Nancy Pelosi anuncia el inicio del proceso para someter a juicio político a Donald Trump

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Foto: Andrew Harnik/AP La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Foto: Andrew Harnik/AP

WASHINGTON (apro).- La líder demócrata y presidenta de la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense, Nancy Pelosi, anunció el inicio del proceso legislativo para enjuiciar políticamente al presidente Donald Trump por violaciones constitucionales.

“Estoy anunciando que la Cámara de Representantes iniciará los procedimientos oficiales de una investigación de juicio político (impeachment), y estoy autorizando a seis comités a que procedan con sus investigaciones sobre el asunto”, declaró Pelosi en el Capitolio.

“El presidente debe ser sometido a una rendición de cuentas”, ya que “nadie está por encima de la ley”, explicó la líder demócrata, en clara referencia a las posibles violaciones constitucionales cometidas por el mandatario republicano.

“Esta semana el presidente (Trump) admitió haber pedido al presidente de Ucrania tomar acciones que lo podrían beneficiar a él políticamente. Las acciones de la presidencia de Trump revelan el despreciable hecho de traición a la oficina ejecutiva, traición a nuestra seguridad nacional y traición a la integridad de nuestras elecciones”, subrayó.

El pasado 25 de julio, Donald Trump habló por teléfono con Volodymyr Zelensky, presidente de Ucrania, y, según un “soplón” que alertó a los sistemas de inteligencia, el mandatario estadunidense hizo “promesas” a su homólogo, a cambio de conseguir información para desprestigiar a Joe Biden, exvicepresidente y aspirante a la nominación presidencial del partido demócrata.

Funcionarios de la Casa Blanca que hablaron con diferentes medios de comunicación, a condición del anonimato, revelaron que el 18 de julio pasado, ocho días antes de que llamara a Zelensky, Trump ordenó suspender la entrega de aproximadamente 400 millones de dólares en asistencia militar a Ucrania.

Los funcionarios que filtraron la información develada por el “soplón” subrayaron a los medios estadunidenses que en un “quid pro quo” (me das y te doy), Trump solicitó a Zelensky que indagara el caso de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente, cuando trabajó como integrante de la mesa directiva de una empresa de la industria de gas en Ucrania.

“Un día tan importante en Naciones Unidas, con mucho trabajo y éxito, y los demócratas con toda intención han arruinado y menospreciado lo logrado con más noticias basura que son una cacería de brujas, muy mal para nuestro país”, fue la primera reacción de Trump en Twitter, tras el histórico anuncio de Pelosi en el Capitolio.

“ACOSO PRESIDENCIAL”, anotó Trump en otro mensaje en su cuenta personal en la misma plataforma.

Un par de horas antes de que Pelosi anunciara el inicio de la investigación para enjuiciar al mandatario estadunidense, éste informó –también en Twitter– que mañana daría a conocer la transcripción de su conversación con Zelensky.

“Ellos nunca vieron la transcripción de la llamada. Una cacería de brujas total”, remató en otro mensaje.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1176604222709751809?s=20

Con el banderazo de la investigación legislativa, seis comités de la Cámara de Representantes liderados por el Comité Judicial realizarán audiencias para llevar a cabo la investigación que tiene como finalidad poner en el banquillo de los acusados a Trump.

La primera de esas audiencias se realizará este jueves 26 en el Comité Judicial, donde el inspector general de la Dirección Nacional de Inteligencia será cuestionado sobre los detalles de la alerta del “soplón” que conllevó a Pelosi a iniciar el procedimiento contra el ocupante de la Casa Blanca.

Es irónico que Trump se haya librado de ser enjuiciado por el caso Rusiagate, luego de que el exfiscal independiente del Departamento de Justicia, Robert Mueller, lo exoneró de coludirse con Rusia para socavar las elecciones presidenciales de 2016, y que ahora pueda ser enjuiciado por buscar la asistencia de Ucrania para lo mismo, pero con miras a la elección del 3 de noviembre de 2020.

Esta sería la cuarta ocasión en que un presidente de Estados Unidos enfrenta un procedimiento legislativo para enjuiciarlo. El último juicio político a un mandatario por mentir bajo juramento se inició el 8 de octubre de 1998 en contra de William Jefferson Clinton, por el escándalo sexual con Mónica Lewinsky, exbecaria de la Casa Blanca.

Comentarios

Load More