Dan el último adiós a maestro asesinado en Colima; van tres en menos de dos meses

COLIMA, Col. (apro).- Familiares y amigos dieron el último adiós al profesor Sergio Corral Morado, cuyo cadáver se localizó el sábado 7, con huellas de tortura, en una brecha del municipio de Coquimatlán, un día después de que fue reportado como desaparecido.

Se trata del tercer docente asesinado en circunstancias parecidas en la entidad, en un periodo de menos de dos meses. En julio pasado desaparecieron, en hechos separados, Abad Lorenzo Tadeo Meza y José Francisco Polanco García, cuyos cuerpos fueron hallados posteriormente.

Corral Morado, quien era profesor de telesecundaria en Piscila, municipio de Colima, y exdirector de ese mismo nivel en la localidad La Esperanza, de Coquimatlán, fue visto por última vez el viernes 6, alrededor de las 18 horas. Según su esposa, salió para ir al mecánico y ya no regresó.

La víctima, de 52 años de edad, fue localizada muerta un día después y, de acuerdo con versiones extraoficiales, estaba atado de pies y manos.

Carlos Olvera Sánchez, dirigente del Frente Magisterial Independiente (FMI), dijo que conoció personalmente a Sergio Corral, quien llevaba “una vida ordenada, como la mayoría de los compañeros; era una persona ejemplar, no tenía vínculos con nada ni con nadie, y era de un pensamiento libre y crítico”.

Consideró que los asesinatos de sus compañeros son resultado de la descomposición que hay en el tejido social, y un gobierno que, subrayó, no da resultados, pues en estos momentos Colima “es un estado sin ley, estamos en la ley de la selva, donde el más fuerte hace y deshace y la autoridad se mantiene omisa por completo”.

En entrevista, el líder magisterial denunció que el gobierno estatal “no tiene el valor de pronunciarse con números, datos y estadísticas reales frente al clima de inseguridad que viven todos los ciudadanos, pues no es una situación propia del magisterio, aunque los maestros nos sentimos inseguros en el aula; antes era en la calle y ahora la inseguridad se siente fuera y dentro del aula”.

Olvera Sánchez lamentó que los dirigentes de las secciones 6 y 39 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) no levantaran la voz, sino hasta ahora, para exigir el esclarecimiento de los asesinatos de sus compañeros, mientras que las autoridades han guardado silencio sobre estos casos.

Tras considerar que el gobierno estatal ha ofrecido información “rasurada” sobre el número de homicidios dolosos y otros delitos de alto impacto en el estado, Olvera se pronunció a favor de que todo el aparato gubernamental haga un frente común contra la delincuencia, más que estar distraídos por ambiciones políticas personales.

A la par de la inacción del Poder Ejecutivo, abundó, el Legislativo no legisla en prevención del delito, ni exige resultados a las autoridades encargadas de la seguridad y el combate a la delincuencia.

“No se ve trabajo de persecución de los delincuentes. Yo pediría a quienes tienen la responsabilidad de la impartición y procuración de justicia, así como prevención del delito, que hagan su trabajo en lugar de estar pensando en un futurismo político, como la sucesión gubernamental de 2021. Deberían poner atención a ese talón de Aquiles que tiene a los colimenses diariamente con el Jesús en la boca”, concluyó.

Comentarios

Load More