Con murciélago de orejas grandes, despiden a Toledo en Los Pinos

El Complejo Cultural Los Pinos, entre los recintos cerrados. Foto: Twitter @CC_LosPinos El Complejo Cultural Los Pinos, entre los recintos cerrados. Foto: Twitter @CC_LosPinos
La pintura Murciélago de orejas grandes, realizada por Francisco Toledo a petición del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Foto: Twitter @CC_LosPinos
La pintura Murciélago de orejas grandes, realizada por Francisco Toledo a petición del gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Foto: Twitter @CC_LosPinos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Con emotivos mensajes, decenas de visitantes al Complejo Cultural Los Pinos firmaron el “Libro de las Condolencias” al despedirse del pintor, escultor y grabador Francisco Toledo, quien falleció la víspera, víctima de cáncer, a los 79 años de edad.

El libro se instaló en una mesa ubicada en la planta principal de la casa Miguel Alemán, donde se montó –desde el 28 de agosto pasado– la exposición “De lo perdido, lo que aparezca. 33 visiones de la pintura en México”, título propuesto por Toledo.

“Recién inauguramos la exposición y es un título que él nos regaló, que él nos sugirió”, sostuvo la titular de la Secretaría de Cultura (SC), Alejandra Fraustro.

“Esa colección pudimos encontrarla gracias a él, porque nos mandó el catálogo, con una carta diciendo: ‘vas a tener a tu cargo Los Pinos, pues nosotros hicimos unas piezas para ahí. Yo hice un cuadro, nos pidieron que hiciéramos una obra de gran formato, que no se prestara a sorna de nadie que estuviera en el poder en esos momentos, y pues yo hice un murciélago con unas orejas grandes’”, narró la funcionaria federal, a su llegada esta mañana al Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), tierra de Toledo.

“Meses después que pudimos encontrar los cuadros, le dije: ‘ya los tenemos, los vamos a limpiar, tienen polvo, pero están bien, en buenas condiciones. ¿Qué hacemos con los cuadros? Vamos a exponerlos y los invitamos’, y pues de ahí salió y surgió el título, y es también un homenaje. Esa pintura se está moviendo a la entrada principal de la casa Miguel Alemán de Los Pinos, para que se le pueda hacer un homenaje (a Toledo), en lo que organizamos todo el homenaje nacional que se merece este artista”, recalcó Frausto.

“Descanse en paz”, fue uno de los mensajes que dejaron al activista y filántropo las personas que acudieron hoy a Los Pinos, entre ellos los García, los Flores y los Hernández Rivas, de Ciudad Juárez, Chihuahua. “Maestro Toledo, un juchiteco ejemplar y excelente artista”, escribió Rodolfo, y uno anónimo decía: “Mis condolencias a la familia Toledo”.

No faltaron los despistados, como una señora que hojeó el “Libro de las Condolencias”, vio la pintura de un murciélago con unas orejas muy grandes, leyó las iniciales Q.E.P.D (Que En Paz Descanse), expuesta entre seis arreglos florales hechos con orquídeas, crisantemos y gladiolas blancas, y luego exclamó: “¡No, ps quién sabe quién era ese señor Toledo!”.

La pintura del murciélago con orejas grandes tiene su historia. Según la secretaria de Cultura, se trató de un encargo a 33 artistas, en 1993, cuando el habitante de Los Pinos era Carlos Salinas de Gortari. Las pinturas fueron entregadas formalmente el 5 de noviembre de 1993, durante una ceremonia oficial, a la que asistieron 27 de los 33 artistas, en el Museo Nacional de Antropología.

“A casi 20 años vuelve a exhibir en sus muros esta colección”, se lee en el letrero explicativo de la exposición.

Load More