AMLO presume en su primer informe sus políticas de apoyo a jóvenes, adultos mayores y discapacitados

Andrés Manuel López Obrador durante el discurso por su primer informe de gobierno Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).– En su primer informe de gobierno, al referirse al tema de “construir un país con bienestar”, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en los primeros siete meses del 2019 se han creado nuevos empleos, se ha apoyado a los jóvenes, principalmente a los calificados como “ninis”, a los adultos mayores, a los discapacitados y ha aumentado el salario mínimo.

Durante su discurso, en Palacio Nacional, señaló que, según el IMSS, se han creado más de 300 mil nuevos empleos, sin considerar los generados por los programas Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro, la construcción de caminos de mano de obra “y otros que, en conjunto, superan el millón de empleos adicionales”.

Respecto al programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los prioritarios del sexenio, indicó que hasta el día de hoy 930 mil jóvenes que antes eran discriminados y tratados como ninis.

Resaltó que en 2020 “o a más tardar en 2021” ningún joven se quedará fuera del trabajo o del estudio.

“Nunca más se les dará la espalda a los jóvenes o se les condenará al olvido”, reiteró.

Indicó que 8 millones de adultos mayores, el 94% del total, han recibido sus pensiones de 2 mil 550 pesos bimestrales, “el doble de lo que obtenían antes; y ahora este apoyo es universal; es decir, se convirtió en un derecho de todos”.

Además, dijo que 790 mil personas con discapacidad reciben también una pensión de 2 mil 550 pesos bimestrales.

Resaltó que 223 mil niñas y niños de lo que eran las estancias infantiles reciben su beca de manera directa, sin intermediarios, de mil 600 pesos bimestrales y 6 millones 200 mil estudiantes de preescolar, primaria y secundaria de familias pobres están recibiendo becas de mil 600 pesos bimestrales.

“Se otorgan becas a todos los estudiantes de nivel medio superior del país; hasta el día de hoy han recibido este beneficio 3 millones 500 mil estudiantes. También reciben becas de 2 mil 400 pesos mensuales 300 mil estudiantes universitarios de familias pobres.

En total, están recibiendo becas en todos los niveles escolares 10 millones 90 mil estudiantes, lo que significa una inversión en el año de 60 mil millones de pesos, algo nunca visto en la historia de México”, añadió.

Destacó que todos los recursos que entrega el gobierno mediante los programas sociales y de bienestar, llegan directamente a los beneficiarios. Así se evitan la intermediación, el clientelismo, el famoso “moche” y la corrupción. Comentó que se trató de una acción solicitada por los mismos beneficiarios.

Recordó que se canceló “la mal llamada” reforma educativa y están dialogando con maestros y padres de familia para mejorar la calidad de la enseñanza en todos los niveles de escolaridad.

“Con el nuevo ciclo escolar comenzó el programa La Escuela es Nuestra que consiste en entregar el presupuesto para la construcción, reparación de aulas y mantenimiento de las escuelas públicas, a los Comités Escolares de Administración Participativa (CEAPs), formados por alumnos, maestros y madres y padres de familia de cada plantel educativo. Se va a hacer de manera directa, sin intermediarios, –ya sean dependencias burocráticas u organizaciones civiles– y sin trámites engorrosos”, agregó.

Informó que, con ese propósito, desde este fin de semana se están celebrando 26 mil asambleas de padres de familia y maestros para la formación de esos comités.

“Ya se abrieron 100 universidades públicas y gratuitas del Sistema Educativo Benito Juárez en regiones pobres y marginadas del país, donde estudian 39 mil 170 jóvenes y trabajan 815 maestros”, apuntó.

Asimismo, resaltó que el salario mínimo aumentó, este año, en 16%, “como nunca, en 36 años de neoliberalismo y según el Seguro Social, en julio el promedio del salario obtenido por los afiliados en esa institución fue de 11 mil 580 pesos mensuales, la cantidad más alta registrada en toda la historia”.

Mencionó que se creó el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar a fin de reemplazar al llamado Seguro Popular. 

“Se garantizará lo más pronto posible el derecho a la salud a toda la población, con prioridad para quienes no tienen seguridad social. El Instituto Nacional de Salud para el Bienestar está empezando a resolver cuatro demandas básicas: que haya abasto de todos los medicamentos hasta en las unidades médicas y centros de salud ubicados en las comunidades más apartadas del país; hemos comentado sobre esto que, si los refrescos industriales y los alimentos chatarra se distribuyen en todo el territorio nacional, es injustificable que no ocurra otro tanto con las medicinas”, comentó.

Reconoció que otras tareas pendientes son la asignación de los médicos, enfermeras y paramédicos en todas las poblaciones; rehabilitar y ampliar la infraestructura de salud, incluido el mejoramiento de equipos médicos, y la basificación de más de 80 mil trabajadores que han sido contratados como eventuales y por honorarios. Prometió que al finalizar su mandato todos los trabajadores estarán basificados

“El sector salud tendrá un incremento de 40 mil millones de pesos para financiar las acciones destinadas a mejorar la atención médica y a garantizar la gratuidad en los medicamentos”, anunció. 

En cuando al Infonavit, López Obrador señaló que se han reestructurado 49 mil 500 créditos en beneficio de trabajadores cuyas deudas crecían en vez de bajar. Además de este programa, que será permanente, se acordó que a quienes hayan pagado el 90% de su crédito se les condonará el resto y podrán recibir su escritura.

“Asimismo, hemos hecho el compromiso de que nadie será desalojado de su departamento o vivienda”, afirmó.

Celebró la creación del Banco del Bienestar, que tendrá sucursales hasta en las comunidades más apartadas del país.

“El objetivo más importante del gobierno de la Cuarta Transformación es que, en 2024, tengamos una sociedad mejor, que la población esté viviendo en un entorno de bienestar. Vuelvo a proclamar: por convicción, humanismo y por el bien de todos, primero los pobres. Sólo con una sociedad justa lograremos el renacimiento de México. El país no será viable si persisten la pobreza y la desigualdad. Es un imperativo ético, pero no sólo eso; sin justicia no hay garantía de seguridad, tranquilidad ni paz social”, añadió.

Comentarios

Load More