OCS pide mejorar sistema penal acusatorio para frenar “puerta giratoria” de delincuentes

Instalaciones del Reclusorio Oriente en la CDMX. Foto: David Deolarte Instalaciones del Reclusorio Oriente en la CDMX. Foto: David Deolarte

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Integrantes del Observatorio Ciudadano de Seguridad (OCS) hicieron un llamado a la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) y a los congresos federal y local, para mejorar y adecuar el Nuevo Sistema Penal Acusatorio a las necesidades de la metrópoli, con el fin de evitar que los delincuentes “entren y salgan por la puerta giratoria”.

En conferencia de prensa, al menos 32 representantes de las colonias Lomas de Chapultepec, Santa Fe, Polanco, Bosques de las Lomas y Jardines del Pedregal, entre otras, solicitaron a los legisladores incrementar la lista de delitos que requieren prisión preventiva oficiosa, para que los acusados no queden en libertad y vuelva a delinquir.

Además, responsabilizaron a los agentes del Ministerio Público de dejar sin herramientas a los representantes del Poder Judicial, al integrar mal las carpetas de investigación y con información homologada entre las partes, actuar con negligencia en los peritajes, practicar actos de corrupción y no resguardar la cadena de custodia de las evidencias.

Por si fuera poco, agregaron, el plazo de 48 horas que el sistema penal otorga para definir la situación legal del imputado resulta insuficiente, pues no se alcanzan a presentar elementos suficientes para mantenerlos en prisión.

“Como ciudadanos vemos que hay una gran atención de la policía que remite y del ciudadano que está denunciando, pero en este tercer eslabón, que es el Poder Judicial, nosotros nos sentimos indefensos; hemos sido testigos de que las personas detenidas salen y vuelven a cometer delitos. Hemos tenido casos de personas con hasta nueve detenciones previas que salen a matar, y lo mismo se repite en todo el país”, explicó Humberto Morgan.

El dirigente vecinal e integrante del OCS detalló que esta práctica ocurre en la comisión de robo a casa habitación con violencia, robo de vehículo y robo a transporte público, sobre todo este último, debido a que no hay suficientes personas que denuncien, ni pruebas en contra de los responsables.

“Y además hay un tema de flagrancia, prácticamente si no te agarro con las manos en la masa, si pasa una hora, 30 minutos o si el policía se dio una vuelta por otro lado que no era. Todos esos elementos destruyen una puesta a disposición y es lo que está generando toda esta problemática”, abundó.

Incidencia delictiva

Aparte de exigir la realización de foros de discusión para analizar el Sistema Penal Acusatorio con miras a su modificación, los vecinos presentaron cifras ciudadanas sobre la incidencia delictiva en la capital.

Destacaron que para el segundo trimestre del año se registró un aumento en el delito de feminicidio con 13 casos, mientras que en el trimestre anterior se denunció este crimen en 10 ocasiones.

En contraparte, el OCS aseguró que para el segundo trimestre del año el número de homicidios dolosos disminuyó, al pasar de 402 a 391, pero alertó que 72% de ellos fueron cometidos con arma de fuego, cuyo tráfico y venta ilegal no han podido erradicar las autoridades.

En cuanto al delito de secuestro, en el primer trimestre se reportaron 61 casos y en el segundo 36, sin embargo, en su modalidad exprés, julio fue el mes con mayor número de casos (22), para sumar 79 al final del segundo trimestre.

También hubo tendencia a la baja en los delitos de robo a casa habitación, al pasar de mil 834 a mil 690; robo de vehículo automotor, con 3 mil 481 en el primer trimestre y 3 mil 402 en el segundo, y robo a transeúnte, con mil 378 casos menos, al pasar de 5 mil 669 a 4 mil 291.

En el caso de robo a transporte público, la cifra fue de 2 mil 365 para el primer trimestre y de 2 mil 030 para el segundo, con una disminución de 335 delitos de este tipo, mientras que en robo a negocio el primer trimestre registró 6 mil 375 casos y el segundo 5 mil 586, es decir, hubo una disminución de 789 casos.

Finalmente, el OCS detalló que, por el delito de narcomenudeo, en el primer trimestre se presentaron mil 332 denuncias y mil 254 en el segundo, lo que representó una disminución de 686.

Humberto Morgan, coordinador del OCS, atribuyó esta baja de delitos en la Ciudad de México a la nueva conformación de los cuadrantes, que a partir del segundo trimestre del año fueron divididos en dos, a lo que se sumó el aumento del parque vehicular y la rotación de mandos policiacos en las alcaldías.

No obstante, subrayó que para disminuir los índices de delincuencia es necesario implementar estrategias contra el crimen organizado, en lugar de hacer “llamados moralinos” a los delincuentes, como los que ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador ante la crisis de seguridad.

Comentarios

Load More