Activistas exigen al gobierno de México que integre el combate al cambio climático como prioridad nacional

Los activistas se manifestaron afuera de la Bolsa Mexicana de Valores. Foto: Twitter @ProjectPODER Los activistas se manifestaron afuera de la Bolsa Mexicana de Valores. Foto: Twitter @ProjectPODER

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Organizaciones de la sociedad civil se manifestaron este lunes frente a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para exigir al gobierno federal que reconozca la emergencia climática y tome las medidas necesarias para frenar el aumento de la temperatura, compromisos ratificados en el Acuerdo de París.

Advirtieron que, de acuerdo con expertos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), restan menos de 11 años para reducir a la mitad las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y limitar el incremento de la temperatura global en 1.5 grados centígrados para fin de siglo.

De igual manera, alertaron que el desarrollo económico que prevalece en la mayor parte de los países continúa privilegiando el consumo y la quema excesiva de combustibles fósiles por encima de la protección a los ecosistemas y los derechos humanos.

Los activistas –alrededor de 15– rechazaron esta tendencia y subrayaron la necesidad de un cambio de paradigma en los modelos de producción, distribución y consumo, luego de advertir que apenas 100 empresas son las responsables del 52% de las emisiones de la atmósfera desde la revolución industrial.

Además, indicaron, 7% de la población más rica a nivel global es responsable de más de 50% de todas las emisiones acumuladas en la atmósfera, mientras que 50% de los pobres en el planeta genera menos del 7% de las emisiones totales.

Tan sólo en 2018, detallaron, 87% del consumo primario de energía a nivel mundial seguía dependiendo de la producción de combustibles fósiles, y a causa de ello las emisiones globales del sector energético se incrementaron en 2%. No obstante, acusaron, los países integrantes del G20 invirtieron 147 mil millones de dólares en subsidios a este sector.

Y México no es la excepción, expresaron los ambientalistas y defensores de derechos humanos, pues los proyectos contemplados por Petróleos Mexicanos (Pemex), entre ellos la refinería de Dos Bocas, en Tabasco, emitirá 3 mil 305 millones de toneladas de bióxido de carbono (CO2), lo cual incumpliría los compromisos adquiridos rumbo al 2050.

Los activistas recordaron que en la actualidad México se ubica en el puesto 13 a nivel global como emisor de GEI, lo que pone en situación de vulnerabilidad, por efectos del cambio climático, a 69% de la población y 71% de las actividades económicas. En ese sentido, urgieron a las autoridades a dejar atrás los combustibles fósiles y transitar a las energías renovables.

En cinco puntos, los manifestantes exigieron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador que reconozca la existencia de una emergencia climática, integre el combate al cambio climático como una prioridad nacional y genere políticas que contribuyan a frenar el aumento de temperatura.

Al respecto, instaron a las autoridades a reducir en 50% sus emisiones en 2030 y posteriormente reducirlas a cero, como lo establece el IPCC a nivel global, además de ratificar el Acuerdo de Escazú sobre acceso a la información, participación pública y acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe.

También solicitaron rescatar las formas tradicionales y locales de producción de alimentos, por sus efectos positivos al enfriamiento del planeta, y dejar de otorgar permisos y concesiones a empresas contaminantes, como las que se dedican a la soya o a la producción de carne. Son éstas, subrayaron, las responsables del incendio que lleva dos semanas consumiendo el Amazonas en Brasil.

“Sirve de ejemplo para que las autoridades mexicanas puedan ser muy cautelosas con el cambio de uso de suelo en nuestro país, que avanzan sobre las fronteras y bosques de México”, afirmó Gustavo Ampugnani, director de GreenPeace México.

Las organizaciones no gubernamentales (ONG) instaron, además, a que el sector privado reconozca su cuota de responsabilidad en la crisis climática y se comprometa a dejar de financiar proyectos que agravan el problema, como las hidroeléctricas y el gas natural.

Finalmente, los representantes de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), El Poder del Consumidor, Food & Water Watch y Greenpeace México, entre otros, anunciaron que participarán en la semana de acción global por el futuro, que se realizará del 20 al 27 de septiembre próximo, para demandar acciones inmediatas ante la emergencia climática.

Como parte de estas acciones, PODER, Vía Orgánica, Alianza Mexicana contra el Fracking, Red por los Derechos de la Infancia en México, Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero, Fundación Heinrich-Böll, Extinction Rebellion y Fundar, acompañarán a niños y jóvenes en la marcha Fridays for Future programada para el próximo 20 de septiembre a las 14 horas, del Ángel de la Independencia al Zócalo.

Comentarios

Load More