“Yo en la justicia de Estados Unidos no confío”, dice Carvajal al rechazar extradición

Hugo Carvajal y su defensa señalaron que se siente amenazado y cree que sufrirá “represalias” en caso de ser extraditado a EU. Foto: Tomada de Wikipedia Hugo Carvajal y su defensa señalaron que se siente amenazado y cree que sufrirá “represalias” en caso de ser extraditado a EU. Foto: Tomada de Wikipedia

MADRID (apro).-  El exdirector de Inteligencia y Contrainteligencia del gobierno de Hugo Chávez, Hugo Carvajal, se negó este jueves a ser extraditado a Estados Unidos por delitos de terrorismo,  tráfico de armas y narcotráfico, entre ellos su presunta implicación en el cargamento de 5.6 toneladas aseguradas en un avión DC-9, en el aeropuerto de Campeche, México, en el año 2006.

“Yo en la justicia de Estados Unidos no confío”, dijo el exgeneral ante la Sección 3 de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que preside el juez Alfonso Guevara.

Y añadió: “A Maduro le conozco lo suficiente. Sé de lo que es capaz”.

En la vista de extradición, Carvajal y su defensa señalaron que se siente amenazado y cree que sufrirá “represalias” en caso de ser extraditado a Estados Unidos, al igual que en Venezuela.

Entre la cauda de presuntos delitos que se le achacan a Carvajal, está su implicación en la coordinación del envío de casi 6 toneladas de cocaína que fueron aseguradas en un avión DC-9, en el aeropuerto de Campeche, en abril de 2006, en medio del proceso electoral mexicano.

Asimismo, Estados Unidos lo acusa de formar parte del Cartel de los Soles, junto con los exvicepresidentes Diosdado cabello y Tareck El Aissami, y que desde su posición brindó apoyo a la estrategia chavista de inundar de cocaína de las FARC las calles de Estados Unidos y rearmar a la guerrilla colombiana para debilitar al gobierno colombiano.

El exgeneral y hoy antagonista del gobierno de Nicolás Maduro, explicó que todos los que podrían testificar a su favor en un proceso, “están o sancionados o con la visa retirada en Venezuela, otros presos en México y otros muertos, como es el caso del expresidente Hugo Chávez, que era quien me daba las órdenes directas a mí”.

“En la Justicia de Estados Unidos no confío. No voy a tener derecho a defensa de ningún tipo”, señaló.

El alegato del exmilitar venezolano se acercó más al de víctima al considerar que es objeto de una “persecución política”, con el fin de frenar a su extradición a Estados Unidos, cuya justicia lo reclama por diversos delitos, como narcotráfico y sus vínculos con la guerrilla colombiana de las FARC.

Hugo Carvajal ingresó a España y fue detenido en abril pasado. El gobierno de estados Unidos inició de inmediato los trámites para conseguir su extradición para ser presentado ante la Corte Federal del distrito sur de Nueva York.

La defensa del militar alegó que “la única forma que el general Carvajal tiene de eludir la cadena perpetua es proporcionar información del régimen de Maduro para derrocar ese régimen”. “Con lo cual, lo único que quieren es coger información, no coger a un delincuente”, señaló.

Carvajal, a quien le conocen como El Pollo, como se cita en el escrito de acusación de la Corte del Sur de Nueva York, entró en un choque con el gobierno de Maduro, cuando el pasado 21 de febrero grabó un video en el que reconocía como “presidente encargado” al líder opositor Juan Guaidó.

Tras dicho anuncio, el exresponsable de la inteligencia en el gobierno chavista, emprendió su huida hasta llegar a Madrid, donde fue detenido en abril pasado, a petición de Estados Unidos, que le acusa de colaboración con organización terrorista, narcotráfico, pertenencia a organización criminal y tráfico ilegal de armas de guerra entre los años 1999 y 2019.

“Es una artimaña bastante inteligente decir: ‘Te dejo sin ninguna arma de defensa y vienes aquí para lo que yo quiero, que es información’”, argumentó la defensa del militar.

De pie ante el micrófono, de frente al tribunal, el militar venezolano aseguró que fue siempre un militar que seguía “las órdenes del presidente de la república”.

No negó su relación con las FARC, pero argumentó que esta se limitaba a sus funciones como el máximo responsable de la inteligencia venezolana y como parte de una “comisión” que Colombia había autorizado.

“Es absurdo que digan que yo andaba con grupos armados en Venezuela protegiendo a las FARC. Claro que los estaba defendiendo, era mi responsabilidad”, aseguró.

Según el militar, las acusaciones en su contra por el delito de narcotráfico, mantuvo que “son meras especulaciones que no tienen ningún tipo de asidero”. Y aseguró que la expulsión de los agentes de la DEA de Venezuela, durante el período de Chávez, se debió a las “ilegalidades que estaban cometiendo”.

El caso de Carvajal queda en Manos de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, sin embargo, una vez que este tribunal dé luz verde, la decisión final corresponderá al gobierno, que puede paralizar la extradición al margen de la decisión judicial.

Carvajal señaló que no se está escondiendo y podría colaborar en España, al asegurar, “yo avisé a las autoridades de España de que venía para acá, yo no me escondía de nadie”.

A su vez, la fiscalía española, que pide la extradición de Carvajal a Estados Unidos, contradijo a la defensa al considerar que el reclamado se dice perseguido político en Venezuela, que fue parte importante de la estructura chavista y pareciera que ahora podría ser disidente de esa estructura. “Si fuese Venezuela el país reclamante, podríamos hacer otra consideración, pero no le reclama Venezuela sino Estados Unidos”, dijo el ministerio fiscal.

“Maduro fue informante de mi esposo”

Al salir de la vista en la Audiencia Nacional, Angélica Flores, esposa del general Carvajal, aseguró que el caso contra su marido, que condujo a la petición de extradición a Estados Unidos, es “un montaje de la DEA”.

“No hay pruebas ni documentos que digan que mi marido ha cometido ningún delito. No dice lugar ni fecha. Todos son supuestos. Mi marido confía en la justicia española”, dijo al mujer quien relató que toda su familia se encuentra ubicada en España, donde pidieron asilo político, por temor a las represalias del régimen de Nicolás Maduro.

También afirmó que el general Carvajal conoce muy bien a Nicolás Maduro, porque antes de ser presidente, “fue informante de mi esposo”.

Tras esta vista de extradición, la decisión de la Sección Tercera de la Sala Penal de la Audiencia Nacional podría darse en una o dos semanas.

Comentarios

Load More