Presume gobierno de AMLO reversión en debacle petrolera y refinación

El presidente López Obrador y el titular de Pemex, Octavio Romero, durante la conferencia matutina en Palacio Nacional Foto: Benjamín Flores

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – En el cambio de administración, Pemex se encontraba en una situación deplorable y, de no haber intervenido con presupuesto, habría “una crisis tremenda” en la petrolera y en la economía del país, afirmó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al dar a conocer diferentes indicadores para acreditar que se frenó la debacle en la producción, así como una recuperación en marcha tanto en la exploración y producción de petróleo crudo como de los derivados procesados por el Sistema Nacional de Refinación, el mandatario aseguró que “había un plan perverso” para acabar con Pemex y con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a partir de la Reforma Energética.

En su conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador insistió en la corrupción de los gobiernos pasados, ejemplificando con la proliferación de contratos a particulares.

“Entregaron los contratos a particulares y apenas una empresa extranjera, de los 107 contratos, está produciendo una cantidad, por cierto, marginal, muy limitada”, dijo.

Acompañado por la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y por el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, el titular del Poder Ejecutivo presumió los avances de su política petrolera fueron y lo expuso como la segunda prioridad de la administración.

De acuerdo con Octavio Romero, la recuperación en la producción no sólo revirtió la debacle, sino que, al finalizar el presente año, habrá reservas superiores en 12% al registro actual.

El cierre de año para la petrolera fue estimado por el titular de Pemex en una producción de un millón 800 mil barriles diarios, lo que calificó como un incremento sostenido y, si bien el incremento registrado hasta ahora es ligero, permite observar que la debacle se revirtió y la tendencia es al incremento: de un millón 702 mil barriles diarios de petróleo que hubo en noviembre de 2018 y la caída a un millón 626 mil barriles diarios en enero, la producción en Pemex es hoy de un millón 715 mil barriles y ascenderá hasta el millón 800 mil barriles al cerrar 2019.

El estimado se basa en la producción que esperan de algunos pozos en los campos Xikin 22 y Cibix 1 y 1001, que entrarán en operación en noviembre, lo mismo que Quesqui 1, Valeriana 1 y Chejekbal 1; Ixachi 1, Yaxche 100 y Ixachi 2001, que entrarán en operaciones en diciembre.

Este mes, Pemex registrará un estancamiento en su producción como ya ocurre desde hace días, debido a diferentes acciones de mantenimiento correctivo.

Además, en la conferencia de prensa, la titular de Energía, Rocío Nahle dio a conocer los datos de activación de las seis refinerías como parte del plan del actual gobierno por incrementar la producción de gasolinas y otros derivados, a fin de reducir la importación.

El crecimiento es en 20% de carga de petróleo crudo para la obtención de gasolinas, aceites y lubricantes.

Según Nahle, en diciembre recibieron una operación en las refinerías de 507 mil barriles diarios, con aprovechamiento de la capacidad de producción al 32%. A diez meses de distancia, la funcionaria aseguró que la producción se ubica ya en 814 mil barriles diarios, que equivalen a 52%.

Para diciembre, la secretaría de Energía espera que la producción se eleve a 900 mil barriles diarios.Dicho incremento, dijo Rocío Nahle, es producto del mantenimiento básico y emergente, la procura y adquisición de refaccionamiento y rehabilitaciones, esto último aún en proceso, con una inversión de 12 mil 500 millones de pesos.

La funcionaria destacó que las intervenciones en la infraestructura de refinación se están realizando de manera directa, es decir, con personal de Pemex

Finalmente, el presidente López Obrador reiteró que el rescate de Pemex será “la palanca del desarrollo” para el país, cuyas ganancias a mediano plazo se utilizarán para desarrollar la producción agropecuaria y hacer al país autosustentable en energía y alimentos.

Comentarios

Load More