CNDH pidió medidas cautelares para proteger a reportera que denunció agresión de policías

La reportera Mitzi Yanet Torres Quintero. Imagen: Twitter @veronicalderon La reportera Mitzi Yanet Torres Quintero. Imagen: Twitter @veronicalderon

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares a la Secretaría de Gobierno de Michoacán y a la Fiscalía General de la entidad para salvaguardar la vida e integridad de la reportera Mitzi Yanet Torres Quintero y su familia, quien fue agredida por policías municipales de Morelia.

Al condenar la violencia contra la comunicadora cuando solicitó ayuda de agentes policiacos, así como del juez y el médico legista que se negaron a certificar sus lesiones, el organismo exigió a las autoridades de procuración de justicia “dar con los responsables de la agresión sexual que fue víctima, para presentarlos ante la justicia y reciban el castigo que en derecho corresponda”.

En un comunicado, la CNDH informó que personal del organismo se comunicó con Torres Quintero y que se reunirá con ella para “brindarle el acompañamiento y atención que corresponda”.

El martes 20, Torres Quintero fue víctima de una agresión sexual, “y, al pedir ayuda, policías municipales de Morelia la golpearon, se burlaron de la ropa que vestía y de su profesión, y la detuvieron en los separos municipales”.

De acuerdo con la primera denuncia, a la actuación violenta de policías se suma “la conducta omisa en que incurrieron el juez y el médico legista antes de ser liberada”, pues se negaron a certificar sus lesiones.

La CNDH señaló que dará seguimiento a la situación de la periodista y “estará al pendiente del resultado de las investigaciones con el fin de que todos los involucrados sean sancionados”.

Tras expresar su solidaridad con las mujeres periodistas de Michoacán, el organismo puntualizó que “resultan inadmisibles todas y cada una de las agresiones contra las mujeres en México, demanda que sigue pendiente de resolverse por todas las autoridades del país”.

En el video de dos minutos, en el que aparece con los ojos morados y visiblemente inflamados, la reportera de 34 años relata: “Se inició en mi contra un maltrato físico y sicológico, cuestionando mi vestimenta, diciéndome que me creía muy influyente, pero que eso ahí a mí no me iba a servir y pues propinándome diversos golpes en la cara”.

En su testimonio, narró que luego de golpearla, policías la llevaron a los separos, donde pasó varias horas y fue blanco de burlas con motivo de su profesión, vestimenta y forma de ser. “Se me trató con mucha saña, con mucha burla”, dijo.

Además, agregó, no tuvo derecho a una audiencia inmediata, el médico legista no quiso acreditar los golpes que presentaba y, pese a la evidencia, la juez terminó por asentar en el acta de la audiencia que Mitzi no presentaba ninguna lesión, para luego “hacerle el favor” de dejarla salir antes de 24 horas de arresto.

La reportera de televisión resaltó que las agresiones de las que fue objeto las recibió en su calidad de mujer y periodista, “porque fui agredida de una forma como mujer, pero también fui agredida por el hecho de dedicarme a ser reportera”.

Y, molesta, acusó que la saña con la que la trataron las dos policías mujeres, a las que pidió auxilio tras el intento de violación, “fue por el hecho de yo ser reportera, por el hecho de sentirme influyente, de acuerdo a su opinión”.

El video fue difundido a través de la periodista Verónica Calderón, quien explicó que Mitzi quiso grabar el video por temor a las represalias de las autoridades.

Comentarios

Load More