El reto de subsanar las deficiencias del gobierno anterior

Los pendientes. Foto: Benjamín Flores Los pendientes. Foto: Benjamín Flores

De diciembre pasado a la fecha “se ha hecho mucho” en materia de reconstrucción de las viviendas dañadas por los sismos del 19 de septiembre de 2017, sostiene César Cravioto Ramos, quien está al frente de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México. En esos meses, dice, se sentaron las bases legales y jurídicas para facilitar ese proceso. Se intervinieron 3 mil viviendas, de las cuales 500 ya se entregaron; también se investiga a 14 empresas contratadas por la administración anterior –que ni siquiera censó correctamente los daños– que no han cumplido. Y aunque falta mucho para responder a las demandas de los damnificados, Cravioto confía en que todo quede resuelto para 2021.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Si el proceso de reconstrucción de la Ciudad de México, luego del sismo del 19 de septiembre de 2017, se compara con el vuelo de un avión, éste “ya despegó, pero sigue en estado ascendente. Todavía no pasamos los 10 mil metros para estabilizar, pero este año quedará perfectamente estabilizado para que el ritmo que ya agarramos no se pierda, sino que se fortalezca y lleguemos a la meta que nos propusimos: terminar en 2021”, asegura César Cravioto Ramos, titular de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México.

Al frente de la reconstrucción desde que se inició el gobierno de Claudia Sheinbaum, asegura que en ese lapso se ha hecho mucho: sentar las bases legales y jurídicas para facilitar el proceso, desenredar “nudos” para simplificar trámites, descubrir factores técnicos y geológicos ignorados en la anterior administración y poner la lupa sobre empresas constructoras que comenzaron trabajos antes del cambio de gobierno y cuyos resultados no son los que ofrecieron.

En entrevista con Proceso, Cravioto destaca los principales obstáculos a los que se ha enfrentado la Comisión que encabeza. Lo primero que menciona son las diferencias de opinión entre vecinos, particularmente los de condominios y multifamiliares.

“Un grupo piensa una cosa y otro piensa otra o quiere hacer algo en su inmueble –sostiene–. Otros piden algo aun cuando la Ley Condominal nos dice que la mayoría decide; por ejemplo, si la minoría no está conforme y para hacer la obra se necesitan salir de su vivienda, simplemente no se salen o se amparan, mandan escritos, presionan. Eso es muy complicado.”

Esas diferencias, señala, han llegado a separar familias por apropiarse del inmueble o que los dueños murieron por el sismo o posterior a éste y los hijos se pelean por la propiedad; o bien, parejas en proceso de divorcio que exigen la posesión y obligan a la Procuraduría General de Justicia local (PGJ-CDMX) a poner sellos hasta que el juez determine quién tiene la razón.

Otro obstáculo que ha encontrado a su paso son las grietas en la zona oriente de la capital, que obligaron a la Comisión a “dar un paso atrás”, pues no estaba previsto levantar estudios de geotecnia para saber si las casas dañadas se pueden reconstruir en el mismo lugar o deben ser reubicadas.

Hasta julio pasado se habían hecho 6 mil 500 levantamientos, principalmente en las alcaldías Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco y Milpa Alta. Como resultado, 832 viviendas deberán ser reubicadas. La Comisión prevé hacer 10 mil estudios.

Según Cravioto, una traba más ha sido el incumplimiento de las empresas constructoras, sobre todo de las que fueron contratadas por la pasada administración. A principios de año, la Comisión hizo un ejercicio de insaculación de empresas para participar en el proceso y hacerlo más transparente y competitivo. El 1 de marzo el gobierno informó que más de 631 compañías participaron, de las cuales 308 fueron elegidas al cumplir con todos los requisitos, entre ellos, experiencia y solvencia económica. De las seleccionadas, 138 harán construcción, 114 supervisión y 56 elaboración de proyectos.

Luego, la Comisión dividió la ciudad en 193 cuadrantes, asignó empresas a determinadas obras y éstas comenzaron a trabajar. No obstante, en 55 cuadrantes ya tuvieron que cambiar a las compañías. Las causas: “No hicieron los levantamientos, se tardaron mucho en comenzar o ya autorizándoles el presupuesto, simplemente no sacaron las fianzas o se tardaban; se les daba un adelanto y empezaban con poca gente a trabajar y los vecinos nos reclamaban”.

En el caso de edificios, agrega, “hay empresas proyectistas que llevan más de un año haciendo el proyecto ejecutivo y, como ya se les dio un adelanto e inició la obra desde la administración anterior, no es tan sencillo que podamos cambiarlas”.

Comenta que a algunas empresas las han separado del proceso desde antes de firmar contrato “por no trabajar conforme a las necesidades de la reconstrucción”. Ello, reconoce, ha retrasado el avance.

El pasado 14 de agosto, la Secretaría de la Contraloría General informó que halló diversas irregularidades en la actuación de 14 empresas contratadas por el gobierno de Mancera para realizar 23 proyectos de construcción de multifamiliares.

De esas anomalías, faltaba por comprobar el gasto de 54.4 millones de pesos. Incluso, en uno de los casos, dio vista a la PGJ-CDMX para hacer un peritaje, ya que el proyecto estructural no era congruente con el monto ejecutado, que asciende a unos 35 millones de pesos.

“No me pongo el saco”

Excoordinador de Morena en la Asamblea Legislativa, Cravioto cuenta que al llegar a la Comisión, en diciembre de 2018, la plataforma digital que desarrolló el gobierno de Miguel Ángel Mancera tenía reconocidas 7 mil viviendas afectadas. Luego, la nueva autoridad hizo su propio censo y el número se elevó a 17 mil. “¡Había 10 mil viviendas invisibilizadas y no había un plan de atención para vivienda unifamiliar! En este tipo de vivienda, el gobierno anterior hizo cero casas”, destaca.

Por ello, cuenta que fue hasta el 5 de diciembre que el gobierno entrante empezó a atender a ese sector de damnificados. “La gente dice ‘llevamos dos años esperando’. La entendemos, por supuesto que nos ponemos en sus zapatos”. Pero, aclara, la administración de Sheinbaum ha intervenido 3 mil viviendas, de las cuales 500 ya se entregaron.

“Sí entiendo el reclamo, pero sinceramente no me pongo el saco porque no fue este gobierno, en realidad empezamos de menos cero la vivienda unifamiliar o de menos 10 mil, porque no estaban en el censo”, aclara.

Entre las 500 casas entregadas está la de Aarón Maya Sánchez, ubicada en Analistas 22, colonia San José Aculco, alcaldía Iztacalco. Originario de Guanajuato, de 79 años, este comerciante se deprimió cuando su casa, que él mismo construyó hace más de tres décadas, quedó severamente dañada por el sismo del 19 de septiembre de 2017. El martes 3 don Arón recibió finalmente una casa reconstruida.

Para enderezar el camino que la Comisión para la Reconstrucción mancerista echó a andar, las nuevas autoridades derogaron la Ley de Reconstrucción y el 7 de diciembre de 2018 publicaron una nueva –la primera en el gobierno de Sheinbaum– que llevaba trabajo legislativo previo desde el periodo de transición, impulsado por Cravioto.

Para enero de 2019 se publicó el Plan de Reconstrucción que incluyó facilidades administrativas, exenciones fiscales, mesas técnica y legal, así como comités de transparencia y de grietas. “Generamos todo el andamiaje jurídico. Nada de esto existía, lo hicimos a partir de diciembre”, destaca el exdirector de Concertación Política en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el Distrito Federal.

Entre las modificaciones legales que promovió el actual gobierno fue el reconocimiento de la “legítima posesión” de un inmueble hecha con una declaración jurada ante un notario para destrabar el conflicto de comprobar la propiedad del inmueble dañado y poder seguir con el proceso legal.

También han encontrado situaciones en las que los dueños les piden modificar los prototipos de casas aprobados por la Comisión para adecuarlos a sus nuevas necesidades de espacio, de convivencia familiar y hasta de gustos.

Cuando Slim y Sheinbaum ayudan

Pero, así como se han presentado desacuerdos entre vecinos damnificados, también hay ejemplos en los que han formado comunidad, colaboran en los trámites y reciben un inmueble completamente reconstruido, con acabados de lujo y hasta estufas y refrigeradores nuevos.

Es el caso del ubicado en Calzada del Hueso 713, colonia Los Sauces, alcaldía Tlalpan; el primer edificio totalmente reconstruido y entregado a sus dueños a casi dos años de la tragedia. Sus 40 departamentos, más 10 extras construidos bajo el concepto de redensificación –el gobierno los puso a la venta para ayudar a pagar el costo de la obra–, fueron entregados a sus dueños el martes 3 en un acto que incluyó canapés y vino de honor.

Ese día Sheinbaum recordó que dos días después del sismo de 2017, cuando aún era delegada en Tlalpan, llegó a ese lugar para apoyar a los vecinos en el campamento instalado al lado de las ruinas de sus casas. A los pocos días les ofreció apoyo para rentas, pidió asesoría de la Facultad de Arquitectura de la UNAM para el proyecto de reconstrucción, destinó presupuesto delegacional y solicitó a Alfonso Salem, presidente de la Fundación Carlos Slim, ayuda para completar el costo de 100.4 millones de pesos. Grupo Carso construyó desde los cimientos y dos empresas de electrodomésticos donaron enseres.

Otras fundaciones que aportan a la reconstrucción son Fundación Vivienda, Convives y Banorte, además de la Cruz Roja Mexicana, que dona colchones, despensas, kits de cocina, cobijas y estufas.

En la Comisión para la Reconstrucción laboran 160 personas, entre administrativos y las que están en la calle, atienden a damnificados y acompañan al comisionado en recorridos de supervisión.

Tan sólo el martes 3, con su chaleco verde y el logotipo del gobierno de la CDMX, Cravioto visitó al menos siete predios –entre casas y edificios– en las alcaldías Cuauhtémoc, Iztacalco, Tlalpan y Benito Juárez. Entregó las llaves y escuchó palabras de “profunda gratitud”.

Cada semana Cravioto hace por lo menos tres recorridos, Cuando está en su oficina acude a juntas con la jefa de gobierno; los lunes recibe a los representantes de las organizaciones Damnificados Unidos de Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc y otras 10 alcaldías; los miércoles toca el turno a los integrantes de Damnificados Unidos Ciudad de México.

Este reportaje se publicó el 15 de septiembre de 2019 en la edición 2237 de la revista Proceso

Comentarios

Load More