Detienen a nueve independentistas de Cataluña acusados de preparar ataque explosivo (Video)

Uno de los cateos de la Guardia Civil. Foto: Tomada de video Twitter @guardiacivil

MADRID (apro).-  La Guardia Civil detuvo este lunes a nueve personas pertenecientes a los movimientos independentistas catalanes que supuestamente preparaban acciones violentas ante el segundo aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre y la sentencia del juicio del procés, prevista para las próximas semanas.

El instituto armado informó en un comunicado que a los miembros del autodenominado Comité de Defensa de la República (CDR) detenidos, les encontraron “precursores para la confección de explosivos, susceptibles de ser empleados en la fabricación de artefactos”, en concreto, un explosivo de fabricación casera denominado termita.

Los diez registros sorpresa que realizó personal de la Guardia Civil y la Fiscalía a primera hora de la mañana, fueron ordenados por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, como parte de una investigación sobre las actividades radicales de los CDR.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional emitió una nota sobre la operación en la que se refiere a los detenidos abiertamente como un “grupo terrorista de índole secesionista catalán”, al imputar a los detenidos delitos de rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos.

Asegura que los diez registros tuvieron el objetivo de incautar pruebas que evidencien “el avanzado grado de preparación de sus proyectos terroristas con fines secesionistas”.

La operación, confirma, se lanzó ante “la certeza” de que “las acciones se iban a perpetrar aprovechando el período comprendido entre el aniversario del referéndum del 1-0 de 2017 y el anuncio de la sentencia del juicio del Procés”.

Fuentes de la investigación citadas por el diario La Vanguardia, de Cataluña, aseguran que los posibles artefactos estaban prácticamente listos y que iban a ser utilizados en un acto de sabotaje tras conocer la sentencia del juicio de los líderes independentistas presos. Según estas fuentes, el plan previsto era utilizar este material en actos de sabotaje como respuesta a la sentencia, que consideran que será el punto de partida para una respuesta violenta por parte de los CDR.

Uno de los detenidos tenía en su poder planos de una institución gubernamental, que el sitio web del diario El País asegura que podría tratarse de un cuartel de la Guardia Civil ubicado en Cataluña.

Desde las 5:00 horas de este lunes 500 elementos de la Guardia Civil realizaron diez registros simultáneos en domicilios en las localidades de Santa Perpètua, Mollet del Vallès y Cerdanyola del Vallès, en la provincia de Barcelona, donde fueron detenidos los nueve miembros de los CDR, y se incautaron evidencias sobre la preparación de ataques violentos contra de edificios de instituciones públicas.

Los detenidos, ninguno de ellos con antecedentes penales, forman parte de los denominados Equipos de Respuesta Técnica, el ala más antisistema y radical de los CDR, según las fuentes de la investigación.

Aparte de los precursores para la elaboración de artefactos explosivos, fueron incautados abundante documentación y material informático para su estudio y análisis, según el comunicado de la Guardia Civil.

En declaraciones a Radio Nacional de España (RNE), el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, comentó que la operación iniciada por orden judicial llevó a las detenciones ante la “posible comisión de delitos de carácter violento”, y dejó abierta la posibilidad de que se realizan “más registros y más detenciones”, debido a que “la operación está abierta y todas las posibilidades caben”.

No nos detendrán: CDR

A través de Twitter, los CDR respondieron haciendo un llamado a “hacer frente a la represión contra el movimiento independentista”. “La maquinaria de las fuerzas represoras del Reino de España nos pone en el punto de mira. Por mucho que hagan registros indiscriminados y detenciones arbitrarias, no detendrían a un pueblo convencido y combativo”.

Este hecho provocó diversas reacciones tanto en Barcelona como en Madrid. Aunque se negó a responder las preguntas de los periodistas, el presidente de Cataluña, Quim Torra publicó un mensaje en Twitter, “la represión sigue siendo la única respuesta del estado español. Están intentando construir un relato de violencia antes de la sentencia del juicio del procés. No lo conseguirán. El movimiento independentista es y será siempre pacífico”.

La portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Marta Vilalta, declaró que estas detenciones son una “nueva ola de represión” hecha para “asociar el independentismo y el terrorismo”. Y afirmó que esta operación les genera enorme preocupación porque se quiere “criminalizar” un movimiento que ha sido “pacífico, legítimo y democrático”.

Desde el exilio en Waterloo, el expresident Carles Puigdemont posteó en Twitter que, “primero detienen y después buscan pruebas que no aguantan ninguna de las graves acusaciones”.

La Asociación Nacional Catalana (ANC) también reaccionó vía Twitter apuntando que se hicieron “nueve detenciones arbitrarias para intimidar y criminalizar el movimiento independentista en las puertas de la sentencia. No cederemos a su chantaje”.

Comentarios

Load More