Una “vergüenza” intento de Morena por retener Mesa Directiva en San Lázaro: AMLO

López Obrador consideró un retroceso y una vergüenza el intento de Morena de modificar la ley para retener la Mesa Directiva en San Lázaro. Foto: Miguel Dimayuga

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró un retroceso y una vergüenza el intento de los diputados de Morena de modificar la ley para retener la Mesa Directiva en San Lázaro y celebró que el diputado Porfirio Muñoz Ledo haya renunciado a la presidencia de la Cámara de Diputados respetando la ley orgánica del Congreso de la Unión.

“La transformación de México pasa por el estricto apego a la legalidad. Es decir, que se acabe con la simulación. Esa máxima que viene desde la época de Porfirio Díaz de que la ley se respeta en la forma para violarse en el fondo. Nadie puede estar por encima de la ley”, dijo el presidente durante su conferencia en Palacio Nacional.

“Yo celebro, aunque corresponde a otro poder, el que se haya resuelto respetar la ley, es decir que no se haya modificado la ley Orgánica en el poder legislativo, porque eso no debe de permitirse, aunque ahí nosotros no tenemos facultad sí podemos dar nuestro punto de vista”, añadió.

López Obrador aseguró que no se entrometió para destrabar el conflicto en la Cámara de Diputados luego que el PAN acusara autoritarismo por parte del partido gobernante al no respetar la ley que señala que la presidencia de la Mesa Directiva corresponde en el segundo año a la segunda fuerza, en este caso la bancada de Acción Nacional, y amenazara con frenar las reformas constitucionales en el Senado.

“Imagínense si nosotros que estamos planteando una transformación, permitimos eso. ¿Un partido porque tiene mayoría puede aprovechar para modificar una ley en beneficio personal, en beneficio de grupo, en beneficio de una facción?, no, pues eso es un retroceso. Yo celebro que esto se haya resuelto bien. Yo no podía meterme, pero era una vergüenza”, señaló.

Este martes, el grupo parlamentario de Morena y sus aliados del PT y PES en la cámara de Diputados pretendían modificar la ley orgánica del Congreso de la Unión para mantener a Muñoz Ledo en la presidencia durante seis meses más, sin embargo, la controversia lo obligó a renunciar a la Mesa Directiva.

Comentarios