Juez le niega suspensión definitiva a Robles contra la vinculación a proceso

Rosario Robles, extitular de la Sedatu. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un juez federal negó la suspensión definitiva al amparo que presentó Rosario Robles Berlanga, extitular de las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en contra del auto de vinculación a proceso que le dictó el juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna.

La negativa a la protección constitucional solicitada por Robles Berlanga y su equipo de abogados la semana pasada fue emitida por Patricio Vargas Alarcón, titular por el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia de la Ciudad de México según el expediente 723/2019.

“ÚNICO. Se niega la suspensión definitiva solicitada por Rosario Robles Berlanga, por lo que hace a los actos reclamados precisados en el considerando Segundo, por los motivos expuestos es los considerandos Tercero y Quinto esta interlocutoria”, señaló el juez Vargas Alarcón.

El pasado tres de septiembre, la ex titular de la Sedesol y Sedatu en el gobierno de Enrique Peña Nieto impugnó los “actos dentro de juicio” en la resolución judicial “consistente en el auto de vinculación a proceso, dictado en la continuación de la audiencia inicial del 13 de agosto de 2019 y su ejecución, en la causa penal 314/2019”.

Es decir, la audiencia inicial de la cual el juez de control Delgadillo Padierna, juez de control en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México, determinó que existían elementos para vincularla a proceso por los delitos de ejercicio indebido del servicio público y por lo cual le dictó prisión preventiva oficiosa.

De esta sentencia, la defensa de Rosario Robles Berlanga, encabezada por los abogados Julio Hernández Barros y Alejandro Olea Truehart, acusaron la instrumentación de una “venganza política” de la diputada Dolores Padierna por medio de su sobrino: el juez Delgadillo Padierna.

Ante ello, anunciaron un amparo para revertir la decisión judicial del 13 de agosto.

“No nos queda duda de que la mano de la diputada Dolores Padierna está metida en la sentencia de nuestra defendida. Fue una venganza política que tardó 14 años en materializarse”, acusó Hernández Barros, quien a su vez negó que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya intervenido en la sentencia.

Tres días después, Olea Truehart y Hernández Barros, anunciaron que dejarían la defensa de Robles Berlanga pues señalaron que su clienta no contaba con los recursos necesarios para continuar con el proceso.

Al ser admitido a trámite el amparo el cuatro de septiembre pasado, Vargas Alarcón negó en primera instancia conceder una suspensión provisional del auto a vinculación a proceso y emplazó al juez de control Delgadillo Padierna a entregar la argumentación jurídica mediante la cual decidió dar la razón al Ministerio Público de la Federación como la parte acusadora.

Tras presentar el informe, el juez Vargas Alarcón decidió rechazar la solicitud de medidas cautelares solicitada por Robles Berlanga.

Comentarios

Load More