Los Beatles con Peter Fonda (1940-2019)

El actor Peter Fonda y su esposa Margaret DeVogelaere, en imagen de archivo de 2013. Foto: AP El actor Peter Fonda y su esposa Margaret DeVogelaere, en imagen de archivo de 2013. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Filmada en 1969 y protagonizada por Peter Fonda (quien falleció el 16 de agosto a los 79 años por insuficiencia respiratoria en Los Ángeles), la cinta Easy Rider –dirigida por su cuate Dennis Hopper– fue un emblema on the road y que, censurada en nuestro país por su clara referencia a la mota, el ácido lisérgico y la cocaína, tardó en proyectarse decentemente.

Recuerdo que a comienzos de los setenta logramos verla en el Auditorio Che Guevara de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM con un sonido infame, durante algunos de los ciclos de cine Club Pumas.

La escena del comienzo muestra a los actores Fonda y Hopper manejando sus ruidosas motocicletas por una carretera al sur de Estados Unidos y de fondo, escuchamos la tremebunda rola “Born To Be Wild” (“Nacido para ser salvaje”) de Steppenwolf, cantada por el vocalista prusiano fundador de ese grupo, John Kay.


Easy Rider recordaba mucho a las aventuras noveladas de los héroes de Generación Beat en sus andanzas por México, sobre todo En el camino de Jack Kerouak; aunque además del guión pacheco de Fonda y actuaciones como la del genial Jack Nicholson o la del (hoy malogrado) Phil Spector inhalando coca, mucho de su atractivo residía en la música sesentera. Ahí sale “The Weight”, de los americano canadienses The Band; rolas de The Byrds y el incomparable Jimi Hendrix.


Desde luego, Peter Fonda estaba muy ligado al rock desde antes de rodar Easy Rider. Conoció a Los Beatles durante la gira veraniega del Cuarteto de Liverpool en 1965 por Estados Unidos, justo en una casa angelina de Benedict Canyon. Rodeados en aquella mansión por tiras y miles de fanáticos (dos de ellos quisieron penetrar en el jardín a través de un helicóptero), Los Beatles no tuvieron otra alternativa que armar su reventón sin salir de ese hogar, en compañía de los músicos Roger McGuinn, y Dave Crosby, del conjunto The Byrds, aparte de nuestro actor Peter Fonda.


Habían estado viendo la película protagonizada por la bella actriz Jane Fonda, hermana de Pete, Cat Ballou (descrita por Pauline Kael como “irrelevante, torpe, afectada y obvia”), misma que John Lennon detestó. Esa vez, John y George Harrison aprovecharon para hacer un viaje de LSD. En el techo de la casona, George se sentó y le comentó a Peter Fonda que sentía como si fuera a morirse; pero Fonda, viejo lobo de mar en cuestiones de drogas, supo cómo calmar al llamado “Beatle silencioso”, diciéndole que no había nada que temer y que todo lo que necesitaba hacer era relajarse.

Peter Fonda le comentó:

“Cuando era niño estuve a punto de morirme en una sala de operaciones, yo sí que sé cómo se siente estar muerto.”

Como John andaba por allí, oyó aquel comentario y puesto que aún estaba sacado de onda por la mala película de Jane Fonda, le gritó:

“¿Quién te metió esa pinche mierda en tu cabeza?”

Se hizo a un lado y exigió entonces, señalando a Fonda:

“¡Saquen a este cuate de aquí!”

Sin embargo, aquella misma frase la utilizaría después John Lennon en su canción “She Said She Said” (“Ella dijo ella dijo”), rola que agradaría bastante a su mancuerna compositora Paul McCartney, quien afirmó en su biografía Many Years From Now (1997):

“John la llevó incompleta al estudio, creo. No lo sé, pero pienso que es uno de los pocos temas de Los Beatles en los cuales no participé… Creo que George tocó el bajo.”

En Anthology by The Beatles (2000), Neil Spinall lo relata así:

“Cuando llegamos a California al final de la gira, Los Beatles rentaron una casa en Los Ángeles, donde nos quedamos una semana. Ahí conocimos a Peter Fonda. Él realizaba en la alberca un truco que jamás habíamos visto a nadie hacer. Se sumergía hacia el fondo, hasta mero abajo de la piscina y luego la atravesaba hasta el otro lado. ¡Guau! ‘¿Lo harías de vuelta?’ Por supuesto que podría hacerlo.”

George Harrison dio su versión:

“Paul no tomaría LSD, no quiso hacerlo. Así que Ringo (Starr) y Neil sí lo tomaron… David Crosby y Jim McGuinn de Los Byrds llegaron allá no sé cómo, pero Peter Fonda estaba allí. Se mantuvo diciendo: ‘Sé cómo se siente estar muerto, porque me disparé a mí mismo’. Alguna vez él se había disparado accidentalmente y nos enseñó su herida. No fue él nada buena onda.”

Y finalmente, John Lennon dijo:

“Peter Fonda llegó cuando el ácido ya nos había prendido y se acercaba a nosotros, sentado junto a mí y me decía: ‘Yo sé cómo se siente estar muerto’. ¡Nosotros no queríamos oír nada de eso! Estábamos en un viaje de ácido, el sol brillaba, las chavas bailaban (unas eran de Playboy, creo) y todo aquello era demasiado hermoso, muy sesentero. Y este chavo –a quien yo realmente no conocía, ni sabía que había filmado Easy Rider ni nada—nos seguía por doquier, entre sombras, diciendo: ‘Yo sé cómo se siente estar muerto’, y nos alejábamos de él, pues era muy aburrido. Nos llegó a dar miedo, cuando estás pacheco: ‘¡No quiero saber, no quiero saber qué se siente estar muerto!’

“Así fue cómo escribí la canción “She Said She Said”, pero le cambié el ‘él’ por ‘ella’. Por eso compuse ‘Ella dice, ella dice, sé qué se siente estar muerto’. Fue una canción de ácido.”

McCartney agregaría:

“Peter Fonda nos pareció andar algo devastado, como si anduviera fuera de lugar. No sé si nosotros esperábamos algo más por ser él el hijo de Henry (Fonda y Frances Ford Seymour), pero se trataba de un chavo de nuestra generación y eso era bueno. No creo que hubiese mucha gente a quien nosotros odiáramos, simplemente nos llevábamos con todos. Si no nos llevábamos bien, los cortábamos y ya.”

Hace apenas una semana, el sitio oficial de Peter Fonda de Facebook publicó la aparición del soundtrack de la música y cortos del filme Easy Rider a 50 años de su rodaje (https://t.co/t54IA4taNz).


Peter Henry Fonda nació el 23 de febrero de 1940 en Nueva York. obtuvo Oscar por Easy Rider debido a su colaboración en el Mejor Guión y en la producción. En 1997 protagonizó Ulee’s Gold, dirigida por Victor Nuñez (sic) y ganó el Globo de Oro como Mejor Actor.

 

Comentarios

Load More