“Lorena” en Colima: desborda, inunda, incomunica, derriba… (Videos)

Lorena, a su paso por Colima. Foto: Twitter @gobiernocolima Lorena, a su paso por Colima. Foto: Twitter @gobiernocolima

COLIMA, Col. (apro).- Desbordamiento de ríos, inundaciones, severos daños agrícolas, poblados incomunicados, derrumbes en carreteras, así como la caída de decenas de árboles y algunos postes de la red de energía eléctrica, es el reporte preliminar de daños ocasionados por el huracán “Lorena” a su paso por el territorio de esta entidad.

Aunque no se registraron pérdidas humanas, la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC) dio a conocer el rescate de tres personas, cuya vida corría peligro en el municipio de Manzanillo.

Una de las zonas más dañadas fue la colindante con el municipio de Cihuatlán, Jalisco, donde se desbordó el Río Marabasco y dejó incomunicadas a poblaciones de ambas entidades, además de las afectaciones a una gran superficie de cultivos de plátano y papaya de la región.

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Rural de Colima, Sergio Agustín Morales Anguiano, tan sólo en lo que corresponde a esta entidad resultaron dañadas más de 1,600 hectáreas de plátano.

Como parte de las medidas preventivas, el gobierno estatal decidió extender la suspensión de clases en los diez municipios para los dos turnos de este día, además de que no hubo actividad en las oficinas gubernamentales de los tres municipios costeros.

Luego de un recorrido por las principales zonas afectadas de los municipios de Tecomán y Manzanillo, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, se congratuló de que no hubo víctimas mortales ni daños mayores en la infraestructura.

“No hay pérdida de vidas humanas que lamentar y eso es algo muy positivo y demuestra que hemos avanzado mucho en materia de cultura de la prevención y la protección civil”, manifestó.

Según el mandatario estatal, hay daños que afectan temporalmente la operación de la infraestructura, además de que durante un corto periodo cerraron los aeropuertos de Manzanillo y Colima, pero ya restablecieron sus servicios, igual que el puerto manzanillense.

En el caso de las carreteras de la entidad, algunas tienen bancos de sedimentos que están limitando el tráfico vehicular, además de que en algunas se registraron socavamientos.

Durante la mañana de este jueves fue cerrado a la circulación de vehículos ligeros, de manera preventiva, el puente que comunica a los municipios de Manzanillo y Cihuatlán.

La UEPC reportó inundaciones en colonias de Tecomán y Manzanillo y en este último a causa del huracán cayeron 32 árboles, colapsó una ramada en la playa La Boquita; en el tramo de Santiago a El Naranjo se quedaron algunos vehículos varados, mientras que la vialidad Manzanillo-Cihuatlán presentaba escurrimientos y 21 personas fueron atendidas en el refugio temporal en la Escuela Pablo Latapí.

En Armería, entre los daños preliminares, se registró la caída de 10 árboles y tres derrumbes, uno en la carretera libre y dos hacia Rincón de López; en Comala se reportaron pequeños derrumbes hacia La Becerrera y La Caja; en Coquimatlán se presentaron en El Algodonal hacia La Sidra y rumbo a la comunidad de Jala el río Colima creció en el Puente negro y no hay paso.

Asimismo, la UEPC informó que en el municipio de Tecomán se registró la caída de 18 árboles, además de algunos postes de electricidad, por lo que se interrumpió la energía eléctrica en algunas colonias.

En este mismo municipio hubo inundaciones en las colonias Indeco, Elías Zamora, Libertad, San José, Estatuto Jurídico y Libertad.

Ante los daños generados tras el paso del fenómeno meteorológico, el gobierno del Estado recomendó a la ciudadanía que en caso de no ser extremadamente necesario, se mantengan en sus casas o en un lugar seguro, pues continuarán las lluvias por la presencia del huracán “Lorena”.

Formada inicialmente como tormenta tropical, “Lorena” se convirtió en huracán categoría 1 al pasar por Colima y horas después se degradó de nuevo a tormenta tropical.

Según el reporte más reciente del Servicio Meteorológico Nacional, “Lorena” ahora como tormenta tropical, se localiza nuevamente en el mar y originará potencial de lluvias torrenciales con puntuales extraordinarias, rachas de viento superiores a 80 kilómetros por hora y oleaje elevado de 3 a 5 metros en las costas del occidente del país y costa sur de Baja California Sur.

Las precipitaciones, puntualizó, podrían generar deslaves, aumento en los cauces de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas de dichas regiones.

Comentarios

Load More