer conmigo”, en 2013. Los movimientos escénicos son fundamentales en una obra de puro diálogo en un solo espacio. Acierta, entre otras cosas, dándole foco en momentos clave al personaje que está llevando el hilo, haciendo que el otro dé la espalda al público.

El efecto de rememorar eventos pasados podría llegar a ser tedioso, pero “Blackbird” se queda muy lejos de ello. El secreto para su éxito está en el elenco. Las potentísimas actuaciones de Alejandro Calva y Cassandra Ciangherotti, sumadas a la impecable dirección de Medina Mora, quien le da movilidad escénica y anímica.

Al principio pudiera parecer un texto aleccionador, pero conforme avanza va descubriéndose la complejidad de las relaciones y los personajes. No cae en el error de permanecer en la historia única, muestra todos los ángulos por los que puede mirarse. Una obra maravillosa, completa y analítica que dosifica la información pera mantiene al espectador atento y en una montaña rusa de emociones.

“Blackbird” se presenta en el foro La Gruta del Centro Cultural Helénico (avenida Revolución 1500, Guadalupe Inn). Viernes 20:30, sábados 17:00 y 19:30, y domingos a las 18 horas, hasta el 29 de septiembre.

Comentarios

Load More