Fracasan de nuevo pláticas en España para la investidura de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez. Foto: AP / Manu Fernández Pedro Sánchez. Foto: AP / Manu Fernández

MADRID (apro).- Fracasa la reunión que mantuvieron este martes los negociadores del PSOE y de Unidas Podemos, que tenía como propósito acercar posiciones para la investidura de Pedro Sánchez, a tan solo 13 días para la sesión de las Cortes. En el supuesto de que no exista un acuerdo para la sesión del 23 de septiembre, las Cortes se disolverían automáticamente y se convocaría a nuevas elecciones para el 10 de noviembre.

Ambas fuerzas políticas han mantenido muy alejadas sus posturas, ambos inflexibles, ya que el PSOE pretende el apoyo de Unidas Podemos sin un gobierno de coalición, como lo demanda la formación morada.

“No hay vía para alcanzar un acuerdo”, dijo la portavoz parlamentaria socialista, Adriana Lastra. “El PSOE no se mueve de su planteamiento de formar un gobierno de partido único como si tuviera mayoría absoluta. Nos han dicho que si no aceptamos ese marco, entienden que no debe haber más reuniones”, reviró Pablo Echenique, portavoz del equipo negociador de Podemos.

La reunión, de alrededor de cuatro horas, celebrada en el Congreso de los Diputados, tenía pocas expectativas y se cumplió el pronóstico, que era difícil encontrar una “investidura gratis” a Pedro Sánchez.

Los socialistas señalan que la oferta pasada para que Unidas Podemos entrara al gobierno al frente de algunos ministerios del gobierno –rechazada en una primera investidura, hace dos meses, por el líder de la formación morada, Pablo Iglesias— ya no es una oferta vigente.

Por su parte, Unidas Podemos advierte que si el PSOE les vuelve a hacer el ofrecimiento de dichos ministerios, la aceptarían, para conseguir la investidura de Sánchez en un gobierno de coalición.

Por su parte, Pedro Sánchez presentó una propuesta común progresista con 370 medidas para atraer a Podemos, pero este partido la rechazó, e insistió formar parte del gobierno,

La relación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias parece también haber entrado en un ambiente de desconfianza mutua, lo que complica aún más la posibilidad de un acuerdo.

“La conclusión es que el PSOE no se mueve y plantea que si no aceptamos su marco de negociación –para un gobierno en solitario— entienden que no deben volver a reunirse los equipos negociadores”, recordó Echenique.

La vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo dijo en una entrevista de televisión que lamentaba la actitud “inflexible” de Podemos. Pero Pablo Iglesias le respondía que no aceptarían “chantajes” después de que su formación hubiera “cedido” en la pasada negociación.

Comentarios

Load More