ONG advierten una “baja considerable” en agresiones contra defensores de derechos humanos

La presentación del reporte "Defender los Derechos Humanos: ¿Fin de la impunidad? Junio de 2018 a mayo de 2019". Foto: Tomada de Facebook Comité Cerezo México La presentación del reporte "Defender los Derechos Humanos: ¿Fin de la impunidad? Junio de 2018 a mayo de 2019". Foto: Tomada de Facebook Comité Cerezo México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los últimos meses del gobierno de Enrique Peña Nieto y los primeros seis de Andrés Manuel López Obrador, se registraron mil 153 agresiones a defensores de derechos humanos, ocurridas en 105 eventos, según organizaciones que integran Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos (Acuddeh), el Comité Cerezo y la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada.

En su octavo reporte “Defender los Derechos Humanos: ¿Fin de la impunidad? Junio de 2018 a mayo de 2019”, las organizaciones detallan que en el ocaso del gobierno de Peña Nieto se cometieron 64 eventos con 822 actos de violaciones a derechos humanos contra defensores, mientras que en el primer semestre del gobierno de López Obrador la proporción fue de 41 eventos por 331 agresiones.

En el análisis fino de las violaciones a derechos humanos, los redactores del documento advierten que los primeros cambios que se observaron entre ambas administraciones es que durante los primeros meses del gobierno actual disminuyeron los reportes de agresiones y hostigamiento contra activistas en Veracruz, pero se recurrió al “seguimiento de vehículo y la vigilancia”, en tanto que los blancos de las violaciones se concentran en “los defensores de los derechos humanos laborales”.

El documento, supervisado por el Comité Cerezo, resalta que en materia de ejecuciones extrajudiciales la tendencia es prácticamente la misma durante los seis últimos meses del gobierno de Peña Nieto y los seis primeros de López Obrador, con 20 y 18 casos, respectivamente.

“Las tendencias de las cifras documentadas advierten que es posible que se sigan presentando cifras altas y graves, por lo que el uso de la ejecución extrajudicial se mantiene como mecanismo de represión”, siendo la población de origen indígena y los defensores del territorio las principales víctimas, puntualiza.

Entre las diferencias observadas, las organizaciones sostienen que, “a diferencia de todo el sexenio de EPN (sic), en los seis meses del gobierno de AMLO (sic) sí se ha usado la ejecución extrajudicial contra dos mujeres; además, en los últimos meses de EPN es casi imposible identificar a los perpetradores, mientras que en los primeros meses de AMLO la mitad de los perpetradores se pudieron identificar como integrantes de grupos paramilitares”.

En cuanto a la desaparición forzada, los también integrantes de la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada sostienen que se registró un caso durante los últimos seis meses de Peña Nieto y dos en el primer semestre de López Obrador. Todos fueron puestos en libertad.

Durante el periodo de análisis se registraron 348 detenciones arbitrarias, 194 de ellas cometidas durante la administración peñista y 154 en el de López Obrador.

De estas cifras, el reporte destaca que en ambas administraciones hubo una disminución para atacar a defensores de derechos humanos con ese método, y se pudo identificar que los responsables fueron arrestados por “policías estatales y que los defensores más atacados con detenciones arbitrarias defienden el territorio”.

Los responsables del informe alertan que, del análisis de las víctimas, “una de las diferencias más significativas entre ambos periodos es que en los últimos meses del gobierno de EPN el uso de las detenciones arbitrarias benefició a gobiernos estatales, mientras que en los primeros seis meses de AMLO se benefició a particulares”.

Y admiten que aún es pronto para advertir cuál será la tendencia del gobierno de López Obrador en torno a los activistas y luchadores sociales en el territorio, pero por lo pronto se advierte una “baja considerable en la cifra de actos de violaciones a derechos humanos cometidas contra defensores de derechos humanos, no sólo en la cantidad, sino también en la gravedad de dichos actos”, aunque estos datos duros “no reflejan los años que faltan del sexenio de AMLO”.

Comentarios

Load More