El INAH requiere mayor presupuesto para solventar estímulos a la investigación

Diego Prieto, director del INAH. Foto: Tomada de Twitter @dprieto_ Diego Prieto, director del INAH. Foto: Tomada de Twitter @dprieto_

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Miembros del Programa de Estímulos al Desempeño a la Investigación y del Programa de Estímulos a la Docencia, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), se reunieron con autoridades de la Secretaría de Cultura (SC) para demandar los pagos de dichas prestaciones, que se les suspendieron desde enero de este año.

En el encuentro, celebrado en las oficinas de la dependencia, en Arenal 40, los investigadores se quejaron de que no se han recibido los recursos del programa, instaurado desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, correspondientes al ejercicio fiscal en curso.

En años anteriores, el pago se ha subsanado con los recursos autogenerados por el INAH obtenidos por las visitas a zonas arqueológicas y museos, pero su recuperación para el presente ejercicio aún está en trámite. Así lo admitieron las autoridades:

“El INAH reitera que, con el apoyo de la Secretaría de Cultura, está haciendo las gestiones necesarias para atender este compromiso pendiente con su personal de investigación científica y de docencia, lo que se espera ocurra, a más tardar, el próximo mes de octubre”.

Por su parte, los investigadores –encabezados por Bolfy Cottom, Consuelo Aguilar y Dora Sierra– demandaron al secretario administrativo del INAH, Pedro Velázquez, soluciones más que propuestas.

A través de una carta solicitaron a la titular de Cultura, Alejandra Frausto, su intervención para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) libere los recursos y se cubra el adeudo:

“Los programas están vigentes desde 1995, con un reglamento propuesto por las autoridades de este instituto, y que establece la participación de sus académicos con base en los productos de investigación científica básica, docencia y difusión en las áreas de Antropología, Arqueología, Historia, Etnohistoria, Historia, Lingüística y para docentes de las Escuelas Independientes del Instituto”.

Estos programas incorporaron a 110 investigadores con estímulos permanentes, pero la cifra se ha reducido por decesos o jubilaciones y en 2018 se entregaron estímulos para 171 investigadores y 33 docentes, incluyendo a profesores eméritos que han participado en evaluaciones bianuales entre 1995 y 2018.

En el encuentro, Velázquez y Omar Monroy, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la SC, dijeron estar al tanto de algunas problemáticas del INAH, y señalaron que es Hacienda quién solicita los proyectos y resulta que la última actualización se dio en 1982, junto con las condiciones generales de trabajo, lo cual están analizando y en octubre comenzarán a pagarles.

“Hemos comentado la precariedad del INAH. No es un disco rayado. Para terminar este año hay una presión de 900 millones de pesos para los compromisos ya adquiridos. El déficit que viene arrastrando desde hace muchos años es muy profundo. En su tiempo, las autoridades no se ocuparon de sanear al INAH y ya no hay el gran presupuesto de la SEP”, aclaró Velázquez.

Se prevé que de tantas prestaciones recibidas y compromisos que tiene el INAH con los trabajadores, con la recuperación de los excedentes autogenerados y el traslado de la deuda a los siguientes ejercicios fiscales, llamados pasivos, se tendrán entre 400 o 500 millones de pesos en 2020.

El funcionario del instituto destacó que la situación es “muy compleja” y agregó:

“No vamos a modificar convenios ni prestaciones socioeconómicas ni reglamentos. Es, en forma, poder solicitar a Hacienda que se le quite una carga al INAH. La SEP administra los recursos del programa. Se necesita la actualización del gasto de estímulos y la indexación del salario mínimo”.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020 se propuso un presupuesto para el INAH de 3 mil 918 millones de pesos; 178 millones de pesos más que en 2018 y podrían aumentarlo un 3.5% pero lo que realmente necesitan para solventar los gastos son 5 mil 598 millones de pesos, “que obviamente no fueron considerados en el presupuesto, habrá que gestionarlos con la Cámara de Diputados para ver si se obtiene una mejora”, indicó.

De ese monto, 3 mil 600 millones de pesos se destinarían a gastos personales, que es donde se tiene el déficit:

“Es más viable decirle a Hacienda, no que nos dé más recursos, sino que deje gastar al INAH lo que le toca de presupuesto”, indicó.

Finalmente, acordaron que la siguiente semana presentarán una propuesta no solo administrativa, sino para mejorar otras áreas de la dependencia y que no pasen más de tres sesiones para ponerlas en práctica.

“Esta es la institución que nos tocó recibir, pero no es la institución que queremos dejarle al país”, se comprometió Velázquez.

Comentarios

Load More