Premio Gabo 2019 al fotoperiodista Jesús Abad Colorado

El trabajo de Jesús Abad Colorado también ha sido destacado mediante el documental "El Testigo", dirigido por Kate Horne. Foto: Especial El trabajo de Jesús Abad Colorado también ha sido destacado mediante el documental "El Testigo", dirigido por Kate Horne. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El fotoperiodista colombiano Jesús Abad Colorado López, quien por más de 25 años ha registrado las diversas caras del conflicto armado en Colombia, es el ganador del Reconocimiento a la Excelencia del Premio Gabo 2019, según anunciaron los organizadores desde aquel país sudamericano.

El Premio Gabo es convocado por la Fundación Gabo con el objetivo de incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo, con inspiración en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez, “y en la dinámica de innovación, creatividad y liderazgo que caracterizan a Medellín, Colombia”.

El Consejo Rector de la Fundación Gabo, que otorga esta distinción, reconoció en la trayectoria de Jesús Abad Colorado “valores como la ética, el respeto por los derechos humanos, la integridad y el compromiso con los ideales de servicio público del periodismo”.

Consideró además que este reportero gráfico merece ser destacado como un referente ante sus colegas y la ciudadanía de los países de lengua española y portuguesa, “dado que es uno de los grandes cronistas visuales de la región, cuya carrera ha contribuido a conocer y entender mejor el pasado, presente y el diseño del futuro de Colombia”.

La mirada abierta y pluralista de su fotografía, lo han llevado a convertirse en un testigo de la historia reciente y dolorosa del país (Colombia), “a través de instantáneas que retratan a los actores, momentos, lugares y acontecimientos históricos del conflicto armado”, manifestó el Consejo Rector en el acta mediante la que fue seleccionado Colorado.

Cada año el Consejo Rector de la Fundación Gabo elige a un periodista o equipo periodístico de reconocida independencia, integridad y compromiso con los ideales de servicio público del periodismo, que merezca ser destacado y puesto como ejemplo por el conjunto de su trayectoria o por un aporte excepcional a la búsqueda de la verdad o el avance del periodismo.

El Consejo Rector está conformado por:

Jean-François Fogel (Francia), Carlos Fernando Chamorro (Nicaragua), Germán Rey (Colombia), Héctor Feliciano (Puerto Rico), Jon Lee Anderson (Estados Unidos), María Teresa Ronderos (Colombia), Martín Caparrós (Argentina), Mónica González (Chile), Rosental Alves (Brasil), Sergio Ramírez (Nicaragua), Leila Guerriero (Argentina) y Natalia Viana (Brasil).

Jesús Abad Colorado recibirá el Reconocimiento a la Excelencia el jueves, 3 de octubre, en Medellín, durante la ceremonia de entrega del Premio Gabo que se llevará a cabo durante el VII Festival Gabo 2019. También será el espacio para conocer a los ganadores de las cuatro categorías de concurso: Texto, Imagen, Cobertura e Innovación, y del Reconocimiento Clemente Manuel Zabala, a un editor colombiano ejemplar.

Antes de la premiación, Colorado charlará con María Belén Sáez de Ibarra, gestora cultural colombiana y curadora de la última exhibición del fotoperiodista; ambos conversarán junto a Carlos Fernando Chamorro, periodista nicaragüense y miembro del Consejo Rector de la Fundación Gabo. La actividad está prevista para el jueves 3 de octubre, a las 11:00 a.m., en el Orquideorama del Jardín Botánico de Medellín.

Además, el viernes, 4 de octubre, a las 9:00 a.m., conducirá el taller Geografías de la memoria, un campo de batalla por la verdad, en el que fotógrafos y estudiantes de periodismo y comunicación, previamente inscritos y seleccionados, trabajarán con el objetivo de aprender a utilizar recursos visuales y periodísticos para construir narrativas que permitan a las sociedades mirarse como colectivos y reflexionar de manera conjunta.

El Premio Gabo y el VII Festival Gabo son posibles gracias a la alianza público-privada conformada por la Alcaldía de Medellín y los grupos Bancolombia y la aseguradora SURA, con su filiales en América Latina (ver: festivalgabo.com e información en premio@fundaciongabo.org).

Trayectoria

Colorado, comunicador social de la Universidad de Antioquia, empezó como reportero gráfico del diario El Colombiano de Medellín, Colombia, donde trabajó de 1992 al 2001. Es el fotógrafo colombiano que más ha documentado el conflicto armado en Colombia. Fue investigador del Grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación en Colombia (CNRR) entre 2008 y 2013.

Sus fotografías han hecho parte de exposiciones en Colombia y en el exterior; además de los libros Relatos e imágenes: el desplazamiento forzado en Colombia, Desde la prisión, Realidades de las cárceles en Colombia, y Mirar de la vida profunda.

Ganó el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en tres ocasiones, así como los premios internacionales Caritas, en Suiza, por su trabajo comprometido en la búsqueda de la verdad y la justicia social; y el CPJ International Press Freedom Awards, en Estados Unidos, otorgado por el Comité para la Protección de Periodistas. Fue candidato al Prix Pictet (premio de fotografía considerado el más importante del mundo) y ganador del Premio Nacional 2018 otorgado por el Ministerio de Cultura de Colombia.

Una muestra representativa del trabajo de este reportero gráfico puede apreciarse en la exposición El testigo. Memorias del conflicto armado colombiano en el lente y la voz de Jesús Abad Colorado, la cual reúne, en el Claustro San Agustín de la Universidad Nacional de Colombia, en Bogotá, más de 500 fotografías, en blanco y negro y color, muchas de ellas inéditas, captadas entre 1992 y 2018. Las imágenes narran historias y sucesos de conflicto armado, desplazamiento y reconstrucción del tejido social en diferentes regiones de Colombia. La exposición estará disponible hasta el 20 de octubre de 2019, cuando completará un año abierta al público (luego de que haya sido aplazado su cierre en tres ocasiones, dada la gran cantidad de personas que la visitan diariamente).

María Belén Sáez de Ibarra, curadora, asevera que ha superado los setecientos mil visitantes:

“La exposición mantiene el tono ético de Jesús Abad Colorado, donde no acusa ni toma partido, sino que invita a la responsabilidad colectiva de una historia dolorosa que ha atravesado al país y a una reconciliación para fomentar la esperanza y la reconstrucción. La muestra se presenta con el rigor científico de este periodista pero al mismo tiempo con el afecto y el sentimiento que lo caracterizan: un retrato amoroso que apuesta por la esperanza y la dignidad humana evocando la reconciliación como una invitación a ponernos en la piel del otro, en la piel de la guerra”.

El trabajo de Colorado también ha sido destacado mediante el documental El Testigo, dirigido por Kate Horne, que muestra las imágenes más emblemáticas del fotógrafo durante sus últimos 25 años de carrera.

Su decálogo

Nelson Fredy Padilla ha escrito sobre el fotorreportero colombiano:

El día que nació Jesús Abad Colorado López en Medellín, sábado 22 de abril de 1967, Colombia estaba en guerra sin que nadie lo admitiera; la campesina familia Colorado López vivía en esa ciudad, desplazada por la violencia, cuando esa situación no hacía parte del vocabulario nacional; el gobierno, que ya había autorizado la creación de autodefensas para combatir a la naciente guerrilla de las FARC, decretó luto nacional porque “bandoleros de la banda de Tirofijo emboscaron y asesinaron a seis militares en Chaparral, Tolima”, región declarada “república independiente” por campesinos que se cansaron de pedir carreteras para sacar sus cosechas de café y combatían al Estado con carabinas. 

Conversando con Jesús Abad Colorado, quien habló de su trayectoria y de algunas de las lecciones más importantes que le ha dejado su trabajo, dio a conocer diez puntos fundamentales del mismo:

“La muerte tengo que retratarla con ética, con humanidad, porque no puedo banalizar la vida de un ser humano; tengo que trabajar con mucho respeto porque lo que estoy buscando es generar reflexión y no sed de venganza”.

“Yo busco trabajar más desde los sentimientos y mirar a los ojos de los sobrevivientes. A veces para ver la guerra no necesito ver los cuerpos de los que están mutilados, sino que miro los rostros de las viudas, de los huérfanos, de esas personas que se están preguntando: ‘¿Por qué a nosotros?’”.

“Como periodista apuesto a dejarle a las nuevas generaciones una reflexión para que no repitan esa cadena interminable de odios y venganzas”.

“A las nuevas generaciones hay que decirles que hoy hay muchas herramientas para trabajar y para comunicar, pero para eso uno primero tiene que ser buena persona, ser un buen profesional, ser un buen ciudadano”.

“Necesitamos gente que ponga su ojo, su corazón y su conciencia al servicio de una sociedad que necesita ser contada, fotografiada y narrada con mucho respeto y humanidad”.

“La paz no es una firma en una mesa, sino una construcción colectiva en la que no solo participa un gobierno o unos reintegrados, sino también la academia, el empresariado y la sociedad civil”.

“Los grandes perdedores de la violencia en Colombia han sido los campesinos que fueron los que pusieron los hijos de todos los ejércitos”.

“Los periodistas tenemos que formarnos en los contextos en los que caminamos, no para llenarnos de estadísticas, de cifras o de teorías, sino para ser más humanos”.

“Siempre trabajo con humanidad, con respeto, entendiendo que lo que le pasa a los demás también me está pasando a mí, por eso considero tan importante el ejercicio del periodismo”.

“A nuestros líderes políticos, económicos o religiosos les pido que entiendan que este país está cansado de tanta violencia y muchas veces las palabras de odio en medios de comunicación o en el Congreso de la República, se traducen en balas contra líderes de este país que le están apostando todo a la vida”.

 

Comentarios

Load More