Aeropuertos de Toluca y CDMX fueron operados por empresa ligada a Del Mazo: MCCI

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo. Foto: Benjamín Flores El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo. Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La empresa Pumasa S.A. de C.V., de la que Alfredo del Mazo fue accionista, según declaró en 2012 ante un banco en Andorra, recibió contratos millonarios mientras el priista ocupó distintos puestos públicos.

De acuerdo con una nota difundida por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), desde su creación, en 2006, Pumasa obtuvo al menos 20 contratos con seis dependencias de gobierno para operar estacionamientos con un valor de al menos 47 millones de pesos, además del cobro diario de 2 mil 700 cajones de estacionamiento en el Bosque de Chapultepec, desde hace siete años, y 2 mil 32 cajones en el Aeropuerto de Toluca.

El pasado 18 de julio, el diario español El País dio a conocer que el gobernador del Estado de México ocultó en 2012 una cuenta con 1.5 millones de euros en Banca Privada de Andorra (BPA), país blindado entonces por el secreto bancario.

En esa cuenta Del Mazo aparece como representante de la sociedad instrumental holandesa Beodan Corporation, y en los contratos de apertura declaró ser alcalde de Huixquilucan y tener el 10% de las acciones de Pumasa.

Estacionamientos Pumasa S.A. de C.V. fue constituida en agosto de 2006 en la Ciudad de México por la familia Madariaga: Luis Domingo Madariaga Lomelín y sus hijos Rodrigo y Daniel Madariaga Barrilado, con partes casi iguales.

Según declaró Del Mazo al banco andorrano, Daniel Madariaga le cedió su participación en la empresa, aunque no dijo en qué año se volvió accionista. Pero, además, no aparece como tal en las actas del Registro Público de la Propiedad.

Dos años después de su constitución, en diciembre de 2008, mientras Del Mazo era secretario de Turismo del Estado de México, nombrado por su primo lejano y entonces gobernador Enrique Peña Nieto, Pumasa comenzó a operar el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), un inmueble de cuatro niveles con capacidad para 2 mil 32 automóviles y un costo por auto de 35 pesos por hora o 180 pesos por día.

Pumasa también tuvo la operación de los estacionamientos de las terminales 1 y 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) –cuya participación mayoritaria es del gobierno federal– de 2014 a 2016, cuando Del Mazo estuvo en Banobras y fue diputado federal.

En noviembre de 2014 la empresa obtuvo por licitación pública un contrato de 19 millones 942 mil pesos para operar por dos años el estacionamiento internacional en Terminal 1 –que cuenta con mil 971 cajones en seis niveles–, mientras que en enero de 2015 ganó otro contrato por 23 millones 572 mil pesos para los estacionamientos verticales en ambas terminales –con 2 mil 437 cajones en siete niveles–, también por dos años.

De 2014 a 2016, Pumasa recaudó por cobro de estacionamiento en el AICM 55 millones 91 mil 752 pesos, según los registros del aeropuerto, obtenidos vía transparencia.

En 2012 la empresa recibió los permisos para operar ocho estacionamientos de la segunda sección del Bosque de Chapultepec, en la Ciudad de México; para 2015 fueron nueve y suman 2 mil 700 cajones. Esos contratos están vigentes hasta 2022 con opción de prórroga hasta 2029.

Por la concesión de los nueve estacionamientos del Bosque de Chapultepec, Pumasa paga una renta mensual al gobierno de la Ciudad de México –312 mil pesos en 2012, 322 mil desde 2014 y 290 mil a partir de 2016–, y construyó el estacionamiento de la pista de El Sope, uno de los nueve que maneja.

La empresa se queda con toda la recaudación de los estacionamientos. Esta concesión la obtuvo Pumasa cuando Del Mazo era alcalde de Huixquilucan y se extendió a sus tiempos como director de Banobras.

En 2009, cuando Del Mazo estaba en campaña por la alcaldía de Huixquilucan, la empresa de estacionamientos recibió dos contratos por un millón 61 mil pesos de la Compañía Mexicana de Exploraciones S.A. de C.V., filial de la Secretaría de Energía, para proporcionar servicio de valet parking con guarda y custodia de los vehículos de la empresa.

Este contrato fue renovado en 2010 por un millón 270 mil pesos y en 2011 por un millón 90 mil pesos.

Pumasa también ha operado al menos tres estacionamientos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de 2010 a 2013, y dos más del Paradero Cuatro Caminos, en Naucalpan, Estado de México, además de que forma parte del padrón de proveedores del municipio de Zapopan, Jalisco, del estado de Hidalgo y de la Cámara de Senadores.

Hoy la empresa presume en su página de internet tener presencia en Morelos, Hidalgo, Jalisco, Estado de México y Ciudad de México.

Comentarios

Load More