Por razones “estrictamente” personales, Jacinto Herrera renuncia a la presidencia del IEE de Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).- Jacinto Herrera Serrallonga renunció a la presidencia del Instituto Estatal Electoral (IEE) sin que se resolviera el proceso en su contra por las supuestas irregularidades cometidas durante los comicios de 2018, que habrían favorecido a la entonces candidata panista Martha Erika Alonso Hidalgo.

En julio pasado, el entonces presidente de la Junta local del Instituto Nacional Electoral (INE), Joaquín Rubio Sánchez, aclaró que seguía abierto el expediente de investigación en contra de los consejeros electorales de Puebla que fueron acusados por Morena de manipular paquetes electorales y falsificar documentos, así como por la negligencia en su actuación.

En la denuncia –presentada en julio de 2018– se exigía que, además de la destitución de los consejeros, incluido Herrera Serrallonga, se les aplicaran sanciones por las faltas cometidas en sus funciones.

Parte de las acusaciones contra los consejeros quedaron expuestas por magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) durante el juicio de anulación de las elecciones por la gubernatura en Puebla.

Y es que, además de la omisión del órgano electoral para actuar cuando grupos armados atacaron las casillas electorales, el día de las votaciones, quedó evidenciado que se rompió la cadena de custodia de los paquetes, dado que el IEEP usó una bodega en la que entraban y salían decenas de empleados.

En un comunicado, Herrera Serrallonga, quien asumió la presidencia del Consejo Electoral en 2015, aseguró que su renuncia se debe a razones “estrictamente” personales, a la vez que defendió su actuación.

“Estoy convencido de que todos los consejeros, al igual que todo el personal del IEE, en los dos procesos electorales que me tocó dirigir, actuó siempre con rectitud y apegado a los principios democráticos. Aquellas elecciones dejaron un conjunto de lecciones que permitieron organizar elecciones de mejor calidad en futuros procesos electorales”, sostuvo.

Bajo su responsabilidad se organizaron los comicios en los que resultó electo Antonio Gali Fayad, en sustitución del gobernador Rafael Moreno Valle, y los de 2018, cuando fue electa Alonso Hidalgo, una de las elecciones más conflictivas y violentas de la historia política de Puebla.

Tras la muerte de Alonso Hidalgo, el 24 de diciembre de 2018, la organización y conducción de los comicios extraordinarios fue atraída por el INE.

De acuerdo con el artículo 101, al renunciar el consejero presidente, será el INE el que emita una convocatoria pública para aspirantes a ocupar el cargo, de los cuales la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales definirá una lista de hasta cinco nombres que será votada en el Consejo General.

Comentarios

Load More