Delincuencia costó 286 mmdp en 2018 a los hogares mexicanos: Inegi

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Foto: Especial El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La delincuencia desatada en el país costó a los hogares mexicanos 286 mil millones de pesos, cifra equivalente al 1.5% del Producto Interno Bruto en el 2018, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al dar a conocer la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Inseguridad (ENVIPE), el Inegi detalló que las medidas preventivas representaron un gasto estimado que asciende a 102 mil millones de pesos, mientras que las pérdidas por victimización representaron los 184.3 mil millones de pesos restantes.

Las víctimas de robo total de vehículo tuvieron una pérdida promedio de 25 mil 816 pesos; mientras que las personas que sufrieron fraude perdieron ocho mil 277 pesos en promedio; por el robo en casa habitación, las personas pierden un promedio de cinco mil 684 pesos; mientras que por robo o asalto en calle, los mexicanos pierden un promedio de cinco mil 362 pesos.

De acuerdo con el Inegi, durante el 201, se estimaron 24.7 millones de víctimas de 18 años y más a nivel nacional, lo cual representa una tasa de 28 mil 269 víctimas por cada cien mil habitantes durante 2018, esa cifra es estadísticamente inferior a la estimada en 2017 que fue de 29 mil 746 personas víctimas de por lo menos un acto de delincuencia.

La incidencia delictiva en los delitos personales, es decir, aquellos que afectan a la persona de manera directa y no colectiva (tales como el robo a casa habitación), es mayor en los hombres para la mayoría de los delitos, excepto para los delitos sexuales.

En estos últimos, las mujeres se ven más vulneradas al registrar una tasa de incidencia de dos mil 747 delitos por cada cien mil mujeres, cifra estadísticamente igual a los dos mil 733 delitos estimados en 2017.

En otras palabras, se contabilizan 11 delitos sexuales cometidos a mujeres por cada delito sexual cometido a hombres, por lo que hay alerta máxima en cuanto a la violencia contra las mujeres.

De los 33 millones de delitos que registró el Inegi en el 2018, la mayoría corresponden al robo o asalto en calle o transporte público; le sigue la extorsión; el fraude, el robo total o parcial del vehículo; amenazas verbales; así como el robo a casa habitación.

A nivel estatal, las entidades federativas donde se incrementó la incidencia delictiva fueron Baja California Sur, Colima, Ciudad de México, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Yucatán

Cifra negra se mantiene

La ENVIPE arrojó que la cifra negra, es decir, la no denuncia a nivel nacional en 2018 fue de 93.2%, cifra estadísticamente equivalente a la estimación de 93.2% en 2017.

Es que entre las principales causas para no denunciar delitos ante las autoridades por parte de las víctimas destaca la pérdida de tiempo con 31.7% y la desconfianza en la autoridad con 17.4%, dentro de las causas atribuibles a la autoridad.

El asunto es que la impartición de justicia se ha quedado rezagada, pues la encuesta señala que del total de averiguaciones previas iniciadas por el Ministerio Público, en el 51.1% de los casos no pasó nada o no se resolvió la denuncia.

De hecho, sobre la percepción de corrupción con respecto de las autoridades de seguridad y de justicia, 76.6% de la población de 18 años y más considera que la Policía de Tránsito es corrupta, seguida de los Jueces con 68.4%.

Así la situación, el Inegi informó que el 67.2% de la población de 18 años y más considera la inseguridad como el problema más importante que aqueja hoy en día, seguido del desempleo con 32.8% y con el aumento de precios 28.1%.

La población manifestó sentirse insegura en espacios como los cajeros automáticos, el banco, el transporte público, la calle, la carretera, el mercado, el parque o centro recreativo, el centro comercial, la escuela, el automóvil, en el trabajo y hasta en su casa.

 

 

 

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More