Caso de Emma Gabriela: culpable su exesposo Martín Alberto Medina Sonda

Emma Gabriela Molina Canto, madre de tres niños. Foto: Yucatan.com.mx Emma Gabriela Molina Canto, madre de tres niños. Foto: Yucatan.com.mx

MÉRIDA, Yuc., (apro).- El Tribunal Primero de Enjuiciamiento del Poder Judicial del Estado de Yucatán declaró a Martín Alberto Medina Sonda culpable del homicidio agravado de su exesposa Emma Gabriela Molina Canto, perpetrado el 27 de marzo de 2017.

También declaró culpable de homicidio calificado a su coautor intelectual, Juan Ramón Moreno Hernández, alias “El Cachorro”.

En audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral de Mérida, el tribunal de enjuiciamiento, conformado por los jueces Fabiola Rodríguez Zurita, quien fungió como presidenta, Níger Desiderio Pool Cab, relator, e Ileana Domínguez Zapata, dio a conocer el fallo condenatorio del par de coautores, al que llegaron por unanimidad.

El juez relator detalló durante más de tres horas que las pruebas que presentaron ambas partes fueron valoradas en su totalidad. Señaló que en este caso resultó fundamental en el sentido del fallo la información aportada por César Rogelio Reyes Barrueta, “El Huero”, quien reveló cómo se planeó y consumó el asesinato de Ema Gabriela.

Reyes Barrueta es uno de los cinco implicados en el caso, pero se acogió al criterio de oportunidad sirviendo como testigo protegido de la fiscalía. Debido a su cooperación y a su deteriorada salud, fue dejado en libertad.

El juzgador relató que Medina Sonda, quien purga una sentencia de 12 años en la cárcel de Tabasco por lavado de dinero, planeó desde la prisión el asesinato de su exesposa porque esta se negó a reiniciar la relación matrimonial con él.

Contó que el “Huero”, por órdenes de Medina Sonda, contactó al “El Cachorro”, quien a su vez reclutó a los dos sicarios que consumaron el crimen.

Asimismo, expuso que, de acuerdo con los testigos, la víctima directa sufrió durante los 16 años que estuvo casada con Medina Sonda, quien la sometió junto con los tres hijos que procrearon, a violencia física, psicológica, económica y patrimonial.

Añadió que el nivel de violencia fue subiendo hasta cobrar la vida de Emma Gabriela.

Emma Gabriela, cuya tragedia se convirtió en emblema de la lucha contra el feminicidio en Yucatán, fue asesinada de 11 puñaladas el 27 de marzo de 2017 a las puertas de su casa, en el fraccionamiento San Luis de esta ciudad, por un par de sicarios tabasqueños, Óscar Miguel López Tobilla y Jonathan Mézquita Ávalos.

Los dos autores materiales, quienes recibirían un pago de 60 mil pesos, purgan ya condenas de 46 y 43 años de prisión, respectivamente.

Molina Canto estuvo casada con Medina Sonda, socio a su vez de José Manuel Saiz Pineda, quien fue tesorero del gobierno de Tabasco en el sexenio de Andrés Granier Melo.

Medina Sonda cayó en desgracia por el caso Granier. Fue detenido en Cancún, Quintana Roo, y recluido en una cárcel de Tabasco, donde fue condenado a 12 años y seis meses de prisión por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Desde la prisión tabasqueña fue presentado vía teleconferencia al juicio, en el que contó con un defensor allá y cinco en Mérida. Ahí escuchó impasible el fallo.

El “Chachorro”, quien se pasó la audiencia riendo, tuvo un equipo de tres defensores.

En la audiencia, el juez aclaró que aunque el fallo de culpabilidad de ambos condenados fue unánime, la jueza presidenta no estuvo de acuerdo en la calificación de los delitos.

Al final de la diligencia, Rodríguez Zurita explicó que en el caso de Medina Sonda no estaba de acuerdo en calificar el delito de feminicidio agravado con la causal de “en razón de género”, pues en su opinión no se probó que el sentenciado haya pretendido reiniciar la relación matrimonial con la víctima.

En el caso de “El Cachorro”, planteó que el tipo de “calificado” sólo es aplicable a los autores materiales, no a los intelectuales.

Asimismo, se programó para el 12 de septiembre la audiencia para la individualización de las penas y medidas de seguridad para Medina Sonda y su cómplice, para quienes la parte acusada pide la pena máxima.

Al término de la audiencia, Ligia Canto Lugo, madre de Emma Gavriela, celebró el fallo, pero dijo que este es “sólo un escalón” en este caso, que aún no ha terminado.

“Estoy contenta, Yucatán se hizo justicia y seguiremos hasta la última instancia, porque esto es un escalón, nos faltan dos más”, y cuestionó la postura de la jueza presidente, que se pronunció en contra de calificar el feminicidio “en razón de género”.

Por su parte, el abogado Fernando Saucedo Ramírez, quien encabeza al equipo defensor de Medina Sonda, adelantó que se irán a la apelación.

Comentarios

Load More