Marchan miles de personas para exigir justicia por desaparecidos

La marcha de mujeres en Ecatepec culminó en el Palacio Municipal. Foto: Twitter @IMER_Noticias La marcha de mujeres en Ecatepec culminó en el Palacio Municipal. Foto: Twitter @IMER_Noticias
Integrantes del Movimiento por Nuestros Desaparecidos protestaron en el Zócalo de la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga
Integrantes del Movimiento por Nuestros Desaparecidos protestaron en el Zócalo de la Ciudad de México. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Familiares de personas desaparecidas marcharon este viernes en distintas entidades del país para exigir justicia y que las autoridades agilicen la búsqueda de sus seres queridos.

En la Ciudad de México, integrantes del Movimiento por Nuestros Desaparecidos se reunieron en el Zócalo capitalino para entregar al gobierno federal más de 100 mil firmas y exigir la identificación de los desaparecidos, que suman más de 40 mil en el país.

En el Día Internacional contra las Desapariciones Forzadas, decenas de mujeres también salieron a las calles de Ecatepec, Estado de México, con cruces de madera y cartulinas de color rosa, para demandar que frenen los feminicidios en la entidad, que actualmente ocupa el primer lugar en ese delito.

En punto de las 17 horas, las mujeres comenzaron a llegar al llamado “puente de fierro”, ubicado sobre la vía Morelos, y desde ahí enfilaron con las fotos de sus hijas, impresas en mantas y cartulinas, para pedir que se garantice la seguridad de las mujeres ecatepenses y se reclasifiquen los crímenes de sus hijas como feminicidios.

Al grito de “No, no, no es un hecho aislado, los feminicidios son un hecho en el Estado” y “Porque vivas se las llevaron, vivas las queremos”, denunciaron que en su municipio la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), implementada desde 2015, no ha servido para nada, pues las niñas y mujeres de la entidad siguen desapareciendo todos los días.

“Mujer consciente se une al contingente”, “Vilchis, escucha, Ecatepec está en la lucha”, coreaban al unísono las inconformes mientras llegaban a la explanada del palacio municipal de Ecatepec, donde ya las esperaba una valla formada también por mujeres que resguardaban el edificio.

Desde afuera rechazaron la acción violenta y exigieron a las autoridades medidas más efectivas para combatir el fenómeno, así como castigos ejemplares para los culpables, quienes al ser detenidos purgan penas mínimas, subrayaron.

También solicitaron una disculpa pública por todos los actos y omisiones cometidos en contra de los derechos humanos de mujeres en la demarcación, así como la implementación de mesas de trabajo y del programa Spotligth de la ONU, que prevé erradicar los feminicidios para 2022.

Además, pidieron que se capacite y evalúe a los servidores y ministerios públicos para que brinden la atención adecuada a las víctimas de violencia de género, sin revictimizarlas.

Tras unos minutos, algunos funcionarios del gobierno municipal salieron a atender a las activistas, y aunque intentaron enumerar los avances que ha tenido la entidad, se vieron interrumpidos por los reclamos de las mujeres que pedían más acciones concretas y menos palabras.

Como resultado, las manifestantes lograron concretar una mesa de trabajo con las autoridades locales y miembros de la Fiscalía, programada para el 5 de septiembre a las 18 horas, en la que solicitaron la presencia del presidente municipal Fernando Vilchis Contreras.

La activista Nayelli Arenas, del colectivo “Mujeres Ecatepenses por los derechos humanos”, indicó que en la reunión entregarán al mandatario un pliego petitorio con las demandas antes expresadas. De igual manera, consideró que la Alerta de Género es un mecanismo útil, pero que no ha sido implementado de manera adecuada, y agregó que será uno de los temas a tratar, así como la revisión y reclasificación de los crímenes cometidos contra mujeres.

Advirtieron que si la reunión no rinde frutos saldrán nuevamente a las calles a ejercer su derecho a la protesta, hasta tener justicia y seguridad.

Al término del mitin, las mujeres realizaron un performance y se reunieron en un gran abrazo colectivo donde no pudieron contener el llanto.

 

En total indefensión

Las organizaciones Alondras Unidas y Colectiva Feminista Ehécatl reprobaron la indiferencia e indolencia del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, así como de Rodrigo Espeleta, secretario de Derechos Humanos, y del fiscal Alejandro Gómez, en la búsqueda de personas desaparecidas.

Carmen Zamora, integrante de la Colectiva Ehécatl, explicó que ayer esperaron hasta cuatro horas afuera de Palacio de Gobierno para ser atendidas por Del Mazo Maza o Espeleta Aladro, sin éxito.

“Estamos en total indefensión porque no somos parte del equipo del gobernador, no nos recibieron, nos trataron mal”, manifestó.

Las integrantes de ambos colectivos, que representan a víctimas de municipios como Ecatepec, Tecámac, Nicolás Romero, Nextlalpan, Temascalapa y Chimalhuacán, aseguraron que el gobierno mexiquense permanece impávido ante el fenómeno de desapariciones, y aunque la Fiscalía General de Justicia (FGJEM) recibe a familiares, las mesas de trabajo no arrojan avances ni resultados.

“El fiscal, en lo personal, no me soluciona nunca nada; cada bimestre vengo a solicitar avances, se crean acuerdos, pero a los siguientes dos meses pasa exactamente lo mismo. Las reuniones son sólo para tomar galletas y café, y para la foto; dicen que están trabajando, pero no hay soluciones”, indicó Zamora.

Según las manifestantes, los pocos casos que se resuelven no son gracias a la Fiscalía, sino a los familiares de las víctimas que no desisten en la búsqueda.

También señalaron que los asuntos que las autoridades anuncian como relevantes, lo son sólo porque hay tráfico de influencias, se prioriza a militantes priistas o son hechos mediáticos, mientras la mayor parte de las desapariciones son ignoradas.

“Los casos relevantes que saca Gómez Sánchez son prioritarios para las búsquedas y los encuentran, pero todos los casos de personas desaparecidas deben ser relevantes. Exigimos que los relevantes se terminen, porque sólo son botines políticos y mediáticos”.

Quienes a falta de resultados de las instancias gubernamentales se han convertido en buscadoras y operan con sus propios medios, demandaron a Gómez Sánchez que transfiera los recursos que emplea en camionetas y relojes de lujo, para el equipamiento de la Fiscalía de Desaparecidos.

“Hacemos búsqueda porque no podemos esperar a que Alejandro Gómez haga un trabajo que tendría la obligación de hacer y no hace. Todas las mujeres en situación de desaparecidos debemos tener derecho al fondo recurrente para canastas alimentarias, traslados, pero ni siquiera eso se cumple”, plantearon.

Además, solicitaron que en la Fiscalía de San Agustín, Ecatepec, se concentren Odisea y la Comisión de Búsqueda, pues en la actualidad cualquier trámite para poner en marcha una alerta se retrasa debido a que los familiares se ven obligados a trasladarse de un lugar a otro para concretarlo, mientras el tiempo es vital cuando se trata de localizar con vida a una persona.

Lo anterior, debido a que las autoridades pretenden acondicionar un espacio de esa Fiscalía para justicia restaurativa, con lo que, aseguraron, se quiere obligar a las víctimas a llegar a un arreglo con los agresores.

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas revela que en sólo seis años las desapariciones en el Estado de México se incrementaron en 645%, al pasar de 911 en 2012 a más de 5 mil 800 en 2018.

Unas 200 personas marcharon en Colima. Foto: Twitter @berthareynoso
Unas 200 personas marcharon en Colima. Foto: Twitter @berthareynoso

“La esperanza de encontrarlos nos hace fuertes”

En Colima, cerca de 200 personas marcharon esta noche con playeras blancas por las principales calles del primer cuadro de la capital para conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

Convocada por la Red Desaparecidos en Colima, la manifestación congregó a familiares, amigos y ciudadanos solidarios, quienes portaron fotografías, pancartas y lonas con diversas consignas como “¿Dónde estás?”, “La esperanza de encontrarlos nos hace fuertes” y “Hasta encontrarte te digo adiós”.

La marcha partió de la Glorieta de las antiguas instalaciones del DIF, prosiguió por la Calzada Galván y la calle Madero hasta llegar al edificio del Palacio de Gobierno, cuyos accesos se encontraban cerrados. Ahí realizaron un breve mitin para después trasladarse hacia el templo de La Merced, donde se realizó una misa por los desaparecidos.

De acuerdo con la representante de la red, Eva Verduzco de la Cruz, actualmente se tienen contabilizadas alrededor de 670 personas desaparecidas en el estado, aunque aclaró que falta actualizar la lista.

A lo largo del recorrido, la activista realizó varias veces pases de lista de las personas desaparecidas, y al mencionar cada uno de los nombres los manifestantes respondían en unas ocasiones “Hasta encontrarte” y en otras “No presente”.

Durante el acto realizado afuera del Palacio de Gobierno, Eva Verduzco dijo que esa marcha fue motivada también por la necesidad de ser reconocidos como colectivo de búsqueda de personas desaparecidas.

Agradeció a las personas que se solidarizaron con la marcha, bajo la consideración de “esta lucha es de todos”, e instó a los ciudadanos a no permitir que alguno de sus familiares se convierta en un desaparecido más.

Hizo hincapié en la necesidad de que los servidores públicos asuman el compromiso y garanticen el respeto y validez de sus derechos para seguir en pie con esa lucha, que “nos desgasta día a día en todos los sentidos como para aunar aún la insensibilidad de quienes nos gobiernan; no pedimos, exigimos lo que por derecho y por ley nos corresponde: ser tratados con respeto y dignidad al acercarnos a sus instituciones”.

Lamentó que en esta ocasión, en relación con marchas anteriores, “somos más, pero somos menos los que callamos ya, espero que no sea la única y que ahora sí la sociedad colimense vea que esta es nuestra triste realidad y vea que estamos haciendo algo”.

Eva Verduzco, quien desde hace más de dos años busca a su hermano David, señaló que ahora ya no sólo busca al suyo, sino a los de todos, “ahora sí, como siempre lo he dicho, tengo más hermanos por encontrar”.

La señora Blanca Esthela Ramírez marchó con una gran fotografía de su hermano Juan Manuel Ramírez, de 35 años edad, conductor de taxi desaparecido el 6 de enero pasado y cuyos restos fueron encontrados el 24 de abril siguiente en una barranca del municipio de Coquimatlán.

En la parte superior de la imagen, con un moño luctuoso, decía: “A mí ya me encontraron… ¿Por qué no te unes?”

Blanca Esthela Ramírez dijo que continuará participando en la red de búsqueda de desaparecidos, pues se encuentra muy agradecida por haber encontrado a su hermano, aunque “no fue en las condiciones que yo hubiera querido, pero al menos ahora ya tengo un lugar a donde ir a llorarle y a donde llevarle flores”.

 

Exigen aceptar ayuda internacional

En Morelos, familiares de víctimas de desaparición demandaron la creación de un Mecanismo Internacional contra la Impunidad en México, que incluya expertos y apoyo externo “con experiencia” y habilidades técnicas, para romper con “el pacto de impunidad” que hoy impide que la justicia sea una realidad.

En conferencia de prensa, integrantes de los colectivos de víctimas de desaparición también demandaron que el gobierno mexicano acepte la ayuda internacional en materia forense, para que apoye los trabajos de investigación de las personas encontradas en fosas clandestinas y comunes, así como en los frigoríficos de los Servicios Médicos Forenses de todo el país.

“Sabemos la precariedad del gobierno para la identificación humana, pero no es motivo para volver a desaparecer a nuestros familiares, no permitiremos que la fiscalía repita actos atroces”, subrayaron.

Por ello, exigieron que la Fiscalía General del Estado realice y aplique los protocolos de identificación genética a los cuerpos que se encuentran en las morgues de la entidad, y afirmaron que el proceso de identificación de los cuerpos que ya se exhumaron de las fosas de Jojutla no han sido “validados”, por lo que exigieron se cumpla ese procedimiento.

Marcha en Guadalajara de la organización Familias Unidas por los Desaparecidos en Jalisco (Fundej). Foto: Twitter @AleNunoRV
Marcha en Guadalajara de la organización Familias Unidas por los Desaparecidos en Jalisco (Fundej). Foto: Twitter @AleNunoRV

En Jalisco desaparecen a los jóvenes

En Guadalajara, la organización Familias Unidas por los Desaparecidos en Jalisco (Fundej) conmemoró a sus seres queridos ausentes con una misa y una marcha en la que participaron alrededor de 400 personas.

Los manifestantes portaban playeras blancas, algunas de las cuales tenían estampadas las fotos de su familiar desaparecido. Otras mostraban cartulinas con las características de la víctima o alguna imagen.

Del templo El Expiatorio, donde se efectuó una misa, se dirigieron por la avenida Vallarta rumbo a la glorieta de Los Niños Héroes, rebautizada como “la glorieta de Las y Los Desaparecidos”.

En su trayecto hacia el monumento de los Niños Héroes gritaron consignas como: “¿Dónde están nuestros hijos dónde están?”, “Si fueran tus hijos, ¿tú qué harías?”, “No descansaremos hasta encontrarlos”, “Vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

Guadalupe Aguilar, coordinadora de Fundej, reclamó que las búsquedas son lentas y pidió por enésima ocasión que el gobierno encuentre a sus seres queridos.

También comentó que una de las características de los desaparecidos es que son jóvenes de entre 21 y 35 años, y a la mayoría “se los llevan cuando van solos, cuando van caminando, sin embargo, últimamente tienen la modalidad de que se meten a sus domicilios con lujo de violencia y los sacan”, apuntó.

La próxima semana, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, Alfonso Hernández Barrón, emitirá una recomendación sobre el tema de los desaparecidos con base en 73 casos.

(Con información de Ixtlixóchitl López, Veneranda Mendoza, Pedro Zamora, Jaime Luis Brito y Gloria Reza)

Comentarios

Load More