Familiares de hombre fallecido en una cárcel yucateca rechazan versión de suicidio

OXKUTZCAB, Yuc. (proceso.com.mx).- Familiares de Genaro Rafael Vargas Ruelas, quien aparentemente se suicidó en una celda de una cárcel, insistieron en su presunción de que el chico pudo haber fallecido a causa de la brutalidad policíaca y exhibieron en las redes sociales fotografías de las lesiones y hematomas que presentaba su cadáver.

Vargas Ruelas, presunto toxicómano de 21 años, fue arrestado la noche del martes 27 por escandalizar en la vía pública y la tarde del miércoles 28 se le encontró muerto en los separos. La versión oficial es que el joven se ahorcó.

Familiares y amigos del occiso se rebelaron contra las autoridades y armados con piedras, palos y bombas molotov acudieron a protestar al palacio municipal, donde en principio exigieron que les entregaran a los policías que estuvieron en funciones al momento de la detención y durante el deceso del chico.

Al no lograr su cometido, la turba arrojó proyectiles contra los cristales del palacio municipal, que posteriormente fue saqueado y luego incendiado. Al mismo tiempo quemaron tres patrullas y volcaron otra.

Por esos disturbios, una docena de personas están detenidas.

En tanto, los deudos, quienes hoy sepultaron al joven, se resisten a aceptar la versión del suicidio y pidieron el apoyo de médicos forenses y criminalistas particulares que de manera voluntaria ayuden a esclarecer el caso pues no disponen de recursos económicos suficientes para pagar los peritajes.

A través de sus redes sociales, familiares de Vargas Ruelas mostraron fotos de diversas secciones de su cara y cuerpo en las que se aprecian aparentes lesiones y hematomas, entre ellos la presunta huella de una bota de policía marcada en la espalda, que les hace sospechar que el muchacho habría sido torturado.

Expusieron que además, tenía los “testículos rotos y las costillas fracturadas”.

Comentarios

Load More