Los medallistas en Lima, lejos de podios en Tokyo

La delegación mexicana en Lima. Foto: AP / Rodrigo Abd La delegación mexicana en Lima. Foto: AP / Rodrigo Abd

Con su destacado rendimiento en los recientes Juegos Panamericanos de Lima 2019, la delegación mexicana conquistó 37 preseas de oro y finalizó en el tercer lugar del medallero. Días después, la directora de la Conade, Ana Gabriela Guevara, habló de los “esfuerzos” del gobierno federal en materia deportiva. A 11 meses del arranque de los Juegos Olímpicos, Proceso buscó la opinión de un grupo de especialistas –metodólogos deportivos– sobre el papel que podría jugar México en Tokyo 2020.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Luego de conseguir en Lima, Perú, su mejor actuación fuera de casa en unos Juegos Panamericanos, con 37 medallas de oro, 36 de plata y 63 de bronce para un total de 136 preseas, la delegación mexicana regresó a casa con nueve plazas para los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.

Sin embargo, el tercer sitio que logró en el medallero continental –detrás del primer lugar, Estados Unidos con 120 de oro, y del segundo sitio, Brasil con 55– no garantiza que los mexicanos repitan o mejoren su rendimiento en la justa mundialista, advierte un grupo de metodólogos deportivos consultados por Proceso.

Quienes comparten su análisis bajo la condición de reservar su identidad, por temor a represalias –en marzo dejaron de laborar en la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade)–, coinciden en que el panorama “ni siquiera alcanza para ser finalistas”, es decir, clasificar entre los ocho y 18 primeros lugares en las pruebas en las que obtuvieron el pase olímpico. Los entrevistados explicaron que en su balance tomaron en cuenta tiempos, marcas y puntuaciones que los atletas nacionales alcanzaron en Lima 2019.

El camino hacia Tokyo 2020 es tan peliagudo que algunos no tienen asegurada su participación, aunque hayan obtenido el pase olímpico para México, precisamente porque en varios casos la plaza es para el país y no para el deportista. Peor aún: hay atletas que, pese a su destacada participación en Lima, no dan las marcas ni tienen las puntuaciones mínimas exigidas para asistir a los Juegos Olímpicos.

Berlín, lejos de Tokyo

Un ejemplo del periplo para el próximo año es la situación del clavadista Kevin Berlín, debutante en los Panamericanos. Este joven de 18 años acaparó los reflectores por su destacado aplomo, su doble título panamericano y por sus virales declaraciones. “Los flojos también ganamos medallas de oro”, dijo el veracruzano tras consagrarse campeón continental en la plataforma de 10 metros individual, con la cual consiguió la plaza olímpica para México.

De acuerdo con los especialistas deportivos, Berlín difícilmente competirá en Tokyo porque deberá superar a los mejores de México en el proceso de clasificación para ocupar la plaza que consiguió para el país.

La eliminatoria, explican, le abre la posibilidad a otro clavadista: Germán Sánchez, quien ganó plata con Iván García en los Olímpicos de Londres 2012, en la modalidad de clavados sincronizados en la plataforma de 10 metros.

Los exmetodólogos de la Conade consideran que, con el tiempo, Berlín será mejor que Sánchez y García. “Pero la realidad de los clavados en México es de un alto nivel, las probabilidades más altas siempre estarán en las pruebas de sincronizados de ambas ramas al tratarse de finales directas. La mayoría de las preseas de México provienen de los clavados sincronizados”.

Si bien Berlín demostró un “gran ­desempeño” en Lima, los Juegos Olímpicos se desarrollan en un entorno completamente diferente. “Sánchez –agregan los expertos– ya tiene experiencia y una gran trayectoria olímpica. Se está recuperando de una lesión y buscará ocupar la plaza que Berlín obtuvo para México”.

Otro obstáculo que el joven deberá superar es el riesgo de que haya mano negra en los clasificatorios. Los clavadistas deberán pasar por el filtro que la Federación Mexicana de Natación anuncie, cuyo titular, Kiril Todorov, ha sido denunciado por manipular procesos.

En los recientes Juegos Panamericanos, Berlín superó en la plataforma de 10 metros al campeón defensor, Iván García, con una impecable actuación. En la segunda ronda, el veracruzano se ubicó en el segundo sitio y en la siguiente se hizo del primer lugar; García, en tanto, accedió al segundo sitio del podio después de remontar desde el séptimo peldaño.

Mientras Berlín obtuvo 500.35 puntos que le dieron la medalla de oro, García sumó 497.55 unidades; el tercer lugar fue para el canadiense Vincent Riendeau, con 462.70.

Sin embargo, la puntuación de Berlín está 98 unidades abajo del chino Yang Jian, quien en julio último se coronó en el mundial de clavados, plataforma de 10 metros, tras sumar 598.65.

Por si fuera poco, el subcampeón mundial es otro chino: Yang Hao, quien obtuvo 585.75 unidades, y superó al tercer mejor de la justa, al ruso Olexander Bondar (541.05 puntos).

En plataforma 10 metros sincronizados la pareja integrada por Berlín y García ganó el oro panamericano, con 431.10 unidades, seguidos por los canadienses Vincent Riendeau y Nathan Zsombor-Murray, con 396.12 puntos, y por los brasileños Nascimento y Figueredo, con 371.81.

Un mes antes, Berlín y García no pudieron clasificar a las semifinales de dicha prueba en los Campeonatos Mundiales de Natación de Gwangju, Corea del Sur, en los que sólo avanzaron 18 de 47 clavadistas.

García terminó en el casillero 16, con 368.80 puntos, mientras que Kevin en el lugar 18, con 361.85. En esa ocasión, los mexicanos abandonaron Corea del Sur sin obtener la plaza olímpica para México. En virtud de los resultados, el campeón mundial de la especialidad, el chino Cao Yuan, concluyó la prueba con 486.93 puntos. Es decir, Cao estableció una diferencia de 118.13 unidades sobre García, y de 125.08 respecto de Berlín.

Presea histórica, pero…

En Lima 2019 también consiguieron boleto olímpico Edson Ramírez (tiro deportivo con rifle de aire), José Luis Sánchez (rifle tres posiciones), Gabriela Rodríguez (skeet en tiro deportivo), Alejandra Ramírez (fosa femenil), Nuria Diosdado, Anna Voloshyna y Joana Jiménez (nado sincronizado), Alejandra Valencia (tiro con arco) y Mariana Arceo (pentatlón moderno).

Arceo se convirtió en la primera atleta mexicana que gana una medalla de oro en pentatlón moderno desde que esta disciplina fue integrada en el calendario de los Juegos Panamericanos en Winnipeg 1999.

Para conseguir el título finalizó en segundo lugar en natación, con 272 puntos; primero en esgrima, con 271 unidades; décimo en equitación, con 285 puntos, y tercero en tiro-carrera, con 564 unidades, para sumar 1,392 puntos.

La mexicana es la mejor exponente de América en el pentatlón moderno femenil, ocupa el lugar 18 en el ranking mundial de la Unión Internacional de Pentatlón Moderno, con 134 puntos. La mejor es Laura Asadauskaite, de Lituania, con 195 unidades.

En el Campeonato Mundial de Pentatlón Moderno realizado en la Ciudad de México en septiembre de 2018, Mariana terminó en el sitio 21, con 1,260 puntos. La medalla de oro fue para la bielorrusa Anastasiya Prokopenko, octava en el ranking mundial. Prokopenko superó a las 36 pentatletas con una puntuación de 1,346, mientras la plata se la adjudicó la alemana Annika Schleu, segunda mejor del mundo y cuarta en los Juegos Olímpicos de Río 2016, con 1,332. El bronce se lo llevó la francesa Marie Oteiza, con 1,329. Es la tercera mejor del ranking.

A decir de los metodólogos que laboraron en la Conade, el nivel de Mariana Arceo sólo le alcanzaría para clasificar a las finales, o bien terminar entre los primeros 18 lugares.

Respecto del nado sincronizado, los especialistas señalan que “sería una ganancia” que el equipo mexicano logre el lugar 12, pues estaría “dos o tres escalones detrás de las potencias”.

En cuanto al salto ecuestre, explican que sería un buen resultado el que México “vaya, participe y ofrezca su mejor ­desempeño en Tokyo. Con eso ya es más que positivo. En definitiva, no hay manera de pelear por el podio”.

Tres esperanzas

A 11 meses de que comiencen los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, las únicas posibilidades “hasta hoy tangibles de alcanzar una medalla están en los clavados sincronizados y en taekwondo, con María Espinosa”, señalan los metodólogos

Uno de los entrevistados menciona que otra gran esperanza de medalla está en el lanzamiento de martillo, con Diego del Real Galindo. “Lo tienen olvidado porque últimamente no le ha ido muy bien. Nadie le ha dado seguimiento a ese proceso, pero Del Real ha sido cuarto lugar en los Juegos Olímpicos en Río y llegará muy bien para Tokyo porque su plan fue elaborado para alcanzar su máximo rendimiento en ese certamen”.

A Diego del Real, el mejor prospecto de medalla en Río 2016, se le fue la posibilidad del bronce en su último lanzamiento. El martillo se detuvo a los 76.05 metros en el estadio de atletismo. La medalla de oro la ganó Dilshod Nazarov, de Tayikistán (con 78.68 metros); la plata fue para Iván Tsikhan, de Bielorrusia (con 77.79), y el bronce se lo llevó Wojcieh Nowicki, de Polonia (con 77.73). Del Real se quedó fuera del podio, pero terminó como el mejor latinoamericano de la prueba.

El viernes 9, Diego admitió que su actuación en Lima “dejó mucho qué desear” al concluir en cuarto lugar. “Muchos dirán que no fue mala, que del primero al cuarto no hubo mucha diferencia, pero no: perdí porque no di lo mejor o porque hubo tres mejores que yo. Eso no me gusta. Tengo que ser aplastante en mis competencias y no lo hice. Así que me voy mal…”

Diego, campeón nacional en los últimos nueve años, consiguió su mejor distancia en 74.16 metros, muy por debajo de lo que hizo en Río. El monarca panamericano, el chileno Gabriel Kehr, lanzó el martillo para una distancia de 74.38 metros.

Del Real ocupa el sitio 28 del ranking mundial de la Federación Internacional de Atletismo, con una marca de 75.65 metros, lejos del líder de la prueba: el polaco Wojciech Nowicki, con 81.74.

En los 400 metros planos, prueba que catapultó a la entonces atleta Ana Gabriela Guevara, ahora directora de la Conade, Paola Morán llegó a Lima 2019 con el boleto olímpico que consiguió en el Nacional de Atletismo, realizado en junio último, tras sortear una controversia administrativa.

Semanas atrás en la Olimpiada Nacional, la velocista obtuvo la marca para los Mundiales de Atletismo de Doha. Sin embargo, desde hace cinco años la competencia no tiene el aval de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo, cuyo titular, Antonio Lozano, enfrenta un juicio promovido por la Conade. Está acusado de desviar 4 millones 831 mil 197 pesos del erario.

Paola ganó el Campeonato Nacional con un tiempo de 51.32 segundos. Y en Lima 2019 hizo un registro de 51.02; en cambio, la ganadora, Shericka Jackson (de Jamaica), hizo 50.73 segundos.

Tras su logro, Morán quedó instalada en el lugar 20 del ranking mundial de la Federación Internacional de Atletismo, pero continúa muy lejos de la mejor: Shaunae Miller-Uibo, de Bahamas, que tiene una marca de 49.05 segundos.

Guevara consiguió la medalla de plata en Atenas 2004 con un tiempo de 49.56 segundos; 15 años después, el registro de Ana Gabriela aún supera por 1.46 segundos el tiempo establecido por Morán en los Panamericanos últimos. Para los especialistas, la condición actual de Paola le alcanza sólo para “clasificar entre el lugar 12 y el 16.”

Medalla para el presidente

En Lima 2019 un sonriente José Carlos Villarreal rebasó a sus contrincantes en los últimos 50 metros. Todavía se dio tiempo para voltear a verlos y cruzar la meta en el primer lugar en los 1,500 metros y, con ello, colgarse el oro panamericano.

Villarreal, de 21 años y originario de Sonora, consiguió una presea que no estaba en los pronósticos de la Conade. Detuvo el cronómetro en 3:39.93 minutos. La plata quedó en manos del estadunidense Johan Gregorek, con 3:40.42, y el bronce, para el canadiense David William Paulson, con 3:41.15.

Villarreal ocupa el lugar 63 en el ranking mundial, con 3:37.22, contra los 3:28.77 del keniano Timothy Cheruyot, que encabeza la lista.

Otro caso: Laura Esther Galván ganó el oro panamericano en los 5 mil metros, con un tiempo de 15:35.47. Está clasificada en el puesto 98 del mundo, con un registro de 15:26.26. El ranking lo lidera la keniana Hellen Obiri, con 14:20.36.

Para alcanzar su sueño olímpico, Galván requiere hacer el tiempo mínimo exigido por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, que es de 15:10.10. Pero ni Laura ni Villarreal acudirán al Mundial de Atletismo de Doha, a realizarse del 28 de septiembre al 6 de octubre próximos. ¿La razón? No clasificaron.

Los metodólogos reconocen que Lima 2019 fue la primera competencia real rumbo a Tokyo 2020; no obstante, los atletas seguirán desde ahora un nuevo periodo de entrenamiento.

En Lima, y contra todo pronóstico, la delegación mexicana avanzó tres lugares en el medallero respecto de la edición anterior, Toronto 2015, en la que obtuvieron 22 preseas doradas. Desde Mar de Plata 1995, cuando México ganó 23 de oro, 20 de plata y 37 de bronce, la representación nacional no había conseguido una actuación tan relevante fuera del país.

En víspera de Lima 2019, la titular de la Conade, que ha reducido apoyos para los atletas, pronosticó que la delegación mexicana lograría apenas 19 preseas de oro. Tras la destacada actuación, en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, el lunes 12, Guevara dijo: “Fue una labor titánica en estos ocho meses mover el elefante reumático”.

En seguida, le entregó al mandatario una medalla simbólica de los Juegos Panamericanos de Lima.

Este reportaje se publicó el 18 de agosto de 2019 en la edición 2233 de la revista Proceso

Comentarios

Reportero con 30 años de experiencia en temas deportivos, egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha cubierto Copas del Mundo de Futbol, Gran Premio de Fórmula Uno, peleas de boxeo de título mundial, mundiales de ciclismo, Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos.

Load More