Espuma tóxica en Valsequillo, por el mal funcionamiento de las plantas para tratar aguas residuales

La búsqueda de Juan Ignacio Mendoza. Foto: Twitter @PCPueblaCapital La búsqueda de Juan Ignacio Mendoza. Foto: Twitter @PCPueblaCapital

PUEBLA, Pue. (apro).- La espuma tóxica que brota de las aguas de la laguna de Valsequillo y que provocó la muerte de una persona, el pasado 20 de julio, es generada por el incumplimiento de la concesionaria del servicio de agua en Puebla para operar de manera eficiente las plantas tratadoras.

El colectivo Movimiento Anti Reeleccionista de Puebla mostró un video y fotografías donde se observa que la espuma es descargada desde la Planta Tratadora de Aguas Residuales número 4, denominada San Francisco, hacia el cauce del río Atoyac, que desemboca en Valsequillo.

En rueda de prensa, Manuel Carmona, Alejandro Ruiz Cabrera y Manuel Bravo Bruno, integrantes del colectivo, mostraron los resultados de una investigación que realizaron a partir de la muerte de Ignacio N, el agente inmobiliario que intentó tomarse una fotografía frente a la espuma, pero cayó en las aguas del canal.

De acuerdo con Carmona, al recorrer el trayecto de la espuma encontraron que sale diariamente de la planta tratadora de aguas que opera la concesionaria del servicio de agua de Puebla, y sigue su cauce por los canales de riego, donde es usada por los productores del distrito agrícola de Tecamachalco para sus cultivos.

Esto, dijo, pone en evidencia que la concesionaria, que también tiene el nombre de Concesiones Integrales, incumple con su obligación de dar tratamiento a las aguas residuales de la ciudad, aunque al cobrar el servicio a los usuarios se incluye en los recibos una tarifa de aproximadamente 45 pesos mensuales para el supuesto saneamiento del líquido.

Luego de que ocurrió la muerte del agente inmobiliario, el especialista en asuntos ambientales y exsecretario del Medio Ambiente, Francisco Castillo Montemayor, aseguró que la tragedia tuvo su origen en el mal funcionamiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales que opera Agua de Puebla.

Sin embargo, representantes de la empresa, que desde 2014 detenta el contrato para operar la red de agua potable, drenaje y saneamiento de 25 municipios de Puebla, incluida la capital, rechazó tener responsabilidad en la presencia de los tóxicos en la laguna de Valsequillo, y aseguró que eran vertidos por empresas de Tlaxcala.

Según Carmona, la investigación que hicieron sobre el origen de las descargas los llevó a confirmar que la afirmación de Castillo Montemayor es correcta y que la presencia del contaminante pone en evidencia que no se cumple con los estándares de saneamiento que requiere el líquido.

El abogado recordó que en las campañas se habló de la posibilidad de revertir la privatización de la red del agua en Puebla, debido a que se han encarecido las tarifas y se presta un servicio de mala calidad, sin embargo, siempre se alega que habría que pagar miles de millones de pesos a la empresa por la cancelación del contrato.

“Esto no tendría que ser así, porque hay muchas faltas al contrato en las que incurre la concesionaria, y el no sanear las aguas, como es su obligación, y por lo que además cobra a los usuarios, es una causa suficiente para dar por terminada la concesión”, expuso.

En la rueda de prensa, los activistas exigieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno que actúen y dejen de ser “complacientes”, luego de lo cual consideraron que deben interponer acciones penales contra la empresa por el daño a la ecología que esas descargas ocasionan a las aguas del río Atoyac y a la laguna de Valsequillo.

Comentarios

Load More