Rebeldes hutíes amenazan con más ataques contra petrolera Saudi Aramco

Aviones no tripulados reclamados por los rebeldes hutíes de Yemen atacaron la madrugada del sábado la instalación de procesamiento de petróleo más grande del mundo en Arabia Saudita y un importante campo petrolero operado por Saudi Aramco. Foto: AP Aviones no tripulados reclamados por los rebeldes hutíes de Yemen atacaron la madrugada del sábado la instalación de procesamiento de petróleo más grande del mundo en Arabia Saudita y un importante campo petrolero operado por Saudi Aramco. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los rebeldes hutíes del Yemen advirtieron que “en cualquier momento” podrían lanzar más ataques como los del sábado 14 contra dos instalaciones petroleras de la estatal Saudi Aramco, que provocaron la interrupción del 50% de la producción de crudo de Arabia Saudita, el principal exportador mundial de petróleo.

Además, pidieron a los ciudadanos extranjeros que se retiren de sus plantas si no quieren verse involucrados.

“Advertimos a las compañías y extranjeros de que no permanezcan en las plantas que han sido objeto de nuestros ataques porque todavía están al alcance de nuestros disparos y pueden ser atacadas en cualquier momento”, alertó en su cuenta de Twitter el portavoz militar hutí, Yahya Sarea.

Y al gobierno de Arabia Saudita lo instó a poner fin a sus “agresiones y asedio” en el Yemen, ya que desde 2015, apuntó, lidera una coalición árabe que interviene militarmente en ese país contra los rebeldes y en favor del gobierno reconocido internacionalmente.

“Aseguramos al régimen saudí que nuestra larga mano puede alcanzar lo que queremos en el momento que decidamos”, dijo Yahya Sarea, y detalló que la acción del sábado contra Aramco se realizó con aviones no tripulados con diferentes tipos de motores a reacción.

El bombardeo con drones dañó la refinería de Abqaiq, la mayor del mundo, así como las infraestructuras del campo petrolífero de Khurais. La producción se redujo en 5.7 millones de barriles por día, lo que equivale a casi 6.0% del consumo mundial.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que las consecuencias de los ataques contra refinerías saudíes pueden ser graves para los mercados energéticos.

“Esperamos que la parte saudí pueda superar en breve los daños causados por este ataque”, afirmó.

También aseveró que Moscú llama a abstenerse de sacar conclusiones precipitadas sobre los responsables de los recientes ataques a las refinerías saudíes.

“Consideramos negativo el aumento de la tensión en la región y llamamos a todos los países regionales y no regionales a evitar cualesquiera medidas o conclusiones precipitadas que puedan agravar la desestabilización y, al revés, seguir la línea que ayude a reducir las tensiones”, dijo Peskov a los periodistas.

De esa manera respondió a la pregunta sobre las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, sobre la posible implicación de Irán en los ataques.

Y respecto de la pregunta sobre la posible ayuda de Rusia a Arabia Saudí, el portavoz del Kremlin indicó que de momento no se ha recibido ninguna solicitud por parte de los socios saudíes.

Tras el ataque, que puso en tensión a Medio Oriente, los precios del petróleo se dispararon en las primeras operaciones de este lunes.

El barril de crudo tipo Brent del Mar del Norte para entregas en noviembre se cotizaba en 65.39 dólares al inicio de la sesión de hoy (08:00 GMT) en el mercado electrónico Intercontinental Petroleum Exchange (ICE).

El Brent ganaba 5.17 dólares (8.59%) respecto al cierre previo, de 60.22 por barril.

En tanto, el crudo estadunidense West Texas Intermediate (WTI) para entregas en octubre, también a las 08:00 GMT, subía 4.33 dólares (7.89%) y se cotizaba en 59.18 dólares por barril.

En la sesión de ayer, el índice clave de la Bolsa de Valores de Arabia Saudita, Tadawul All Share (TASI), registró una caída de 2.3%.

Con información de agencias

Comentarios

Load More