Sheinbaum presenta la primera etapa de la aplicación digital “Mi Taxi”

La herramienta digital está disponible en la aplicación Alameda Central, tanto para dispositivos Android como iOS. Foto: apps.apple.com La herramienta digital está disponible en la aplicación Alameda Central, tanto para dispositivos Android como iOS. Foto: apps.apple.com

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Como una medida para garantizar la seguridad de los usuarios, en especial de las mujeres, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó la primera etapa de la aplicación digital “Mi Taxi”, con la que los usuarios podrán conocer la identidad del taxista a quien le soliciten la parada en la calle, compartir la ubicación en tiempo real, calificar la experiencia del viaje y activar un botón de pánico en caso de emergencia.

Se trata de un esfuerzo hecho por personal de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), sin costo para la ciudadanía, aunque en el mercado habría costado al menos siete millones de pesos para que los miles de taxistas concesionados que circulan en la ciudad pudieran comenzar a competir con los automóviles particulares que dan el mismo servicio a través de aplicaciones como Uber, Cabify y DiDi.

En conferencia, la mandataria local explicó que esta herramienta digital está disponible en la aplicación Alameda Central, tanto para dispositivos Android como iOS. Entre las novedades destacó que esta app tiene un botón de pánico para reportar cualquier emergencia, enlazado al C5, para dar seguimiento al viaje con las cámaras de videovigilancia y reportar de inmediato a policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Adelantó que en una segunda etapa los usuarios podrán solicitar el servicio de taxi a través de la aplicación, mientras que en la tercera ya podrán realizar el pago del servicio con tarjeta de crédito u otros esquemas que desarrolla el Banco de México (Banxico).

De acuerdo con el secretario de Movilidad (Semovi), Andrés Lajous, el gobierno capitalino ya notificó a 70 mil conductores de taxi que el 10 de septiembre es la fecha límite para registrarse en “Mi Unidad”, plataforma electrónica para verificar la licencia y datos del conductor asociados a la matrícula del vehículo de transporte público que operan.

José Antonio Peña Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), señaló que ésta trabaja para evitar el uso incorrecto de los datos personales de usuarios y taxistas que se registren en la aplicación “Mi Taxi”.

Por su parte, el director general de Centro de Inteligencia de la ADIP, Eduardo Clark García Dobarganes, comentó que, durante las dos semanas de prueba de la aplicación, mil 371 usuarios han generado una cuenta en “Mi Taxi”, y se han tenido tiempos promedio de respuesta del botón de pánico de 4.5 minutos.

Según las autoridades, a la fecha se han registrado 40 mil 712 conductores de transporte público a “Mi Unidad”. También 4 mil 569 personas consultaron las placas y choferes de taxis, lo que se ha reflejado en mil 845 viajes iniciados, de los cuales mil 149 se han realizado con vinculación pasajero y conductor.

Desde antes de que tomara posesión como jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum manifestó su desacuerdo con la operación de la tecnología que manejaba la empresa L1BRE, a la que en 2016 el gobierno de Miguel Ángel Mancera, mediante la Semovi, entonces dirigida por Héctor Serrano, le dio una concesión de 10 años. El propósito: desarrollar una aplicación digital y dar tablets a miles de taxistas para competir con Uber y Cafiby.

Según la entonces candidata, dicha concesión era un monopolio firmado con irregularidades e intereses particulares.

Ya en el nuevo gobierno de la ciudad, la empresa Lusad, desarrolladora de L1BRE y propiedad de Eduardo Zayas Dueñas y Santiago León Aveleyra, quienes se asociaron con los empresarios Fabio Massimo Covarrubias Piffer y Ricardo Salinas Pliego –ambos implicados en la venta irregular de Grupo Fertinal de Pemex–, no pudo funcionar.

A principios de junio pasado, Proceso publicó un reportaje en el que explicó que esta empresa podría interponer una demanda internacional contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como representante del Estado mexicano, y basada en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (hoy T-MEC), entre otros elementos, porque el gobierno de Sheinbaum Pardo no respetó la concesión.

Al respecto, la jefa de gobierno comentó a Apro que la Consejería Jurídica analizaría la situación y prepararía la defensa legal necesaria ante dicha intención.

Comentarios

Load More