ONG y oposición venezolana piden más acciones a Bachelet

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: Twitter @NicolasMaduro Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: Twitter @NicolasMaduro

CARACAS (apro).- Representantes de la oposición venezolana y de organizaciones no gubernamentales pidieron este lunes a la alta comisionada de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, más acciones ante los casos de violación a los derechos fundamentales de los que responsabilizan al régimen de Nicolás Maduro.

La actualización del informe de Bachelet, presentada este lunes en Ginebra, es una demostración de que la administración de Maduro “ha hecho de la violación de los derechos humanos una política de Estado”, señaló el diputado y presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (AN), Francisco Sucre.

Igual opinión tiene el diputado en el exilio Miguel Pizarro, quien agregó que Venezuela vive una emergencia humanitaria compleja “que cobra la vida de cientos de miles de personas. Fue creada y agravada por quienes hoy usurpan el poder, por quienes diariamente violan los derechos económicos y sociales de la población”.

“Esta actualización del informe presenta varias verdades, todas estruendosas y graves, en donde no sólo se evidencia la tortura como política de Estado sino también la crisis económica, política y social que vive el país”, aseguró en Twitter el también presidente de la Comisión de Desarrollo Social del Parlamento.

Según Pizarro, la actualización de Bachelet evidencia la negativa del gobierno de Maduro de cumplir con las recomendaciones emanadas del informe presentado en julio.

“El régimen ha decidido ignorar la mayoría de las recomendaciones realizadas por la Alta Comisionada. No se ha procurado de ninguna forma las investigaciones relacionadas a la violación de Derechos Humanos en el país, ni en el caso de ejecuciones extrajudiciales, protección a víctimas, amenaza y hostigamiento al Parlamento y a miembros de la sociedad civil, así como casos de tortura en centros de reclusión”, aseveró el parlamentario.

Añadió que tampoco se han tomado medidas para atender la crisis social y económica, “ni el desabastecimiento de insumos, tratamientos y alimentos ni la mejora de servicios públicos. Queda claro que el régimen sigue hundiendo a los venezolanos en la miseria mientras ellos siguen llenándose el bolsillo a expensas de la necesidad del pueblo”.

Pizarro considera que en ninguna parte del mundo 25 sentencias judiciales a parlamentarios es considerado como “algo normal”. Esto evidencia que el poder legislativo venezolano es una amenaza para el régimen ya que somos el único poder legítimo que aún persiste en el país”.

Por su lado, para Carlos Vecchio, representante en EU del presidente del parlamento, Juan Guaidó, el informe de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos “confirma que el único responsable de la crisis social, económica, política y humanitaria en Venezuela es Nicolás Maduro”.

“Lo dice Bachelet: régimen de Maduro es único responsable de terrible crisis social, económica y humanitaria que azota a los venezolanos, del incremento de la pobreza extrema, la falta de comida, la desnutrición de nuestros niños, de los cortes eléctricos y la escasez de gasolina”, escribió en su cuenta de Twitter.

Para Vecchio, Michelle Bachelet “ratifica en su informe la continuidad de la sistemática violación de los DDHH en Venezuela por parte del régimen criminal de Maduro, una situación que afecta a toda la región”.

El diputado opositor Ángel Medina dijo que en el nuevo informe de Bachelet “se evidenció la creación de un sistema para violar los derechos humanos de todos los venezolanos en todos los sentidos”.

A su juicio, el reporte “le está actualizando al mundo lo que nosotros los venezolanos sabemos y vivimos en carne propia” y “deja claro que Venezuela es una distorsión para la región. La crisis venezolana no es una crisis exclusiva de los venezolanos sino que afecta a la región”.

Medina destacó que se mantiene “la persecución política” contra los opositores, lo cual se evidencia en los cuatro casos de parlamentarios que se suman “a la larga lista de 24 diputados que son perseguidos y se encuentran en el exilio”.

Por su parte, la diputada Adriana Pichardo consideró que la actualización del informe de Bachelet “nuevamente deja demostrada la violación reiterada y flagrante de los derechos humanos de los venezolanos por parte de un Estado delincuente e indolente”.

Pichardo exigió que la delegación de la ONU visite a los cerca de 500 “presos políticos civiles y militares” para conocer la situación de cada uno.

Según Pichardo, a la presentación del informe de la expresidenta chilena “le faltó contundencia de cara a la terrible emergencia humanitaria que viven los venezolanos”.

Además resaltó que, pese a la sugerencia de Bachelet en su reporte inicial de julio pasado, “no hay avances en la investigación objetiva y exhaustiva” con respecto a “las masacres perpetradas por las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES)”, cuerpo policial que la alta comisionada recomendó disolver.

Asimismo, la diputada opositora Manuela Bolívar aseguró que “no es suficiente la denuncia, debemos investigar lo expuesto en este informe” y agregó que “debe ser la constitución de una investigación formal de estos casos”.

El coordinador general de la ONG Provea, Rafael Uzcátegui, exigió a Bachelet “activar mecanismos adicionales”, uno de los cuales, desde su punto de vista, “es la conformación de una comisión de investigación” que verifique casos concretos y cuyas conclusiones sean presentadas ante organizaciones como la Corte Penal Internacional.

“No nos va a quitar el sueño”

Entretanto, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, desestimó la actualización del informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

“Lo que diga la señora Bachelet (…) no nos va a quitar el sueño, no nos vamos a dejar chantajear para nada”, afirmó en una rueda de prensa el también presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

“Señora Bachelet, haga ese y 20 informes más (…). No nos afecta mucho, nosotros seguiremos avanzando y respetando los derechos humanos porque así lo establece nuestra Constitución y la ley”, remarcó Cabello.

El considerado número dos del chavismo rechazó el supuesto ensañamiento de la también expresidenta chilena contra su país y criticó que “su vista esté posicionada sobre Venezuela, Cuba y Nicaragua” mientras, según denunció, “no ve nada” de violaciones de derechos humanos en países como Colombia o el propio Chile.

Comentarios

Load More