Locatarios de la Central de Abasto bloquean accesos a Palacio; “No sean groseros”, les dice AMLO

Comerciantes de la Central de Abastos bloquearon los accesos a Palacio Nacional antes del inicio de la conferencia presidencial, Foto: Octavio Gómez Comerciantes de la Central de Abastos bloquearon los accesos a Palacio Nacional antes del inicio de la conferencia presidencial, Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Decenas de locatarios de la Central de Abasto protestaron esta mañana en el Zócalo capitalino y bloquearon  las puertas de Palacio Nacional, para exigir la remoción de la administración actual a la que acusan de malos manejos de los recursos.

Los inconformes llegaron a bordo de unos 60 camiones ates de que diera inicio la conferencia matutina que ofrece todos los días en Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se apostaron en la puerta de entrada a Palacio Nacional e impidieron el paso a reporteros, camarógrafos y fotógrafos que cubrirían la conferencia presidencial. Entre los inconformes también había comerciantes de la Merced y atletas con discapacidad que pedían ser incluidos en los apoyos de la 4T.

Entre los afectados que no pudieron acceder a Palacio también se encontraba el secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú, quien se retiró al no poder entrar.

Los manifestantes impidieron el acceso a Palacio del secretario de Comunicaciones y Transportes Javier Jiménez Espriú. Foto: Octavio Gómez

 

Funcionarios de Palacio Nacional habilitaron otra puerta por la que un grupo de periodistas pudo entrar a la conferencia matutina, pero al enterarse de ello, los locatarios también bloquearon ese y todos los accesos.

Policías capitalinos replegaron a los manifestantes con gas pimienta, lo que generó una ligera gresca que fue controlada con ayuda de la Policía Militar.

Los locatarios exigen la remoción de la administración actual y afirman que hay un mal manejo en los recursos. Pidieron diálogo con la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, pero les ofrecieron reunirse con los subsecretarios de Gobernación, Diana Álvarez y Ricardo Peralta.

“Avisen a la subsecretaria Diana (Álvarez) que aceptamos la mesa de trabajo y que en una hora estaremos ahí (en Gobernación)”, se escuchó en un altavoz de los locatarios de la Central de Abasto.

El tema fue abordado de forma escueta en la conferencia de prensa matutina en la que el presidente se reprobó la actitud de los comerciantes que no dejaban entrar ni salir a nadie del recinto.

“Ya dejen de estar de groseros. Hoy se pasaron, tache”, les dijo López Obrador.

Les recordó que el asunto atañe a la jefa del gobierno capitalino, pero dijo que de todas formas su gobierno los atendería.

“Se les va a atender, porque siempre se les atiende, pero esos no son los modos… Es un asunto que tiene que ver fundamentalmente con el Gobierno de la Ciudad… lo que está mal es que vengan confesas prácticas, no a la violencia”, reiteró el tabasqueño.

El mandatario agregó que ya vive en Palacio Nacional y pese a los bloqueos siempre se van a realizar las conferencias mañaneras.

“Sí ustedes no pueden entrar (periodistas), que ojalá y nunca les pidan el paso, nunca jamás, pero en el remoto caso que suceda eso yo aquí las doy, con un teléfono”, dijo

El FICEDA fija postura

Por su parte, el Fideicomiso para la Construcción y Operación de la Central de Abasto de la Ciudad de México (FICEDA) emitió un comunicado en el que fija su postura y asegura que “la legalidad y la transparencia, es el eje que articula el trabajo cotidiano de la administración de la Central”.

Calificó como “opiniones subjetivas” las expresadas por los inconformes y que la posición institucional “ha sido y es compartida por la gran mayoría”

El FICEDA indicó en su posicionamiento, que las administraciones antecesoras les heredaron adeudos superiores a los 510 millones de pesos, “y que esos pasivos y cargas impositivas han repercutido en una incapacidad de operar y atender en mejores condiciones a este complejo comercial”.

Pese a ello, siguió, durante este 2019 la actual administración del Fideicomiso ha cubierto adeudos por 15 millones de pesos, correspondientes a impuestos no pagados durante el ejercicio 2018.

Asimismo, denunció que alrededor de 25 participantes de seis mil 700, no han realizado sus pagos de mantenimiento ante la Tesorería del Fideicomiso, que es el área autorizada para recaudar las aportaciones de participantes y permisionarios reconocidos por la Fiduciaria.

También refirió que anteriores administraciones del FICEDA celebraron contratos relativos a la explotación y operación de peaje, sanitarios y estacionamientos por 12 años, “con contraprestaciones desventajosas” para el Fideicomiso, por lo que se dirimen en los tribunales los procesos judiciales promovidos por la CEDA, “para preservar el interés del mercado mayorista y evitar daños a su situación patrimonial”.

Posicionamiento Ceda by Revista Proceso on Scribd

 

Comentarios

Load More