Liberación de “La Loca” reactiva pleito entre gobernador y fiscal de Veracruz

El gobernador Cuitláhuac García y el fiscal de Veracruz Jorge Winckler. Fotos: Yahir Ceballos y Facebook El gobernador Cuitláhuac García y el fiscal de Veracruz Jorge Winckler. Fotos: Yahir Ceballos y Facebook

XALAPA, Ver. (apro).- El incendio en el table dance de Coatzacoalcos la noche de ayer, que hasta ahora arroja un saldo de 26 personas muertas –10 mujeres y 16 varones–, reavivó el enfrentamiento que libran desde hace rato el gobernador Cuitláhuac García y el fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz.

Y es que al referirse a la tragedia registrada en la víspera el mandatario acusó a la Fiscalía estatal de haber liberado al presunto autor intelectual y material del incendio en el centro nocturno “Caballo Negro”, Ricardo Romero Villegas La Loca.

En su cuenta de Twitter, Cuitláhuac García recordó que dicho sujeto había sido detenido en julio último por portación de droga y que inexplicablemente “fue liberado en menos de 48 horas por la Fiscalía General del estado”.

No solo eso, en entrevista con Foro TV, el mandatario estatal acusó a Winckler de proteger a un cartel –no dijo cuál—al que pertenece La Loca.

Reconoció que la Secretaría de Marina (Semar) detuvo a La Loca dos veces, pero la Fiscalía estatal nunca inició investigación en su contra debido a que “pertenece a un cartel que ha sido solapado por el Fiscal General del estado. Lo digo con toda responsabilidad, tengo datos precisos sobre eso y por eso no le tiene orden de aprehensión”.

García añadió que el ataque perpetrado el martes pasado tiene el mismo modus operandi que los perpetrados en otros comercios y si el fiscal hubiera actuado con prontitud “y tuviera una orden de aprehensión contra esta persona, no hubiera sucedido lo que pasó”.

Segú el gobernador, La Loca no fue investigado por delitos del fuero común y en el momento en que fue detenido y posteriormente liberado por autoridades federales, las autoridades estatales debieron imponerle prisión preventiva.

Winckler desmiente al gobernador

Minutos más tarde, la Fiscalía estatal emitió un comunicado en el que refutó la versión divulgada por el gobernador.

Jorge Winckler aclaró que Ricardo Romero nunca fue puesto a disposición de la FGE y aclaró que fue la Fiscalía General de la República la que conoció del asunto.

A mayor precisión, refirió que fue el 18 de julio del año en curso, cuando se inició la Carpeta de Investigación FED/VER/0003461/2019 en la Unidad de Investigación y Litigación en Coatzacoalcos de la Delegación Estatal de la Fiscalía General de la República, por lo que –subrayó–la liberación de Ricardo Romero correspondió a una dependencia federal y no local.

Es más, el fiscal estatal aportó otro dato: que casi un mes después, el 7 de agosto último, elementos de la Policía naval capturaron a La Loca y que de nueva cuenta fue puesto a disposición de la Delegación Estatal Veracruz de la Fiscalía General de la República, donde se inició la Carpeta de Investigación FED/VER/COATZ/0003721/2019 en la Unidad de Investigación y Litigación en Coatzacoalcos de la Delegación Estatal de la Fiscalía General de la República.

Con base en dichos antecedentes, el fiscal estatal le pidió al gobernador que “precise la información dada a conocer públicamente sobre el tema” y más: que no utilice la tragedia para “distorsionar hechos ni confundir a la opinión pública”.

En el comunicado, Winckler anticipó que la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la FGR colaborará con la Fiscalía del Estado en la realización de peritajes colegiados en materia de incendios y explosiones; ingeniería y criminalística. “Los peritos de la FGE ya se encuentran en coordinación con los peritos de la AIC”, dijo.

Asimismo, el funcionario exhortó al gobernador a aportar indicios sobre la identidad de uno de los probables responsables y a aportar a la Carpeta de investigación “toda la información” que resulte útil para el esclarecimiento de los hechos.

“La Fiscalía investigará esta y todas las líneas de investigación que se desprendan de los datos de prueba que obren en la Carpeta de Investigación, para asegurar que no exista impunidad”, subrayó.

Dos marinos filipinos entre las víctimas

La FGE también actualizó la información de las víctimas y mencionó que hasta el momento se reportan 26 personas fallecidas, entre ellas dos marinos filipinos que se encontraban en el bar en el momento del ataque. Se trata de Bryan G Varrón, de 25 años, y Nathaniel A. Alindan, de 33. Ambos formaban parte de la tripulación del barco Caribe Liza y bajaron al puerto a tomar una copa.

Además, 11 personas son atendidas en distintos nosocomios por quemaduras de segundo y tercer grado.

De acuerdo con testigos del ataque, los agresores –cuatro sujetos—irrumpieron en el establecimiento y abrieron fuego; inmediatamente después rociaron el lugar con gasolina y le prendieron fuego. Cerrando las puertas de emergencia y la entrada principal del lugar.

Hasta ahora se desconoce cuántas personas perdieron la vida por los impactos de bala y cuántas calcinadas.

Un día antes del ataque al table dance “Caballo Blanco”, integrantes de la delincuencia organizada enviaron videos y fotos a los Whatsapp de periodistas de una víctima que fue degollada.

El sujeto respondía al nombre de Javier Ronson González, presunto propietario del centro nocturno incendiado, quien se encontraba en calidad de desaparecido desde el 24 de agosto pasado.

En la información enviada, los remitentes dejaron entrever que dicha persona había sido “degollado” por policías estatales.

 

Comentarios

Load More