Gobierno lopezobradorista pondera más por el desarrollo que por el crecimiento

AMLO, desde Palacio Nacional. Foto: Miguel Dimayuga AMLO, desde Palacio Nacional. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Andrés Manuel López Obrador aseguró mantener “la firme convicción” de cambiar el paradigma económico basado en más desarrollo, y no en el crecimiento económico, el cual fue de apenas 0.2% durante el primer semestre del año.

Aún más: dicha cifra está lejos de lo previsto en el Paquete Económico 2019 que adelantaba un crecimiento ubicado entre el 1.5% y el 2.5%.

En el documento del primer Informe de Gobierno, señaló que “el gobierno de la república tiene la firme convicción de que en esta administración habrá más desarrollo, porque el crecimiento es solo crear riqueza, pero el desarrollo es crear riqueza y distribuirla con mayor justicia”.

Bajo este nuevo paradigma las acciones en materia económica están orientadas a impulsar una mejor distribución del ingreso y de la riqueza, ya que esto es lo que realmente generará el bienestar de la población, agregó.

Lo cierto es que las cifras muestran que la “cobija” del crecimiento económico es escasa, ya que tan solo en los primeros seis meses del año, el Producto Interno Bruto apenas se elevó 0.2%; mientras que en el segundo trimestre la economía no creció, respecto al periodo inmediato anterior. Es decir, el PIB fue de 0.0%.

En este sentido el Informe señaló que –al igual que las anteriores administraciones– se centrará en mantener una estricta disciplina fiscal, así como la estabilidad macroeconómica. La única diferencia es que impulsará una política de austeridad al interior de la administración pública federal, ya que considera que son factores fundamentales para detonar el crecimiento de la economía y su desarrollo.

Según el documento, hacia adelante, el gobierno trabajará con el propósito de incrementar los bajos niveles de recaudación tributaria a través de una mayor eficiencia en su administración, aumentar la inversión, reducir la multiplicidad de programas sociales y mejorar su efectividad.

Asimismo, detonar un proceso de desarrollo que reduzca la desigualdad regional sobre todo en el sureste del país, acelerar la productividad, mejorar la calidad de las instituciones, fortalecer el estado de derecho y el combate a la corrupción.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More