Migración y tráfico ilícito de armas, temas prioritarios en reunión con Pence: Ebrard

El canciller mexicano Marcelo Ebrardy el vicepesidente de EU Mike Pence, en la reunión de junio pasado. Foto: Twiter @VP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A escasas horas de arrancar su reunión en la Casa Blanca con el vicepresidente estadunidense Mike Pence, el canciller Marcelo Ebrard Casaubón indicó que durante la plática se abordará el tema de migración, pero también del tráfico de armas de Estados Unidos a México.

“Tema para EU: migración. Tema para México: congelar tráfico ilícito de armas a nuestro país”, expresó Ebrard desde su cuenta de Twitter.

El canciller mexicano viajó este martes a Washington para revisar los avances del endurecimiento de la política migratoria en México –como el despliegue de la Guardia Nacional y la expansión del programa conocido como “Quédate en México”–,  a consecuencia del acuerdo que pactaron los gobiernos de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador el pasado 7 de junio.

En dicho acuerdo, el gobierno mexicano se comprometió a reducir “significativamente” y en 90 días el número de personas que llegan a la frontera de Estados Unidos para pedir asilo, a cambio de que Trump no imponga un arancel sobre los productos mexicanos; al concluirse ese plazo, el magnate determinaría “a su discreción” si los resultados le convienen, y en el caso contrario ambos gobiernos empezarían negociaciones para convertir México en “Tercer País Seguro” (TPS).

Las acciones de la administración redujeron en un 56% el flujo de personas indocumentadas; a la par, el gobierno mexicano aceptó a más de 42 mil solicitantes de asilo devueltos por el gobierno de Estados Unidos bajo el programa “Quédate en México”.

El plazo de 90 días venció el pasado jueves 5. El día siguiente, Ebrard presumió el “éxito” en la reducción del número de personas, y aseguró que México no aceptaría un estatus de Tercer País Seguro.

Sin embargo, Mike Morgan, el jefe de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, aseguró que la administración de Trump no ha abandonado la idea de convertir México en TPS, pues si bien reconoció que el gobierno mexicano “intensificó de manera sin precedente su colaboración (…) necesitamos que hagan más, necesitamos que México haga más”.

Inmediatamente después, Ebrard reaccionó en su cuenta de Twitter, donde sostuvo que “México no es ni aceptará ser tercer país seguro”. Y añadió: “Tenemos mandato en este sentido del presidente de la República y es consenso en el Senado de todas las fuerzas políticas”.

Comentarios

Load More