De apenas 1.3%, la probabilidad de que un delito se denuncie y esclarezca en México

La posibilidad de que en México un delito se denuncie y se esclarezca es de apenas 1.3%, ligeramente más bajo que el año anterior, lo que refleja que la impunidad va en aumento, según se desprende de un informe dado a conocer por la organización no gubernamental Impunidad Cero. Foto: Eduardo Miranda La posibilidad de que en México un delito se denuncie y se esclarezca es de apenas 1.3%, ligeramente más bajo que el año anterior, lo que refleja que la impunidad va en aumento, según se desprende de un informe dado a conocer por la organización no gubernamental Impunidad Cero. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La posibilidad de que en México un delito se denuncie y se esclarezca es de apenas 1.3%, ligeramente más bajo que el año anterior, lo que refleja que la impunidad va en aumento, según se desprende de un informe dado a conocer por la organización no gubernamental Impunidad Cero.

La organización presentó este martes su tercer Índice de Desempeño Estatal de Procuradurías y Fiscalías del país, basado principalmente en cifras del Inegi, que se suma a los resultados del Word Project Justice de este año, en el que México ocupa la posición 115 de 126 países en cuanto a restricciones sobre los poderes del gobierno, como la ausencia de corrupción, derechos fundamentales, orden, cumplimiento normativo y justicia civil.

Irene Tello, directora de Impunidad Cero, fue drástica al señalar:

“Vivimos una crisis de violencia e inseguridad, para nadie es noticia esto, es una crisis, estamos llegando a nivel en algunos casos de barbarie de la violencia que están experimentando. Y a la par de esta crisis viene una crisis de impunidad de los delitos que acontecen diariamente en el país y a los cuales no se pueda dar una investigación y sanción correspondiente”.

Durante la tercera edición de índice estatal de desempeño de procuradurías y fiscalías, explicó que iniciaron este estudio desde hace tres años para mirar a esta institución que en la mayoría de los estados muchas veces quedan olvidadas y rezagadas sobre su funcionamiento, excepto cuando se trata de llamarlos a críticas y cuestionamientos”, señala.

Agrega que hay que darse cuenta de que la labor que realizan es indispensable:

“Aunque las cifras son desalentadoras, hay un trabajo que habla de que esto puede funcionar si se hace de manera adecuada, con modelos de investigación que ayuden a que cambien las cosas y acabar con la impunidad, de lo contrario, creo que estamos ante el riesgo de una posible contrarreforma y no va a haber ninguna reforma legislativa ni normativa que pueda cambiar el proceso operativo que es en donde realmente se atoran las entidades de procuración de justicia”.

Si no se habla con cada una de las entidades estatales sobre qué es lo que hace falta y cuáles son las carencias que tienen para lograr abatir la impunidad, difícilmente se lograran buenos resultados en esta administración para reducir la violencia, señala el informe.

El índice estatal de desempeño de las fiscalías sigue siendo un cuello de botella y es un desafío, porque actualmente la probabilidad de cometer un delito en México y ser puesto ante un juez, es de 1.3 por ciento.

En esta ocasión, se enfrentaron a que la recolección de información cada vez es más difícil, y la consistencia de las cifras también.

Paola Jiménez, coautora del informe, explica que la procuración de justicia es clave para el funcionamiento de justicia penal en cuanto a reducir la impunidad que se vive en el país. En ello, el Ministerio Público (MP) es quien tiene la conducción de la investigación y si no la realiza el caso no llegará ante un juez. Además, si a nivel nacional la media señala que la probabilidad de que un delito se denuncie y se esclarezca es del 1.3 por ciento, sin embargo, hay entidades en conde la impunidad es menor de uno por ciento.

En el factor de justicia penal México está igual que El salvador, y casi igual a Venezuela.

El estudio se enfoca en la efectividad en la investigación, el porcentaje de personas que confían en el MP, efectividad de cumplimiento de órdenes de aprehensión, hacía qué tipo de delito se enfoca el esfuerzo de la política criminal.

En este último punto, indica que hay entidades que se concentran en delitos de bajo impacto y no en los que en realidad son un problema para el país.

“Hay 4.8 Ministerios Públicos por cada cien mil habitantes este indicador. No observo cambios respecto a la edición de 2018. Sonora en el índice pasado se ubicada en el último lugar, sí logró subir algunos lugares, pero sigue siendo crítico”.

En Guanajuato reservan el número de ministerios públicos que hay en la entidad, antes lo hacían solo en el número de policías ministeriales, por eso resulta difícil conocer las cifras.

En cuanto al ingreso per cápita de las fiscalías, hay una gran disparidad.

En la Ciudad de México es de 740 pesos por persona, mientras que en Tlaxcala es de 106 pesos el presupuesto per cápita para la procuración de justicia.

En cuanto a la carga de trabajo, a nivel nacional, cada MP atiende en promedio 160 carpetas de investigación al año. Por ejemplo, en Baja California tendrían que solucionar una carpeta por día porque cada agente tiene un rezago de expedientes de más de 300 casos. A diferencia de Nayarit en donde la carga es de 23.8.

Uno de los delitos de mayor impunidad en el país es la alta cifra negra, pues de cada 100 delitos menos de 6 se denuncian y se investigan ante el Ministerio Público.

Una de las razones por las que la víctima no denuncia es porque es muy tardado o porque piensan que no habrá justicia.

A nivel nacional, a una persona le toma, en promedio, 2 horas con 21 minutos levantar una denuncia. En Tlaxcala la media es de más de 200 minutos, mientras que en Durango es de 80 minutos.

En cuanto a la confianza en el MP, solo el 9.6% de la población encuestada confía en ellos. Yucatán es el que presenta niveles de confianza más altos en donde el 20.4% de la población confía mucho, en cambio en la Ciudad de México, solo el 2.3% confía en esta autoridad.

En cuanto a la efectividad de investigación dentro de nuevo sistema de justicia penal, señala que, en 2018, se estimó que la efectividad en el nuevo sistema era de 21.4, en esta ocasión bajó a una media nacional de 19.4%.

En la efectividad en investigación, Nayarit es la entidad en donde se resuelven las carpetas de investigación de manera más efectiva con 40.2%. En el fondo de la tabla se encuentra Guerrero, Quintana Roo, Jalisco, Chiapas, en donde la efectividad es menor al 10%, lo que significa que solo una de cada 10 investigaciones se resuelve de manera efectiva.

Guanajuato, Querétaro, Nuevo León y Baja California se encuentran en las primeras posiciones de efectividad por el tipo de resoluciones que se tienen en justicia alternativa contemplado en el nuevo sistema penal. Ya que por cada dos asuntos que se llevan ante los jueces, uno se lleva por mecanismos alternativos.

Hay inercias de ocho décadas en las fiscalías y crearon grupos de interés que es urgente desmontar la red de intereses creados. Hay un nicho de ineficiencia que lleva a la impunidad.

—olm—

—FIN DE NOTA—

Comentarios

Load More