Heredada, la violencia en Veracruz: AMLO

López Obrador en conferencia. Foto: Eduardo Miranda López Obrador en conferencia. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La violencia y la confrontación que mantienen el gobernador y el fiscal general en Veracruz es un problema “heredado por las autoridades anteriores”, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Nosotros tenemos que ser respetuosos de lo que hagan los gobiernos estatales, las fiscalías estatales y la fiscalía federal. Lo que sí es un hecho es que hay un problema en Veracruz heredado por las autoridades anteriores”, dijo.

En Palacio Nacional, durante la conferencia matutina, agregó que esa situación fue “no sólo por las autoridades locales, también por las autoridades federales, porque en el Congreso se aprobaron reformas que llevaron a que estas instituciones que son fundamentales, como las fiscalías las nombrara, o a los representantes, los nombrara el gobernador en turno y son inamovibles; pero no sólo eso, les dan 10 años y a veces hasta más”.

Los gobernadores, aclaró “no todos desde luego, pusieron en estas instituciones gentes de su confianza. Esto fue un abuso y eso sucedió en caso de las Fiscalías y en el caso de Fiscales Anticorrupción…  Todo esto genera conflicto, ha generado problemas, se tiene que ir resolviendo y el pensamiento es que tratase de quien se trate si hay contubernio con la delincuencia se tiene que castigar”.

-¿La Fiscalía General de la República va a investigar a Jorge Winckler (el fiscal de Veracruz)?, le preguntó la prensa.

-Yo creo que sí. Pienso que la fiscalía debe de hacer una investigación a fondo en el caso de Veracruz y en todos los casos, en todos los casos.

El mandatario federal pidió que no se archiven las denuncias pendientes en la Fiscalía veracruzana. Luego, consideró que en esa entidad se deben combatir dos problemas: la delincuencia, las conductas ilícitas del crimen organizado; así como el contubernio.

Y sobre el segundo, dijo, “es todavía peor, el que la delincuencia tenga el apoyo, respaldo de la autoridad, porque si no hay frontera, si no hay línea divisoria entre delincuencia y autoridad no se avanza”.

Sobre el ataque a un bar en Coatzacoalcos que, hasta el momento, ha cobrado la vida de 28 personas, el tabasqueño añadió: “fue un crimen horrorísimo, algo horrendo, inhumano, algo que entristece, nos degrada como sociedad, como gobierno, como país. Entonces esto no se puede permitir. Y buscar la forma de que esto no se repita, por todos los medios”.

Comentarios

Load More